Economía municipal

El Ayuntamiento refinanciará buena parte de su deuda con los bancos

  • Se acogerá a una medida que aprobará el Gobierno central en breve

  • Con ella podrá alargar el plazo de devolución de créditos en otros 10 años

  • En 2018 la deuda financiera superaba los 756 millones de euros

La delegada de Economía, Laura Álvarez. La delegada de Economía, Laura Álvarez.

La delegada de Economía, Laura Álvarez. / Miguel Ángel González

El Ayuntamiento pretende refinanciar buena parte de su deuda con los bancos. El objetivo no es otro que reducir los pagos que tiene que atender alargando el tiempo de devolución de los créditos (concretamente en 10 años más, con dos de carencia). De este modo el Ayuntamiento tiene créditos que no terminará de liquidar hasta más allá de 2040.

En la jornada del lunes, la alcaldesa, Mamen Sánchez, y la delegada de Economía, Laura Álvarez, mantuvieron un encuentro con representantes del Ministerio de Hacienda quienes le comunicaron que en unos días el Gobierno central aprobará una nueva línea de rescate a los ayuntamientos con problemas financieros. La medida está pendiente de aprobarse pero en el Ayuntamiento se trabaja en hacer los cálculos y, de este modo, reflejarlos en los presupuestos del año próximo, que ya se están elaborando.

Laura Álvarez incidió en que esta refinanciación de la deuda permitirá reducir los gastos financieros y, por ende, tener más liquidez para otros fines en el presupuesto del año próximo y sucesivos.

Por el momento se desconoce el importe total que será refinanciado ya que, según la delegada de Economía, se siguen haciendo las estimaciones. No obstante, los préstamos a refinanciar serán aquellos que se han suscrito en los últimos años con el Ministerio de Hacienda dentro las medidas de rescate habilitadas para ayuntamientos con problemas financieros.

Desde que se habilitaran los primeros pagos a proveedores en 2012, el Ayuntamiento ha solicitado más de 640 millones de euros (supone más del 85% del adeudo financiero total del Consistorio). Eso sí aún es pronto para saber el montante total de la refinanciación que pedirá el Ayuntamiento y qué préstamos cambiarán de condiciones de devolución.

En el plan de ajuste municipal se establece que, al menos, hasta 2023 el Ayuntamiento continuará incrementando su deuda con las entidades financieras. El último dato conocido, correspondiente al año 2018, se situaba en más de 756 millones de euros. Eso sí, esta cuantía se está incrementando a lo largo de este año ya que el Ayuntamiento sigue acogiéndose a las líneas de crédito habilitadas por el Ayuntamiento. La última fue el pasado mes donde se pidieron más de 31 millones de euros para, entre otros, devolver unas subvenciones que concedió el Estado al gobierno de Pilar Sánchez (PSOE) para ejecutar obras públicas en 2011 y que se destinaron a otros fines.

A mediados de 2015, con el PP en el gobierno municipal, ya se hizo una refinanciación del grueso de la deuda financiera del Ayuntamiento. En aquella ocasión se cambiaron las condiciones de varios créditos por un importe total de unos 506 millones de euros ampliando su tiempo de amortización a de 10 a 20 años y aplicando dos de carencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios