Jerez

La Junta exige al Ayuntamiento que mantenga parte del pavimento del Arroyo

  • Le reclama que haga un estudio sobre las zonas "más valiosas" ante las obras previstas en este enclave

  • Le demanda cambios en el proyecto de obras para que pueda acogerse a fondos europeos para su financiación

Imagen de la plaza del Arroyo. Imagen de la plaza del Arroyo.

Imagen de la plaza del Arroyo. / Manuel Aranda

El Ayuntamiento jerezano tendrá que modificar en parte el proyecto de las obras de reurbanización del Arroyo si quiere que esta intervención pueda ejecutarse con cargo a los fondos europeos adscritos a la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) para la provincia. La Junta de Andalucía entiende que la propuesta definitiva no cumple con algunos de los fundamentos que regula el programa de ayudas al que se ha acogido de la actuación, especialmente a lo que se refiere a la protección del pavimento existente, de ahí que le haya conminado a que la modifique.

La comunicación, que va acompañada de un informe elaborado por técnicos de la Consejería de Fomento sobre el proyecto básico y de ejecución de la reurbanización de este céntrico enclave, fue realizada a la Delegación de Urbanismo a finales del pasado mes. En ella, se hace hincapié en la obligatoriedad de mantener parte del suelo existente en la actualidad por el valor patrimonial que tiene.

Así, la administración autonómica considera que “no es pertinente la eliminación de todo el pavimento tradicional existente”, sino que aboga por conservar aquellas partes que sean “más valiosas”, aunque realizando las intervenciones necesarias para su mejora en aquellas zonas donde esté dañado. Asimismo, demanda que se aumenten algunos espacios verdes y reclama una serie de modificaciones de carácter técnico en varios de los documentos que obran en el expediente (como son la memoria del proyecto o el pliego de condiciones, entre otros).

Fuentes de la Junta de Andalucía señalaron que aún hay tiempo para poder ejecutar estas obras con cargo a los fondos ITI, de ahí que inste al Ayuntamiento a realizar las modificaciones necesarias en el proyecto. Si no hay nuevos contratiempos, la previsión es que las obras, que tienen un presupuesto de 1,3 millones y que serán financiadas en más de un 85% con fondos ITI, se pretenden licitar en los próximos meses para que pueda estar en ejecución el año próximo (el plazo de duración de la obra es de seis meses).

Hace unos días, a preguntas de este periódico, el delegado de Urbanismo, José Antonio Díaz, vaticinaba que esta actuación supondría un nuevo enfrentamiento entre la administración local y la autonómica tras los vividos con el sendero ciclopeatonal del río Guadalete o las obras de reurbanización de la calle Corredera y plaza Esteve. En ese momento, el edil ya culpaba a la Junta de querer “retrasar” la intervención ya que aseguraba que, con las objeciones puestas al proyecto, intentaba modificar la filosofía de una intervención que ya había sido aprobada cuando se incorporó a esta línea de subvención con fondos europeos.

Sin embargo, esta opinión contrasta con lo que apuntan los técnicos de la Consejería de Fomento en el informe remitido a finales del pasado mes al Ayuntamiento y al que ha tenido acceso este periódico. En él, se señala que el proyecto técnico elaborado por la Delegación de Urbanismo requiere de una serie de modificaciones para poder cumplir con los requisitos de la convocatoria de la subvención.

Información pormenorizada del valor del suelo

En este sentido se explica que la intervención en el Arroyo cumple con el precepto de “mejora de la funcionalidad del espacio en el que se actúa” puesto que “disminuye el número de aparcamientos, que quedan limitados a plazas reservadas o servicios públicos; reduce las previsiones de tráfico rodado en la zona y aumenta el espacio peatonal y mejora la accesibilidad y seguridad del conjunto del espacio”.

Ahora bien, le advierte de que esta intervención, al desarrollarse en un espacio catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) como es el centro histórico, no solo debe tenerse en cuenta el valor patrimonial de los monumentos que en ella se encuentran sino también el de otros elementos, como es el suelo.

Así, la Consejería de Fomento le demanda que el proyecto incluya una “información pormenorizada” (tanto descriptiva como planimétrica) de los pavimentos que tienen actualmente tanto la plaza del Arroyo como la calle José Luis Díez, así como una “descripción detallada” de todos los elementos viarios (mobiliario, infraestructuras). En este sentido, se le apunta que en este espacio “conviven pavimientos de gran valor ambiental con otros de nulo interés”.

Por ello, le indica que, “una vez reconocidos los pavimentos y su valor cultural y patrimonial”, será “indispensable” que el proyecto contemple “actuaciones para la conservación y puesta en valor de los considerados valiosos”. “En ningún caso estará justificado el levantamiento y retirada de todo el pavimento tradicional del área ya que supondría una pérdida irreparable de valores patrimoniales esenciales de la misma”, apostilla.

Ante esto, le insta a que la actuación contemple “la reutilización del adoquín y otras piezas como bordillos de granito” ya que la Junta entiende que esta solución es “perfectamente compatible con la mejora de la accesibilidad o la disminución del ruido”. De hecho, argumenta que otros ayuntamientos acogidos a este mismo programa han adoptado soluciones similares en este sentido.

En cuanto a las zonas verdes, la Junta de Andalucía insta al Ayuntamiento a que en el proyecto se garantice la conservación del arbolado existente y que se adopten “todas las medidas de protección durante la ejecución de las obras que resulten necesarias”. Asimismo, y aunque valora que las zonas de esparcimiento aumenten en este ámbito, con la ampliación de los espacios peatonales tanto en la plaza del Arroyo (al desaparecer el tramo rodado situado frente a la antigua Comisaría de la Policía Nacional) como en José Luis Díez (donde se hará una zona central ajardinada frente al ambulatorio), aboga por incrementar “las superficies de suelo vegetadas y permeables”.

Una subvención concedida en 2019

Las obras de reurbanización de plaza del Arroyo y José Luis Díez fueron seleccionadas en 2019 por la Junta de Andalucía para que pudieran acogerse al denominado Programa de Regeneración del Espacio Público Urbano, con cargo a los fondos ITI.

La actuación propuesta por el Ayuntamiento, que obtuvo la tercera mejor puntuación de las presentadas por más de una quincena de entidades locales de la provincia, tiene un presupuesto de 1,3 millones de euros de los que 1,2 millones irán con cargo a los fondos europeos. El resto (unos 171.000 euros aproximadamente) iría por cuenta del Ayuntamiento. La previsión es que estas obras puedan ejecutarse a lo largo del año próximo, si no se producen contratiempos. El plazo de la obra es de seis meses aproximadamente.

Cuando el ejecutivo presentó esta intervención en 2017, se apuntó que el área de actuación comprendería el Arroyo, desde la Puerta del Arroyo hasta la plaza de la fuente, y José Luis Díez. Sin embargo, y tal y como reza en el acuerdo de la Junta donde se concedía la subvención, finalmente solo se intervendrá en la plaza del Arroyo, José Luis Díez, el tramo rodado de la plaza de la Asunción y una parte de la calle Padre Luis Bellido (junto a la plaza Plateros). Eso sí, si las condiciones presupuestarias lo permitiesen también se intervendría en la calle Belén.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios