Deuda municipal ¿Cuánto debe el Ayuntamiento de Jerez?

  • La deuda total en 2016 ascendía a 942 millones; más de 700 millones corresponde a préstamos con entidades bancarias

  • En noviembre se adeudaban 41,8 millones a los proveedores aunque hay otros 65 millones en facturas por reconocer

  • A la Seguridad Social aún le debe 96 millones

Interior del salón de plenos del Ayuntamiento Interior del salón de plenos del Ayuntamiento

Interior del salón de plenos del Ayuntamiento / Pascual

Aprovechando que el pasado viernes se estrenó el documental ‘¿Quién ha hipotecado mi Ayuntamiento?’, financiado por Ganemos Jerez, este medio se ha hecho una pregunta: “¿Cuánto debe el Ayuntamiento?.El último importe conocido data de 2016. En ese año el Consistorio jerezano arrastraba una deuda total de 942,7 millones de euros, un importe al que habría que sumar otros 100 millones aproximadamente de las empresas municipales. Este es el dato que arroja la cuenta general de ese año, la última aprobada por el pleno municipal.

Este medio pidió al gobierno local un dato más actualizado. Sin embargo, el delegado de Economía, Santiago Galván, explicó que en estos días se está trabajando en cerrar la cuenta general de 2017 para que en próximas semanas pueda presentarse. Ahora bien, insiste en que el Ayuntamiento continúa en la senda de reducir débitos. No obstante, hay algunas estadísticas y publicaciones que muestran datos más actualizados aunque, claro, el importe global solo podrá saberse una vez se cierre la cuenta general.

La deuda con los bancos

A día de hoy, los mayores débitos que tiene el Ayuntamiento son con las entidades bancarias. Según los datos que anualmente publica el Ministerio de Hacienda, a 31 de diciembre de 2017 el Consistorio jerezano tenía un pasivo de 731 millones de euros. La previsión, tal y como se recoge en el plan de ajuste municipal, es que este importe siga creciendo hasta 2020 pues el Ayuntamiento prevé continuar acogiéndose a las líneas de créditos estatales para hacer frente al pago de amortizaciones e intereses —en definitiva, préstamos para pagar préstamos—.

La deuda con las entidades bancarias creció exponencialmente en 2012 cuando el Ayuntamiento se acogió al denominado plan de pago a proveedores, una medida promovida por el Ministerio de Hacienda para que los ayuntamientos redujeran sus impagos de facturas. La medida era hacer frente a estos débitos con un préstamo a devolver en 10 años, aunque tiempo después se extendió a 20 el periodo de amortización.

En sucesivos ejercicios, el Consistorio se ha ido acogiendo a medidas similares —esta línea de crédito pasó a denominarse oficialmente fondo de ordenación— haciendo que en el periodo 2012-2018 el Ayuntamiento haya abonado más de 429 millones de euros en facturas a través de esta vía.

A día de hoy el Ayuntamiento tiene préstamos que no terminará de devolver hasta 2034.

La deuda con los proveedores

Sin embargo, estas medidas de rescate no han propiciado que se haya reducido a cero la deuda con las empresas proveedoras aunque sí la ha disminuido exponencialmente en esta década—en 2011 la deuda con los acreedores superaba los 500 millones, un importe que pasó a la casilla del pasivo con las entidades bancarias al año siguiente por el plan de pagos a proveedores—.

Los últimos datos, correspondientes al mes de noviembre y publicados por el Ministerio de Hacienda, señalan que el Ayuntamiento tenía impagos por valor de 41,8 millones de euros. La reducción de este importe en los últimos meses —hace un año el débito superaba los 78 millones— es uno de los argumentos esgrimidos por su ejecutivo para defender su gestión económica.

Eso sí, reconoce que buena parte de esta disminución ha venido motivada por un cambio en la metodología para contabilizar facturas impagadas pues ahora solo se tienen en cuenta para el cálculo de esta magnitud aquellas que ya están reconocidas.

Pero esta no es la única deuda con los proveedores. Además, hay unos 69,1 millones de euros pendientes de reconocer en el tercer trimestre por las denominadas técnicamente como Opas (Operaciones Pendientes de Aplicar al Presupuesto) o políticamente como ‘facturas en el cajón’. La cuantía se ha mantenido relativamente estable en el pasado año, según los datos que trimestralmente publica el Ministerio de Hacienda.

La deuda con la Seguridad Social

Además, el Ayuntamiento tiene débitos con otras administraciones públicas. La de mayor importe es con la Tesorería de la Seguridad Social por las cargas sociales de la plantilla municipal , a la que se le debe aún unos 96 millones de euros. Desde 2014 hay un calendario de pagos con esta administración para liquidar estas cuantías mensualmente hasta 2023.

El gobierno local lleva tres años intentando que el Ministerio de Hacienda le autorice liquidar este impago con otro préstamo a un interés similar del suscrito para los pagos a proveedores. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios