Jerez

La carrera oficial de 2018 tendrá su arranque en la plaza Aladro

  • El consejo prepara las cartas para los abonados de palcos y ya trabaja en horarios e itinerarios

El próximo año las cruces de guía seguirán buscando la plaza Aladro.

El próximo año las cruces de guía seguirán buscando la plaza Aladro. / Manuel Aranda

La carrera oficial de la Semana Santa del próximo año comenzará en el mismo emplazamiento de Aladro según ha podido saber este periódico tras llevar a cabo una toma de contacto con todas las partes implicadas.

Siendo el veinticinco de marzo la fecha del Domingo de Ramos, prácticamente no existe posibilidad alguna de llevar a cabo modificaciones ni cambios. De hecho, se trabaja de lleno en una Semana Santa en la que todo sigue igual. Por su parte, la reunión que estaba prevista para el pasado día 26 de diciembre con la alcaldesa, Mamen Sánchez, se aplazó. La cita está prevista ahora para el próximo día 8 de enero, pero ya es una fecha lo suficientemente retrasada como para que algunos de los hermanos mayores que abogaban por el cambio en el año 2018 hayan decido arrojar la toalla y pensar en clave 2019.

Por otro lado, y según informa el consejo directivo de la Unión de Hermandades, las cartas para los abonados de los palcos ya están preparadas para su envío, sin contemplar modificación para los abonados de Aladro. Asimismo también se quiere manifestar desde Curtidores que los trabajos previos en materia de horarios e itinerarios están bastantes adelantados. Siempre contando con lo que existe a día de hoy sobre la mesa, que no es otra opción que la de Aladro.

Además, habría que comentar que el pasado pleno que fue suspendido por el presidente Dionisio Díaz fue el reflejo de muchas posturas encontradas. En este sentido, se decidió erigir una comisión que estudiara posibles alternativas a la actual carrera, pero siempre viendo como horizonte la Semana Santa de 2019.

Por parte del Consistorio, el mutismo sigue. Y tras algunas consultas llevadas a cabo no se contempla modificaciones algunas, sobre todo teniendo sobre la mesa la casi seguridad de que un cambio precisa también la ejecución de modificaciones de los actuales palcos.

Desde todas las partes, incluidos los hermanos mayores que abogaban por cambiar el próximo año, se asume que Aladro es una realidad para la Semana Santa próxima.

Y todo ello, sin contar con posibles estudios que se deberían de llevar a cabo por parte de la Mesa de Seguridad en el caso de una modificación de la carrera. Unos estudios que podrían arrojar la conclusión de medidas no validas en el caso de un cambio.

Las soluciones que se pusieron encima de la mesa para la hermandad de la Oración en el Huerto, ciertamente afectada con la actual carrera, tampoco han sido bien recibidas en el seno de la cofradía. Por tanto, queda esperar a la celebración de un cabildo de hermanos de la cofradía dominica para consultar una entrada de la cofradía desde la zona del palacio de Marqués de Domecq. Si el cabildo lo respalda, la patata caliente estaría en Bertemati ante el compromiso del obispo, José Mazuelos, de hacer una dispensa especial para esta hermandad y condonar su paso por Aladro.

Finalmente, la Semana Santa de 2018 será prácticamente igual a la del pasado año. Después de tantos movimientos llevados a cabo las fichas se encuentran de nuevo en la casilla de salida. A la espera de que la única modificación posible sea la de un recorte del Huerto que se ahorraría dar la vuelta por Bizcocheros, Caracuel y Santa Rosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios