Población en Jerez

La llegada de extranjeros amortigua la bajada de población en Jerez

  • En 2019, creció notablemente el número de foráneos que se empadronaron en la ciudad, fundamentalmente americanos y africanos

  • La emigración nacional se ralentiza

  • El pasado año, 289 jerezanos optaron por marcharse al extranjero

Una imagen de la calle Doña Blanca tomada el pasado jueves.

Una imagen de la calle Doña Blanca tomada el pasado jueves. / Miguel Ángel González

La llegada de extranjeros a la ciudad está logrando aminorar la caída de población que Jerez está sufriendo en los últimos años debido fundamentalmente al descenso de la natalidad. Así, lo refleja la Estadística de Variaciones Residenciales que anualmente publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), cuyos datos correspondientes a 2019 se han dado a conocer esta semana.

Durante el pasado año, y por segundo año consecutivo, fueron más las personas que se empadronaron en Jerez que las que se marcharon. De este modo, la ciudad no solo encadenó dos años consecutivos de saldo por variación residencial positivo, algo que no conseguía desde principios de la década, sino que también hubo un incremento ostensible respecto a 2018 —862 empadronados más en 2019 frente a los 103 contabilizados un año antes—.

Ahora bien, esta magnitud logró ser positiva ya que el número de nuevos jerezanos pudo crecer gracias a la inmigración extranjera. De hecho, en lo que va década, y salvo en 2017, han sido superior el número de foráneos que se afincaron en Jerez de los que se marcharon. En 2019, se empadronaron en la ciudad 1.909 extranjeros mientras que causaron baja 897. El saldo positivo del pasado año (1.012) casi duplica al de 2018 (fue de 630) siendo el más alto de esta década.

En cambio, la variación residencial de nacionales enlazó otro año más de bajada, aunque la caída fue menor respecto a ejercicios precedentes. Así, se marcharon 150 españoles más de los que se asentaron en la ciudad. Un año antes, sin embargo, la diferencia negativa había sido de 527.

El aumento del número de empadronados con pasaporte extranjero ha ayudado a frenar la caída de la población que arrastra Jerez desde 2016, aunque con la excepción de 2017. Según el padrón del INE, en 2018 el censo se redujo en 36 personas y en 2019 en 130 —el último dato oficial es que Jerez tiene una población de 212.749 habitantes—.

A pesar de que Jerez tuvo saldos de variaciones residenciales negativas entre 2012 y 2017, el padrón fue aumentado hasta 2016 gracias a que el crecimiento vegetativo era positivo (había más nacimientos que defunciones). En cambio, esta magnitud pasó a ser negativa en 2018 —hubo 21 muertes más que nacimientos—, un fenómeno que, unido al incremento de la diferencia negativa entre inmigrantes y emigrantes, provocó que las cifras de población comenzaran a decrecer. A día de hoy, el instituto estadístico no ha publicado el crecimiento vegetativo correspondiente a 2019.

De las 5.452 altas residenciales que se contabilizaron oficialmente en el padrón municipal en 2019, casi un 65% correspondieron a españoles. Algo menos de un tercio (1.511) procedían de otra comunidad autónoma y en torno a 1.150 personas habían residido antes en otro municipio de la provincia.

En cuanto a la procedencia de los extranjeros, el grueso tenía pasaporte de países americanos y africanos (en la estadística no se especifica la nacionalidad)— no en vano, tres de cada cuatro nuevos jerezanos de otro estado venían de estos dos continentes—. De los 1.909 extranjeros incluidos en el censo de 2019, más de 1.300 habían tenido su última residencia anterior fuera de España. 258 habían estado empadronados en otra comunidad autónoma previamente y 164 habían residido en otro punto de la provincia.

Mientras tanto, un total de 4.590 personas se dieron de baja del padrón municipal para marcharse a otro lugar, de los que el 80% eran españoles. De los nacionales que dejaron de ser jerezanos, casi 1.700 optaron por afincarse en otra comunidad y algo más de un millar fijó su residencia en otra localidad de la provincia. En 2019 fueron 286 los jerezanos que se marcharon al extranjero, mientras que 189 regresaron (la estadística no especifica que fueran jerezanos retornados).

Mientras, de los 897 que causaron baja en el padrón municipal durante el pasado año, casi el 41% se fueron a residir a otra comunidad autómona. Según el Instituto Nacional de Estadística, 184 se marcharon a otro país.

El padrón municipal señala que Jerez tenía una población en 2019 de 212.749 habitantes, 130 menos que en el año anterior. El pico de habitantes registrado en la ciudad se registró en 2017 cuando se alcanzó la cifra de 212.915.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios