Impacto del coronavirus Las bodegas no prevén recuperar la facturación previa a la crisis hasta 2022

  • Fedejerez apunta a una caída de los ingresos por ventas del 30%, aunque más acusado en las pequeñas

  • El Marco se prepara para retomar la actividad enoturística tras el parón del Covid

Turistas en una bodega del Marco, que se prepara ya para retomar la actividad enoturística. Turistas en una bodega del Marco, que se prepara ya para retomar la actividad enoturística.

Turistas en una bodega del Marco, que se prepara ya para retomar la actividad enoturística.

Las bodegas del Marco de Jerez ven con especial pesimismo el futuro inmediato del sector. Así lo corrobora Fedejerez, que al hilo de una consulta publicada por la Federación Española del Vino (FEV), la segunda que realiza entre sus asociados para medir los efectos del Covid, asegura que la inmensa mayoría de las bodegas jerezanas consideran que no podrán recuperar la facturación previa a la crisis antes de 2022, la opción mayoritaria del sector en España, donde sin embargo el 35% de las firmas bodegueras piensa que esa recuperación se plasmará el próximo año.

En lo que sí coinciden las bodegas jerezanas con las del resto del país es en la gravedad del impacto de la crisis sanitaria, más grave si cabe entre las microempresas (menos de 10 trabajadores y de 2 millones de euros de facturación), que promedian una caída de la facturación en el primer semestre del año del 54%, frente a la reducción de en torno al 30% en las grandes casas del vino.

Dentro y fuera del Marco, el sector bodeguero estima que sus ingresos por ventas sufrirá un descenso medio de cerca del 30% en el presente ejercicio. Según la actualización del cuestionario de la FEV, que coincide con la finalización del estado de alarma, la merma en los seis primeros meses se acerca al 39%.

El 94% de las bodegas españolas sigue considerando que se han visto “bastante”, “gravemente” o “muy gravemente” afectadas por la pandemia, solo un 2% menos que en la anterior encuesta realizada hace dos meses.

Sólo el 35% de las bodegas españolas cree que podrá recuperar el nivel de ventas el próximo año

Por canales, la hostelería ha sido sin duda el más afectado tras más de dos meses de cierre total y su posterior reapertura gradual con límites de aforo. Esto ha provocado caídas de ventas de las bodegas de hasta el 65% a nivel nacional y del 49% a nivel internacional. La consulta refleja que también se ha visto afectado, aunque en menor medida, el canal alimentación, con una reducción de la facturación hasta junio de entre el 12% (nacional) y el 23% (exportación).

Los datos positivos llegan de las ventas exteriores y online, si bien estas últimas no llegan a compensar, ni de lejos, la caída global pese a su fuerte incremento. Sobre la exportación, el cuestionario recoge que el 60% empieza a percibir cierta mejoría en algunos mercados, en primer lugar el asiático, seguido de países europeos como Alemania, Países Bajos y los países nórdicos.

En el caso de las bodegas jerezanas, las exportaciones también responden mucho mejor que el mercado nacional. La buena respuesta exterior la encabezan los países anglosajones, con Reino Unido al frente, y también se aprecia en las últimas semanas un aumento de los pedidos fuera de las fronteras españolas.

En cuanto a las ventas online, canal que explotan más del 80% de las bodegas españolas, pese a que la facturación ha aumentado un 161% de media desde el inicio del estado de alarma, aún representa un porcentaje simbólico en las ventas totales. Con todo, la inmensa mayoría de las bodegas que comercializan sus productos online ha reforzado su estrategia en este mercado, situación que se reproduce en el Marco, donde según Fedejerez, algunas empresas también han tenido un aumento importante de las ventas a domicilio.

En virtud de estos datos, la FEV considera necesario que la Administración siga apoyando con iniciativas concretas al sector, y aunque aplaude las medidas extraordinarias de apoyo al vino (destilación de crisis, almacenamiento de vino y cosecha en verde), considera que tienen un presupuesto insuficiente y que no se adaptan a las necesidades de las pequeñas empresas.

Y en el ámbito internacional, la FEV pide al Gobierno y a sus socios europeos que sigan trabajando para evitar un ‘Brexit’ duro y eliminar los arenceles adicionales en Estados Unidos, eliminar los aranceles adicionales impuestos por Estados Unidos.

La vuelta del enoturismo

El sector confía en mejorar los resultados en próximas fechas con el reinicio del enoturismo, actividad que regresa con la nueva normalidad y que, de momento, pocas bodegas del Marco han retomado, caso de Osborne, que anunció días atrás la reapertura a las visitas de sus instalaciones en El Puerto.

La patronal bodeguera del Marco asegura, no obstante, que el resto de bodegas está ya en vías de reiniciar la actividad enoturística y están muy concienciadas en la necesidad de adaptarse a las medidas de seguridad, aunque dan por hecho que el turismo internacional sufrirá un descenso considerable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios