Tribunales

Este martes comienzan a declarar los seis hermanos Ruiz-Mateos en el juicio de Palma

  • Un testaferro, Nicolás Faure, no ha  comparecido y la Fiscalía y la acusación particular han solicitado que sea declarado en rebeldía

Los hermanos Ruiz-Mateos sentados este lunes en la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca.

Los hermanos Ruiz-Mateos sentados este lunes en la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca.

La sección segunda de la Audiencia de Palma ha suspendido hasta este martes el juicio a los seis hermanos Ruiz-Mateos por presunta estafa en la compra de un hotel de Mallorca, al que no ha comparecido un acusado de actuar como testaferro en la adquisición, que será declarado en rebeldía.

Este lunes comenzó con las cuestiones previas el juicio a Zoilo, Alfonso, Pablo, Javier, José María y Álvaro Ruiz-Mateos Rivero, y a sus presuntos cómplices Nicolás Faure y Zoilo Pazos, que se enfrentan a sendas peticiones de condena de 6 años de cárcel, el pago solidario de 13,9 millones de euros y 54.000 euros de multa cada uno, por dejar de pagar esos casi 14 millones de euros en la compra en 2006 del hotel Eurocalas.

Faure no ha comparecido ante el tribunal, por lo que la Fiscalía y la acusación particular han solicitado que sea declarado en rebeldía y que se celebre el juicio para el resto de acusados. Al no oponerse la defensa, el tribunal ha registrado la búsqueda y captura de dicho acusado ante la Policía e Interpol y este martes lo declarará en rebeldía y dará continuidad al juicio. Está previsto que el juicio prosiga con las declaraciones de los acusados.

La vista oral ha comenzado este lunes con el planteamiento de las cuestiones previas, entre las cuales el abogado defensor de los seis hermanos Ruiz-Mateos, Juan Manuel García-Gallardo, ha pedido la recusación del tribunal por considerar que no cumple el requisito de garantía de imparcialidad objetiva, porque dos de los jueces firmaron un auto en el que asegura que “prejuzgaron” a los acusados. La sala ha rechazado la petición por entender que el incidente de recusación ya está resuelto en un auto en el que se denegó.

Las defensas han pedido también la nulidad de la declaración como testigo del que fuera responsable de la asesoría jurídica del grupo Nueva Rumasa, y de todos los documentos que aportó a la causa, porque constituiría revelación de secretos porque fue abogado de los acusados.

Las acusaciones han renunciado a la declaración como testigo de dicho abogado, y en cuanto a la documentación, la Fiscalía ha señalado que los documentos tienen validez porque vienen testimoniados por la Audiencia Nacional.

El tribunal ha resuelto que no se trata de una cuestión previa por lo que no es posible resolverla en este momento procesal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios