Espacio patrocinado por Alberto Villagrán Inmobiliaria

Hay escritores incapaces de bucear en las posibilidades de la narración

Entrevista con Ignacio Arrabal, escritor y crítico literario Entrevista con Ignacio Arrabal, escritor y crítico literario

Entrevista con Ignacio Arrabal, escritor y crítico literario

Por Marco A. Velo

¿Cómo y cuándo nace su vocación literaria?

Imagino que cuando no me quedó más remedio que aceptar que no teníaninguna de las cualidades necesarias para ser cantante de Rock, que es enrealidad lo que siempre he querido ser. No obstante, desde siempre me hesentido atraído por los libros. Recuerdo que de pequeño los abría y loshojeaba y ya intuía que ahí dentro había mundos que yo no conocía. Y eso esmuy interesante, porque hace poco me preguntaban por mi escritura y yocontesté que mi literatura nace más de la curiosidad que de la imaginación. Esla curiosidad la que me impulsa a escribir.

¿Por qué escribe? ¿Qué le reporta el noble arte de la creación en negrosobre blanco?

Creo que el día que sepa la respuesta es porque habré dejado ya de escribir.Escribir es precisamente la búsqueda constante de esa respuesta. Una búsquedapersonal, porque escribir, tal como yo lo concibo, es algo que nunca termina.

¿Cómo compagina su trabajo en una conocida casa bodeguera consede en Sanlúcar de Barrameda y su entrega familiar con la dedicacióna la literatura?

Como se puede. Es evidente que las obligaciones laborales son de ineludiblecumplimiento. Con respecto a la familia, ese es el gran proyecto de mi vida. Esuna felicidad que tiene la inmediatez constante y diaria de compartir la vida conlos tuyos. Mi mujer y mis dos hijos son los pilares fundamentales sobre los quese sustenta cada cosa que hago. Entre escribir y leer, es esta última actividad laque más tiempo me ocupa, y le puedo dedicar a la lectura más horas de las queen realidad dispongo porque tengo una mujer increíble que me hace todomucho más fácil.

¿Tacha mucho, corrige constantemente, o escribe al hilo delpensamiento?

El tema de las correcciones en literatura es también materia de la propialiteratura. Muchos escritores han hablado sobre eso y han dejado frases desobra conocidas. Corrijo mucho. Me gusta dejar cada frase lo más depuradaposible. Cuando no lo hago y avanzo en el texto, diciéndome que más tardevolveré sobre ella, me doy cuenta de que no puedo, que mi mente se haquedado en esa frase que no está del todo a mi gusto.

¿El escritor ha de interpretar la realidad o debe descodificarla -resetearla- para ofrecer una realidad alternativa?

Para empezar, el escritor ha de escribir y hacerlo bien, algo que es menoshabitual de lo que pudiera parecer. El tema de la realidad es algo cuantomenos muy interpretable. Podríamos decir que cada uno de nosotrosposeemos una realidad que tiene, por descontado, la misma validez quecualquier otra. Una misma realidad será distinta para usted que para mí.Incluso el mismo hecho será visto e interpretado desde dos realidadesdistintas. Hay algunos escritores actuales cuyas novelas no me interesan nada,porque no son capaces de bucear en las posibilidades de la narración y selimitan a llenar páginas con historias facilonas e intrascendentes. Bajo lo quealgunos llaman ‘literatura para divertir’ (que está bien, faltaría más) se escondeen algunos casos una apabullante mediocridad escritora. Eso a mí me revela ypone de muy mal humor, sobre todo porque obvian algo fundamental en unbuen libro: el estilo. Yo me muevo en otras aguas, tanto a la hora de leer comode escribir.