Blanca Alcántara. Delegada provincial de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía

"Nosotros no abusamos de las prefabricadas"

  • La responsable de los colegios e institutos hace un balance de fin de curso y anuncia algunas de las intervenciones que están previstas en la ciudad

–¿Qué balance hace del curso que acaba de finalizar?

–Personalmente me encuentro moderadamente satisfecha. Soy consciente de que, con el  volumen de centros, alumnado, profesorado, padres y madres que se administran desde esta delegación provincial no se puede dar satisfacción ni atención personalizada a todos y a todas, pero al menos lo intentamos. Por otra parte, este ha sido un año en el que se han puesto en marcha una serie de innovaciones y parece que han dado buen resultado. Me refiero, por ejemplo, al nuevo sistema de sustituciones del profesorado, que está funcionando muy bien. En la provincia se tarda en torno al día y medio en sustituir a un profesor.  Prueba de ello sería el bajo nivel de incidencias que se reflejan en los medios de comunicación. Por lo demás,  hemos continuado con los respectivos desarrollos de los Planes y Programas que tiene la Consejería y que, a pesar de los difíciles momentos económicos que atravesamos, se mantienen. Es por ejemplo el caso del plan Escuela TIC 2.0., que continúa creciendo y continuará el próximo curso. De hecho, la Consejería ha destinado más de 38 millones a la adquisición de portátiles y demás material informático para el próximo curso.

–¿Cree que le han quedado ‘asignaturas pendientes’ para septiembre?

–La administración educativa, como los propios estudiantes, se examina cada mes de septiembre, pero no porque tenga asignaturas pendientes. Es que septiembre es el momento en que cada año se pone en marcha el curso escolar, que para nosotros es el momento más importante del año y el resultado de todo el trabajo desarrollado en los meses anteriores de planificación, escolarización, asignación de profesorado, obras...

–Y del proceso de escolarización, ¿qué balance hace?

–El balance es bueno y le doy un dato: En Jerez se recibieron un 3.125 solicitudes. De ellas, 2.449 obtuvieron plaza en el centro solicitado como prioritario, y 519 en algunos de los subsidiarios, mayormente el primero de ellos. Con lo que las escolarizaciones de oficio tan solo fueron poco más de un centenar. El proceso de este año  ofrecía no pocas novedades: se habían introducido cambios que afectaban al baremo, a las áreas de influencia de los centros y –sobre todo- a la solicitud única: en este proceso no había segunda vuelta, y los demandantes de plaza escolar tenían que solicitar un centro como prioritario y cuatro más como centros subsidiarios. Pues bien, a pesar de estas novedades, el balance es más que satisfactorio y hay que destacar la transparencia y eficacia que las nuevas normas han demostrado. Entre ellas, es de subrayar la respuesta que ha obtenido el Portal de Escolarización, que ha sido de gran utilidad para un alto porcentaje de los padres demandantes de una plaza escolar.

–¿Cómo han reaccionado los ciudadanos ante el cambio en las zonas de influencia de los colegios?

–No me consta que hayan existido protestas más allá de alguna valoración aislada de alguna Flampa, pero que tuvo un carácter muy genérico y que en ningún momento entró en el fondo de la cuestión. La razón que estuvo detrás de ese cambio es que no podían existir zonas distintas para los centros públicos y para los concertados.  De esa manera, el máximo posible de población ha tenido acceso y posibilidad de solicitar un centro público y concertado, pero en cualquier caso, no estamos cerrados a futuras modificaciones que mejoren la zonificación.

–¿Cómo va a ser su relación en el tema educativo con el Ayuntamiento, ahora que es de distinto signo político?

–Las relaciones entre las instituciones deben ser de lealtad, entendimiento y colaboración. Esos son los términos en los que me planteo la relación con el Ayuntamiento de Jerez y con todos los demás, con independencia del color político de su gobierno.

–Este curso ha habido muchísimas quejas por el mantenimiento de los colegios, algo que es competencia de la Administración local pero, ¿puede hacer algo la delegación provincial para presionar sobre este asunto, sobre todo teniendo en cuenta que tratamos temas de higiene y seguridad de los niños?

–Poco puede hacer la Administración educativa más allá de recordar a los municipios sus deberes legales.

–¿Qué obras hay previstas para este verano en los colegios de Jerez?

–En el colegio Alcazaba se va a hacer una remodelación de los espacios por unos 3.000 euros, en el Miguel de Cervantes se van a hacer unos aseos porque se ha metido una unidad más de 3 años. Esta obra tiene un coste aproximado de 40.000 euros. En el colegio de La Barca también se van a remodelar los espacios para incrementar la escolarización de 3 años, con un presupuesto de unos 3.000 euros y en el Elio Antonio de Nebrija se van a redistribuir los espacios para nuevos grupos, una actuación que tiene un presupuesto d 45.000 euros. Se trata de cubrir el porche para sacar más aulas y esta obra está incluida dentro de la gran obra de actuación. Todas estas intervenciones tienen un coste total de casi 100.000 euros.

–Ha habido quejas de masificación en el instituto Fernando quiñones, donde incluso se han visto obligados a poner aulas prefabricadas, ¿para cuando la ampliación del centro o la creación de un nuevo instituto?

–El instituto Fernando Quiñones no está masificado y cumple de forma excelente su función educativa para un alumnado muy específico, transportado en su mayoría. Ahora bien, debido al crecimiento demográfico experimentado en la zona Este, se hace necesario el aumento de plazas en la zona y, por lo tanto,  habrá que ampliar algunos centros. Mientras esto no se produzca hay que recurrir a la instalación de unos módulos prefabricados como medida temporal. Es la solución que se adoptó de acuerdo con los directores de la zona Este: la concentración del alumnado en un solo centro en lugar de repercutirlo en tres distintos.

–¿En qué quedó el proyecto de ampliación del colegio San José Obrero, donde también tienen prefabricadas, o de construir un nuevo centro en la zona?

–El proyecto no ha sido abandonado. Ya tenemos un proyecto básico  con todas sus infraestructuras, incluyendo comedor y gimnasio. Estamos en el proceso de contratación de la redacción del proyecto de ejecución y a ello seguirá la licitación de obras. Todo va según lo previsto y aprovecho para recordar que no es esta la única ampliación que contemplamos en Jerez, ya que en la misma situación se encuentran los proyectos de los colegios Antonio Machado y La Marquesa. También están siguiendo sus respectivos procesos administrativos la redacción de los proyectos de ampliación de Infantil en el colegio Poeta Carlos Álvarez y en el Elio Antonio de Nebrija.

–Otro colegio con prefabricadas es el Arana Beato, ¿no se abusa demasiado de esta medida que debe ser sólo provisional y para casos puntuales?

–No. Es una solución provisional para resolver problemas de escolarización mientras se construyen las nuevas infraestructuras, de modo que siempre serán necesarias. Son edificios dignos y bien equipados, incluso con aire acondicionado. En Jerez, teniendo una población escolar tan numerosa, con un crecimiento significativo en los últimos años, y pese a que hemos construido tres colegios nuevos y varias ampliaciones, solamente tenemos instalados diez edificios modulares.

–Ahora mismo ya casi son prioritarios los nuevos institutos a los nuevos colegios pero, ¿se han abandonado los proyectos que había de nuevos colegios para Jerez?

–No. Iniciaremos de nuevo los contactos, una vez constituida la nueva Corporación, para completar los compromisos de cesión de suelo para nuevas construcciones. Porque, por ejemplo, está sin completar la tramitación del suelo para el nuevo colegio de la Ronda Este.

–El inicio del curso que acaba de finalizar estuvo marcado por las protestas de los colegios rurales con primer ciclo de Secundaria (semi-D) y aunque se logró solucionar  el tema del transporte, los padres de alumnos de la zona rural siguen temiendo la desaparición de este tipo de centros. ¿Cuál es de verdad su futuro?

–Los padres y los propios centros semi-D tienen el compromiso de que se va a mantener la oferta educativa y de servicios –transporte, comedores, aula matinal...- que cuentan en la actualidad. Con eso debería bastar. Otra cosa es la instrumentalización política que se haga de este colectivo, porque es obvio que se hace. Si no, dígame a qué vino la última movilización, en periodo preelectoral, cuando ya los centros habían recibido la citada confirmación por escrito. Si es que ha habido casos de pueblos en los que miembros de las Ampas se han dirigido a nosotros denunciando el uso –mal uso habría que decir- de los fondos de la asociación para la contratación de autobuses para manifestarse en Cádiz. Y todo ello sin ser aprobado por el respectivo Ampa ni nada por el estilo. En cualquier caso, me gustaría apostillar que aquellos que han hecho bandera de los semi –D en la batalla política no es que hayan obtenido mucho rédito electoral de ello.

–Recientemente se detectó el caso de una profesora en un instituto bilingüe que no tenía la titulación adecuada para impartir clases. ¿Qué falló en este caso?

–Deduzco, porque no es un procedimiento que se realizara en nuestra delegación, que en algún momento del proceso de selección para las bolsas de trabajo se deslizó un error y la profesora fue incluida en una bolsa de Primaria de manera errónea, porque ella era licenciada, pero no maestra. Después, cuando por ella misma se tiene conocimiento de la situación irregular, a mediados de abril, la Administración educativa se vio obligada a normalizar la situación. Otra cosa hubiera sido prevaricar. Pero lo importante es que desde el primer día se produjo la sustitución y los alumnos estuvieron atendidos permanentemente.

–¿Cómo va la implantación de los centros bilingües y las dificultades de encontrar profesores con los requisitos adecuados?

–El próximo curso vamos a tener cinco centros bilingües nuevos, en total serán 117 en la provincia. Además, se han ampliado líneas bilingües en doce centros que ya contaban con el programa. Igualmente, se ha solicitado la ampliación de la enseñanza bilingüe al Bachillerato en cinco centros más,  y se nos ha concedido el primer centro plurilingüe de la provincia, el instituto La Arboleda de El Puerto. Y yendo ya al aspecto del profesorado que me pregunta, hay que destacar el enorme esfuerzo que realiza este colectivo por obtener la titulación lingüística y mejorar su competencia comunicativa, acudiendo a las Escuelas Oficiales de Idiomas en horario de tarde. Para ello, el próximo curso se implantará cuarto de Cursos de Adaptación Lingüística en dichas escuelas para cubrir la demanda de los profesores que tienen que obtener el B2 del Marco Común de las Lenguas. Además los profesores están asistiendo a cursos de Inmersión Lingüística en el extranjero convocados por la Consejería o desarrollando Programas Europeos. También se han abierto bolsas bilingües de diferentes especialidades, con lo que pensamos que no tendremos problemas en cubrir la demanda de los centros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios