DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus en Jerez

La cocina gitana, remedio contra el Covid-19

  • Una cocinera jerezana exporta a San Francisco las recetas gastronómicas de la Peña Luis de la Pica

La jerezana Rocío Jiménez, en la cocina de su casa. La jerezana Rocío Jiménez, en la cocina de su casa.

La jerezana Rocío Jiménez, en la cocina de su casa.

Muchos de los visitantes que acuden anualmente a Jerez, sobre todo los que tienen especial relación con el flamenco, saben perfectamente lo bien que se come en la Asociación Cultural Flamenca Luis de la Pica, uno de los pocos rincones del castigado barrio de Santiago en el que todavía se puede apreciar su cultura gastronómica y su hospitalidad.

La pequeña cocina de la peña la regentan Juan y su mujer Rocío, a los que la crisis del coronavirus ha jugado, como a otras muchas familias jerezanas, una mala pasada. Esa necesidad es la que ha incentivado el ingenio de esta flamenca pareja, que ha comenzado a dar clases de cocina gitana a extranjeros, buscando así un sustento económico que les permita “seguir peleando”.

“Siempre me habían propuesto hacer algo así, mucha de la gente que viene al Festival e incluso el bailaor Juan Paredes, pero nunca me he decidido, más que nada porque soy muy mala con internet”, asegura Rocío Jiménez. Sin embargo, como dice el refrán ‘la necesidad, de las piedras hace pan’, así que “no he tenido más remedio que hacerlo con esto de la crisis”, reconoce.

Para explorar este nuevo universo, esta jerezana ha contado con el apoyo de “algunos amigos como el Manteca, que me ha ayudado mucho, con los carteles por facebook y con el programa que me ha instalado para poder hacer una vídeoconferencia”.

De momento, 16 personas han comenzado a conocer los secretos de la cocina gitana de Jerez, personas que pese a estar a casi 9.500 kilómetros de distancia se muestran dispuestas a aprender. “Son todas de San Francisco, y muchas de ellas han venido ya a Jerez y saben cómo cocino”.

Chicharrones, berza gitana, carrillá, sopa de tomate o un buen puchero serán los primeros platos a trabajar. “Yo he aprendido todo de mi madre, pero en casa, no he ido a cursos ni nada de eso, lo que sé es de aprenderlo en casa”, recalca.

Desde hace 9 años trabaja en la cocina de la peña Luis de la Pica, donde se ha convertido en todo un referente, sobre todo con sus chicharrones, “que es lo que dice la gente que más le gusta”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios