Jerez

El Ayuntamiento recauda menos en 2019 por los ingresos urbanísticos

  • El descenso se debe a una menor recaudación por el Impuesto de Construcciones y las tasas urbanísticas

Un edificio en construcción en El Pelirón. Un edificio en construcción en El Pelirón.

Un edificio en construcción en El Pelirón. / Pascual

Si 2018 fue un buen año para la tesorería municipal gracias a la actividad urbanística, 2019 no ha alcanzado las expectativas. A falta de cerrar la liquidación del pasado ejercicio, y con datos a principios de diciembre, el Ayuntamiento recaudó unos 53,2 millones de euros, unos 1,9 millones de euros menos. Esta disminución se está produciendo fundamentalmente en lo percibido por los conceptos de impuestos sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO) y por tasas urbanísticas.

Según se reflejan en los datos de ejecución presupuestaria fechados a 2 de diciembre, el Ayuntamiento tenía derecho a cobrar unos 1,7 millones de euros por el tributo que hay que abonar por la ejecución de obras. Hace un año, en cambio, el Ayuntamiento había superado ligeramente los tres millones de recaudación. En cuanto a las tasas por licencias urbanísticas, el Ayuntamiento había recaudado hasta el pasado mes poco más de un millón de euros de los 1,6 millones previstos. Hace un año, había logrado alcanzar sus estimaciones, en cambio.

Por lo tanto, el Ayuntamiento va camino de cerrar el año sin cumplir con las estimaciones recogidas en su presupuesto municipal. Hay que tener en cuenta que el Ayuntamiento está actualmente operando con la previsión contable que aprobó para 2018 pues el gobierno local renunció a presentar la de 2019 y aún no ha logrado presentar la de 2020 —se prevé, eso sí, que este documento pueda llevarlo a pleno para su aprobación en próximas semanas—.

El grueso de los ingresos urbanísticos corresponde al Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI), una de las principales vías de financiación que tiene el Ayuntamiento junto a las transferencias estatales —la llamada Participación en los Ingresos del Estado (PIE)— y los fondos de financiación del Ministerio de Hacienda. Ahora bien, por el IBI urbano el Ayuntamiento tenía derecho a cobrar a principios de diciembre unos 45,4 millones, 1,3 millones de euros menos de los previstos.

En la parte positiva, el Consistorio percibió por aprovechamientos urbanísticos —los importes que recibe por el desarrollo de nuevos suelos— unos 414.000 euros, la mayor cuantía recibida por este concepto en los últimos años. En 2018, por ejemplo, este importe alcanzó los 330.000 euros y en 2017 no llegó a los 50.000 euros. Por contra, apenas ha percibido 170.000 euros procedentes de las cuotas de urbanización, según se reflejan en las estadísticas de ejecución presupuestaria.

Tampoco, la venta de solares sigue sin reportar a la tesorería municipal los ingresos previstos. En el presupuesto prorrogado, estimaba unos ingresos de 634.000 euros, una cuantía que no se ha alcanzado en ninguno de los dos ejercicios en los que ha estado vigente esta previsión contable (2018 y 2019).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios