Jerez

Proyectan la urbanización de uno de los últimos tramos pendientes de la antigua travesía de la N-IV

Tramo de la antigua N-IV que aún no ha sido urbanizado.

Tramo de la antigua N-IV que aún no ha sido urbanizado. / Manuel Aranda

La Delegación de Urbanismo está inmerso en la elaboración del proyecto para urbanizar uno de los últimos tramos que aún quedan pendientes de la antigua travesía de la N-IV a su paso por la ciudad. Concretamente, ya se está trabajando en el diseño de la mejora de las zonas peatonales y en la construcción de acerados en el espacio comprendido entre la rotonda de acceso al Zoo y Área Sur y Bodegas Estévez y el enlace con Cuatro Caminos y la Carretera de Sanlúcar.

La actuación comprende en torno a un kilómetro de la antigua travesía que apenas se encuentra urbanizada desde que esta vía dejó de ser una carretera tras la puesta en servicio de la Ronda Oeste a principios de 2007. Durante las dos últimas décadas, se ha acometido la urbanización de distintos puntos de la antigua travesía. No en vano, una de las últimas actuaciones se está ejecutando en la actualidad como es el desdoble de la calzada a la altura de Bodegas Croft, que ya ha entrado en servicio.

Sin embargo, el tramo sur de la vieja N-IV a su paso por Jerez había quedado pendiente, realizándose únicamente actuaciones puntuales. La alcaldesa, Mamen Sánchez, explicó a este medio que la Delegación ya está trabajando en este proyecto, por lo que el Ayuntamiento espera poder ejecutarlo a lo largo del próximo mandato municipal.

Aunque se ha realizado alguna que otra actuación puntual, lo cierto es que este tramo no está habilitado para el paso de peatones. De hecho, a día de hoy solo existe acerado a lo largo del parque de Picadueñas y es inexistente en la margen de la bodega de Estévez y del polígono Guadalquivir. A esto se une que no hay pasos peatonales que comuniquen ambas márgenes.

En el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que entró en vigor en 2010, está incluida la mejora de este tramo como actuación urbanizadora no integrada, que tiene una superficie de unos 43.000 metros cuadrados aproximadamente. En ese momento, se hacía una estimación de que estas obras de urbanización podrían tener un coste de unos 1,5 millones de euros. No obstante, y teniendo en cuenta el tiempo transcurrido, es previsible que este coste se incremente. Además, aún no se ha terminado de redactar el correspondiente proyecto por los que los costes finales aún no están concretados.

Según la regidora, esta actuación forma parte del plan para mejorar los accesos a la ciudad. “Estamos ejecutando un modelo de ciudad que busca hacer un Jerez más humano y más accesible para los peatone”. En este sentido, dijo que, con este tipo de proyectos, se pretende “compactar la ciudad y mejorar sus comunicaciones”. 

Un enclave industrial en desarrollo

Se da la circunstancia de que en la actualidad se está ultimando la tramitación para la puesta en carga de unos terrenos aún por desarrollar en el polígono Guadalquivir. Tal y como informó este medio el pasado año, la firma valenciana Family Cash proyecta construir un hipermercado.

Terrenos donde se proyecta el Family Cash. Terrenos donde se proyecta el Family Cash.

Terrenos donde se proyecta el Family Cash. / Manuel Aranda

Para el desarrollo de su proyecto, este enclave, que tiene una superficie de unos 28.000 metros cuadrados aproximadamente, deberá reurbanizarse en primer lugar para conformar una zona de actividades económicas con tres parcelas y calles interiores. El futuro hipermercado iría ubicado a pie de la antigua travesía de la N-IV. Mientras, al Ayuntamiento de Jerez se cederá un solar de unos 1.557 metros cuadrados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios