Empleo Jerez supera la barrera de 62.000 afiliados once años después

  • Marzo se salda con 643 nuevos cotizantes que elevan el total del municipio hasta 62.005, el mayor registro desde diciembre de 2008

  • En el último mes se crearon 20 empleos al día en el municipio jerezano

Un trabajador maneja una grúa en las obras que se ejecutan en una carretera de la ciudad. Un trabajador maneja una grúa en las obras que se ejecutan en una carretera de la ciudad.

Un trabajador maneja una grúa en las obras que se ejecutan en una carretera de la ciudad. / Pascual

Ya son 62.005 afiliados. Hacía once años, en concreto desde diciembre de 2008, que Jerez no lograba superar la barrera de 62.000 trabajadores con alta en la Seguridad Social, igual que en junio pasado se rebasaron los 60.000 nueve años después. El repunte de 643 cotizantes en marzo (+1.04%), que equivalen a veinte empleos creados al día, devuelve a la ciudad a cifras de los inicios de la crisis, aquel fatídico 2008 que comenzó en el entorno de los 70.000 afiliados para acabar con 62.400.

Ese año comenzó el derrumbe de la afiliación jerezana, que se hundió hasta tocar suelo en 2013 con poco más de 52.000 cotizantes, muy lejos ya de los 62.000 alcanzados a último día de marzo tras dos meses consecutivos de subida, en los que acumula 1.837 nuevos afiliados. Y eso que el año comenzó con mal pie.

La subida, similar a la registrada el año pasado, se produce además antes de la avalancha de creación de empleo que acompaña a los grandes eventos de la primavera jerezana, empezando por la Semana Santa, cuyos réditos reflejarán las estadísticas de abril, tras la que en el próximo mes de mayo llegarán el Mundial de Motos y la Feria del Caballo.

Pero igual que en esta época del año se dispara la demanda de mano de obra, según avance el verano y en la estación otoñal, sobre todo, se perderán muchos de los empleos creados debido a su marcado carácter temporal.

Jerez acumula 1.837 nuevos afiliados en dos meses de subida y gana 2.874 en el último año

Hasta entonces, toca alegrarse de la evolución favorable de la afiliación a la Seguridad Social, sobre todo porque a día de hoy en la ciudad hay 2,3 personas que cotizan por cada desempleado, relación que en lo peor de la crisis, en 2013, se desplomó hasta 1,4 cotizantes por cada parado, abocando al sistema a la quiebra técnica –se estima que se necesitan al menos dos trabajadores por cada parado para mantener el sistema de la Seguridad Social–.

En el nuevo escenario, mucho más alentador, el siguiente objetivo del mercado laboral jerezano es recuperar los niveles de antes del estallido de la crisis, en concreto los del ejercicio de 2007, en el que se llegaron a superar los 71.000 afiliados. La meta sigue estando lejos, pero cada vez menos, pues en el último año la diferencia se ha recortado en cerca de tres mil cotizantes, en concreto 2.874 y casi cinco puntos en términos relativos.

Del resultado de marzo, cabe destacar el nuevo récord histórico de los autónomos, que tras superar por primera vez los diez mil afiliados en diciembre, cierran marzo con 10.075 tras un incremento mensual del 0,5%.

Mientras los trabajadores por cuenta propia afianzan su progresión, el Régimen General acapara la mayor parte de la subida de marzo, con un aumento de 572 cotizantes respecto a febrero, el 1,2% más que eleva su particular registro hasta los 48.524 afiliados.

La ciudad ha pasado en los últimos seis años de tener sólo 1,4 cotizantes por cada parado a 2,3

Muchos más modestos son los números del Régimen Especial Agrario (REASS), que se apunta en el último mes una subida en números redondos de una veintena de afiliados (0,8%) con la que pone fin a tres meses de descenso. En su registro, figuran al cierre de marzo 2.528 trabajadores con alta.

Los empleados del hogar, por su parte, repiten el dato de febrero con 859 afiliados y apenas cinco más de los que tenían al inicio del año. El empleo doméstico, a diferencia del resto de colectivos, no levanta cabeza desde que, paradójicamente, en 2013 –el peor año de la serie histórica para el empleo– estableció su máximo histórico por encima de los 1.100 cotizantes.

De hecho, los empleados de hogar y los del régimen agrario son los únicos que ceden terreno en el último año, los primeros con una pérdida de 33 efectivos y el -3,70%;los segundos, con una caída de cerca de medio punto y 26 afiliados.

El Régimen General, en lo que a los doce últimos meses atañe, mantiene un crecimiento próximo al 6%, que en su caso se traduce en una subida de 2.706 cotizantes.

Y los trabajadores por cuenta propia o autónomos se apuntan de marzo de 2018 al mismo mes del presente ejercicio un aumento de 209 afiliados y de algo más del 2% en términos relativos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios