Jerez

La donación de sangre desciende tras años de ligeros incrementos

  • El Centro Regional de Transfusión Sanguínea encara el verano partiendo de una situación "comprometida"

El Centro Regional de Transfusión Sanguínea (CRTS), ubicado en el hospital de Jerez y que abastece de sangre a todos los hospitales de la provincia y de Ceuta, encara un nuevo verano partiendo de "una situación comprometida", según dijo ayer el responsable de Promoción del centro, Antonio Chacón. Con cerca de 1.000 bolsas de sangre en reserva, está lejos de la cantidad que se considera idónea para tener en stock, unas 1.500 unidades, "con el que tendríamos la tranquilidad no sólo de dar respuesta a la demanda hospitalaria, sino también de estar preparados para cualquier emergencia que surgiese en la provincia o para ayudar a otros centros de transfusión". La situación se complica en épocas como el verano, cuando cierran centros educativos y empresas donde a lo largo del año se realizan colectas de sangre, a lo que se suma que el número de donantes disminuye, porque se encuentran en otros lugares de vacaciones, e incluso las altas temperaturas se convierten en un obstáculo porque retraen a la hora de ir a donar.

El Centro Regional ubicado en Jerez es ya de por sí deficitario. Se precisarían de 180 donaciones diarias, una cifra que no suele conseguirse, ya que se está entre una media de 150 a 160 donaciones, por lo que hay que recurrir a la ayuda de otros centros como el de Granada. "Parece que en Granada hay otra cultura de la donación e influyen también temas poblacionales. Por ejemplo Granada tiene pueblos más pequeños, donde cuando van los equipos móviles para las colectas se convierte en un acontecimiento. A nosotros nos pasa igual con los pueblos de la Sierra, en los que la respuesta es mejor por ejemplo que en una barriada de Jerez", afirma Chacón.

A pesar de todo, el Centro Regional vio incrementadas durante 2012 las donaciones, frente al descenso que se produjo en Andalucía y en otras comunidades autónomas. En la provincia se pasaron de 35.829 donaciones en 2011 a 36.652, aunque Chacón advierte que con las cifras de lo que va de año, 2013 cerrará con menos donaciones que el pasado año. Mantiene además que es aventurado explicar este cambio de tendencia, que ha llevado a un descenso de las donaciones, ya que no se han hecho estudios rigurosos. "Puede influir la situación económica, el hecho de que en localidades pequeñas se haya perdido población porque se ha ido a buscar trabajo en otros lugares, pero no hay nada contrastado".

Ante esta situación la labor de promoción de la donación que se realiza desde el centro es continua. "Es un esfuerzo diario, estamos siempre sensibilizando, haciendo ver que es un problema de todos, que el proceso salud-enfermedad es muy corto y que hoy puedes estar bien y mañana necesitar una bolsa de sangre".

La captación de nuevos donantes es otro de los objetivos, con el fin de reponer al menos a los donantes que dejan de serlo por diferentes motivos. "Cuesta hacer nuevos donantes, pero también es verdad que cuando se les explica que con una donación suya se pueden salvar o mejora la calidad de vida de varios pacientes y que además es un acto sencillo, van cambiando de opinión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios