Economía municipal

El Ayuntamiento pagará este año unos 17 millones por su deuda financiera

  • Los gastos financieros se han podido reducir respecto a 2018 tras reagrupar la mayoría de los préstamos en uno

  • El Consistorio cerrará el ejercicio aumentando su deuda viva

La alcaldesa, Mamen Sánchez, durante el pleno celebrado a mediados de este mes. La alcaldesa, Mamen Sánchez, durante el pleno celebrado a mediados de este mes.

La alcaldesa, Mamen Sánchez, durante el pleno celebrado a mediados de este mes. / Manuel Aranda

La deuda financiera que tiene el Ayuntamiento, que será de unos 733 millones de euros a finales de este 2020, le supondrá unos gastos de unos 17 millones de euros en este ejercicio en concepto de amortizaciones e intereses. Hasta el momento, y con datos recogidos en el avance de ejecución presupuestaria hasta el pasado día 15, el Consistorio ha reconocido ya unas obligaciones de pago que superan los 13,6 millones.

Ahora bien, se espera que este importe se incremente al cierre del año dado que aún no se ha producido, entre otros gastos, el vencimiento de los intereses generados por el principal préstamo que tiene el Consistorio, uno cuyo importe ronda los 594 millones de euros y que sirvió para reagrupar buena parte de los créditos que ha recibido el Ayuntamiento del Ministerio de Hacienda desde 2012.

Así, se prevé que en próximos días se cargue en la cuenta municipal un gasto de unos tres millones de un crédito que en sus dos primeros años de vigencia solo se pagan intereses (este se liquidará en 2045). Ahora bien, la delegada de Economía, Laura Álvarez, ha apuntado en varias ocasiones que este reagrupamiento permitirá una importante rebaja de los costes financieros para el Ayuntamiento.

El presupuesto municipal de este año contempla un ligero incremento de los gastos financieros en relación con 2019. Según el avance presupuestario del año pasado, se abonaron unos 18 millones de euros en concepto de amortizaciones e intereses por los préstamos que el Ayuntamiento tiene suscritos. Mientras tanto, para este ejercicio se han consignado 18,4 millones. Eso sí, estos importes son notablemente inferiores a los de ejercicios anteriores. En 2017, según las liquidaciones aprobadas, los gastos financieros ascendieron a 37,7 millones; mientras, en 2018 el coste fue de 26,3 millones.

Los mayores gastos financieros se los lleva, como es lógico, la amortización de préstamos. Así, de los 9,1 millones que estaban previstos, se han abonado ya unos 8,9 millones. No obstante, y gracias al reagrupamiento al que se acogió el Consistorio meses atrás, ha podido rebajar este importe en este y en sucesivos presupuestos gracias a periodo de carencia de dos años que se aplica a estos créditos.

En relación con la liquidación de intereses, el Ayuntamiento ha reconocido obligaciones de pago por algo más de 505.000 euros hasta el momento, aunque el presupuesto municipal contempla unos 3,9 millones de euros. Se está ahora a la espera del vencimiento del nuevo préstamo para que el importe final se acerque a las previsiones iniciales.

En el presupuesto de este año, se preveía unos gastos por intereses de demora de 4,8 millones, un importe superior a los poco más de cuatro millones abonados el año pasado. Hasta el pasado día 15 se habían reconocido gastos por valor de 3,6 millones. Eso sí, esta cifra ha disminuido notablemente respecto a ejercicios precedentes. En 2017, el Ayuntamiento tuvo que abonar unos 7,9 millones por los retrasos en el pago de sus obligaciones financieras y en 2018, unos 10,5 millones.

En cuanto a los ingresos, en este año el Ayuntamiento ha recibido unos 38,8 millones en préstamos procedentes de las líneas de crédito del Ministerio de Hacienda. Por este motivo, se cerrará el año con un incremento de la deuda financiera (el año comenzó con un pasivo financiero de 699 millones).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios