Jerez

El Marco aspira a arrancar 3.000 hectáreas con las ayudas de Bruselas

  • La Junta no pondrá límite a las solicitudes, que Asevi y Aecovi animan a presentar

Numerosos viticultores asistieron ayer en el Consejo Regulador a unas jornadas técnicas sobre la OCM (Organización Común de Mercado) del vino que se centraron, básicamente, en los planes de arranque de viñedo previstos en la reforma y con los que el Marco de Jerez aspira a reducir en al menos 3.000 hectáreas su superficie de producción para garantizar el futuro de la viña.

A falta de estimaciones oficiales sobre el alcance final que tendrá esta medida, el sector considera necesaria la reducción de al menos un tercio de las 10.000 hectáreas del Marco para recuperar el equilibrio entre producción y ventas, es decir, para acabar con los problemas de excedentes que arrastra el sector desde hace años y que en su día llevó a las bodegas a plantear la posibilidad de 'desenganchar' entre 3.000 y 3.500 hectáreas para destinarlas a usos distintos de la producción de los vinos amparados por las denominaciones de origen Jerez y Manzanilla de Sanlúcar.

Con la nueva OCM del vino, que entrará en vigor el 1 de agosto, los viticultores pueden acogerse a las cuantiosas ayudas que ofrece Bruselas por el arranque de viñedo y que, según se puso de manifiesto ayer durante las jornadas organizadas por la Consejería de Agricultura, en colaboración con los viñistas independientes de Asevi y las cooperativas de Aeocovi, podría reportar una media de 7.500 euros por hectárea en el Marco, a los que se añadirían 350 euros más del pago único por hectárea mientras se mantenga el actual formato de la Política Agrícola Común (PAC).

El objetivo de las jornadas, explicó a su término el presidente de Asevi, Francisco Guerrero, es empezar a "crear ambiente" entre los viticultores que estén interesados en arrancar para que se "animen" a solicitar las ayudas, para las que el plazo de presentación se abrió hace una semana y se cerrará el 31 de julio.

Pese al límite del 10% fijado a priori por Bruselas para el arranque en las distintas zonas productoras, la Junta de Andalucía anunció ayer a través de un responsable técnico de la Consejería de Agricultura que no pondrá límites a las solicitudes que se presenten en la comunidad autónoma, y por tanto tampoco en el Marco, para aspirar al máximo de las ayudas, cuya cuantía se reducirá del orden de un 10% anual, de ahí la importancia de acogerse en el primer año.

En este sentido, el responsable de Asevi señaló que "el Marco tiene que aprovechar que el primer año los pagos son mayores y que Castilla-La Mancha optará por las ayudas a la destilación para uso de boca del brandy", con lo que, presumiblemente, no presentará muchas solicitudes de arranque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios