Jerez

Fivesur suspenderá pagos si la banca no responde en días

  • Los proveedores de la constructura piden ayuda a la Junta y el Ayuntamiento conscientes de que la 'quiebra técnica' puede ser a esta hora casi "inevitable"

Los proveedores de la constructora Fivesur SL, unos 250 entre contratas, autónomos, pequeñas y medianas empresas, volvieron ayer a reunirse con la dirección de la constructora después de que los pagarés correspondientes a enero, al igual que los de diciembre, fuesen todos, como estaba cantado, devueltos por la banca. Según varios de los afectados, la deuda de la constructora asciende ya a unos 9 millones, pero las cifras no están claras y precisamente ayer trataban de ponerse en orden a todos los niveles.

En primer lugar, los acreedores nombraron a cinco portavoces más un representante jurídico, Adriano de Ory, que se encargará ahora de trasladar sus preocupaciones a organismos y administraciones varias. Para empezar, ayer firmaron un escrito que llegará hoy al Ayuntamiento y la Junta de Andalucía en el que los proveedores piden ayuda expresa de ambas administraciones "para salvar a Fivesur". Si ambas no respaldan a la constructora y la banca no le concede el préstamo, el concurso de acreedores, esto es, la presentación de la suspensión de pagos, será "inevitable", según confirmaron a este medio fuentes de la empresa y de los proveedores, que también saben lo que les va en ello.

Por la mañana, todos mantuvieron la idea de defender los intereses de la constructora como si fuese "nuestra propia empresa", declaró un portavoz. Ésta les hizo saber que "pondremos toda la carne en el asador" y, de hecho, les manifestó que tiene bienes inmuebles por valor de 6 millones que está dispuesta a poner sobre la mesa para saldar, al menos, parte de la deuda. También comunicó que tiene por cobrar unos 6 millones de euros, según confirmó el propio Antonio Saborido (administrador único) a este medio. De esta cantidad, el Ayuntamiento, por cierto, debe más de 500.000 euros. Pero en todos los casos al final es la banca la que tiene la última palabra.

Fivesur aún mantiene la esperanza de que las entidades, al tiempo, les concedan un crédito a corto plazo para pagar parte de la deuda y otro a largo que le permita salir a flote. El martes es la fecha señalada, según los proveedores, en que la banca ofrecerá una última respuesta a la Junta sobre el particular. Como está dicho, la Consejería de Empleo ha pedido a 19 entidades que apoyen a la constructora.

Pero a medida que pasan los meses -la empresa empezó a devolver pagarés en octubre pasado- la cantidad necesaria va a más. De hecho, la posibilidad de presentar la suspensión de pagos no ha sido descartada por la empresa. Si los bancos no acuden en su auxilio no le quedará otra salida que el arbitrar ese procedimiento en virtud del cual se logra un acuerdo con sus proveedores para establecer y acordar un calendario de pagos y así poder seguir con la actividad una vez superada la crisis. Los propios acreedores son partidarios de agotar todas las vías para impedirlo: "Otras causas perdidas como Delphi han recibido apoyo de la Junta y después han cerrado. En cambio, una empresa jerezana todavía no ha visto una solución a su crisis", lamentó ayer Moisés, uno de los afectados.

El baile de cifras es mareante: los proveedores calculan que en juego están no menos de 1.500 puestos de trabajo, así como 250 proveedores: "Si Fivesur va a la quiebra, nosotros también", declaró ayer Salvador, otro de los afectados. Y no pocas empresas han tenido que prescindir ya de trabajadores a la vista de la situación, hace semanas: "Ya han desaparecido unos 500 empleos", subrayó. Hay empresas a las que se le deben hasta un millón de euros y, quizá lo más llamativo, es que todas siguen "apostando por ellos", Fivesur, claro está.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios