Jerez

Las obras de plaza Esteve continuarán paradas

  • La Junta rechaza el recurso presentado por el Ayuntamiento contra la orden de paralización

  • Reitera que el Consistorio debería haber solicitado permiso a Cultura para quitar el adoquinado

  • El gobierno local anuncia que recurrirá al Juzgado de lo Contencioso

Las obras de plaza Esteve están paradas desde el pasado 1 de junio. Las obras de plaza Esteve están paradas desde el pasado 1 de junio.

Las obras de plaza Esteve están paradas desde el pasado 1 de junio. / Vanesa Lobo

Las obras de reurbanización de la plaza Esteve y de las calles Corredera y Santa María continuarán paradas. La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía ha comunicado al Ayuntamiento este miércoles que rechaza el recurso presentado contra la orden de paralización que decretó el pasado 1 de junio.

El organismo autonómico se ratifica así en lo apuntado desde hace meses: el Ayuntamiento necesita del permiso previo de Cultura para poder quitar el adoquinado de este céntrico enclave al formar parte de un Bien de Interés Cultural (BIC), tal y como está calificado el centro de la ciudad. En la resolución, insiste en que el Ayuntamiento está procediendo a la “demolición” del pavimento, que tiene la categoría de “bien inmueble” y que forma parte de una “unidad que constituye el conjunto histórico declarado”.  

Ante esta situación, el gobierno local tenía dos opciones: aceptar las tesis de la Junta y pedir la autorización para que se retomen las obras lo más pronto posible o recurrir la decisión ante el Juzgado de lo Contencioso. Finalmente, optará por lo segundo y, tal y como ya avanzara semanas atrás, y ya ha anunciado que va a preparar un recurso por la vía contenciosa porque considera que la resolución del gobierno autonómico busca una "confrontación política, judicializar y por generar retrasos y perjuicios en una actuación que es vital para el desarrollo sostenible del centro de Jerez".  

Ahora bien, sí podrá continuar con las obras de mejora de la red de abastecimiento y saneamiento de la zona y con la modificación de los acerados, puesto que ambas actuaciones no están afectadas por la orden de paralización de Cultura. De hecho, estas se han continuado realizando, aunque seguirá sin poderse actuar sobre la calzada. Eso sí, el ejecutivo tiene previsto solicitar en el recurso que presente en el Juzgado de lo Contencioso que se levante la paralización como medida cautelar, según lo apuntado a este medio por el delegado de Urbanismo, José Antonio Díaz

En la resolución, avanzada por este periódico en la mañana de este miércoles, la Consejería de Cultura ha rechazado todos los argumentos esgrimidos por el Ayuntamiento. Para empezar, el ejecutivo local sostenía que el pavimento es un "elemento constructivo movible", extremo que niega el organismo autonómico. En este sentido, le recuerda a la administración local que tanto el Código Civil como la Ley de Patrimonio Histórico establecen que elementos como el adoquinado de un enclave protegido como BIC tienen la consideración de "bien inmueble".    

Por lo tanto, reitera que el Ayuntamiento no tiene competencias para actuar sobre bienes inmuebles, tal y como establece la normativa de patrimonio. En la resolución señala: "La ejecución de las obras se realizan sobre un bien inmueble, que forma parte de la unidad que constituye el conjunto histórico declarado, por lo que la remoción del mismo supone una demolición".

El Consistorio jerezano había esgrimido también en sus alegaciones que se habían realizado "proyectos similares" en otras vías del centro histórico sin contar con la autorización previa de Cultura. Incluso, acusaba a la administración autonómica de "vulnerar la autonomía local" ya que el 2017 la Comisión Provincial de Patrimonio determinó que el planeamiento urbanístico de Jerez era "suficiente para la protección de los entornos BIC".

En cambio, la Junta rehúsa a contrarrestar este argumento recordando que estas actuaciones no forman parte de las obras puestas en cuestión, aunque le recuerda que han sido "múltiples" las notificaciones realizadas durante los últimos meses sobre la necesidad de pedir autorización al organismo autonómico, sin que el gobierno lo llegara a hacer. De hecho, asegura que en este procedimiento ha tenido como "único fin" la protección "del patrimonio histórico", de ahí que sus decisiones hayan estado sustentadas en "informes técnicos recabando la opinión de técnicos competentes en diferentes disciplinas".  

Las obras, que comenzaron a finales de mayo, contemplan la reurbanización de las calles Corredera, Santa María y Cerrón, además de la plaza Esteve. Para ello, contempla retirar el adoquinado existente, muy deteriorado a lo largo de este recorrido, y su sustitución por asfalto. La obra tiene un presupuesto de algo más de 414.000 euros que serán financiadas en gran medida por fondos europeos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios