sociedad

Una fiesta religiosa con todo tipo de lujos

  • Las comuniones cuestan a las familias una media de 5.000 euros, según un estudio realizado por la Unión de Consumidores de Andalucía en este año 2017

"Yo la hago por los regalos". Esa afirmación la han realizado decenas de niños refiriéndose al día de su primera Comunión. Ese acto religioso que cada vez tiene menos de religioso y más de social; esa visita casi obligada a la iglesia antes de ir a lo 'importante': el convite. Porque celebrar la comunión queda lejos de ser ese momento en el que un niño o una niña comulga por primera vez con el catolicismo, por mucho que desde la Iglesia se intente convencer a los menores de que sí multiplicando los años de catequesis hasta alcanzar los tres cursos. Como reconoce Manuela, madre de una niña que hace este año su primera comunión en Jerez, "la hace por la tradición, por la fiesta y porque ese día son ellos los protagonistas". En realidad, ningún niño de esa edad sería capaz de valorar lo que significa este acto religiosamente. La capacidad crítica de un menor a esa edad le puede otorgar facultades para decidir sus gustos respecto a su ropa, equipo de fútbol o hobbies callejeros, pero no para determinar su culto.

"Es verdad que nos pasamos", reconoce Manuela sobre el acto de después de la iglesia. Es decir, con el convite y posteriores divertimentos. Su pequeña tendrá un día especial en el que estará rodeada de todo lo que le gusta: "Es un día para que ellos sean protagonistas. Como le encanta el baile, pues le llevaremos un espectáculo para que pueda bailar". Además, la colchoneta hinchable siempre es un acierto, pues la disfrutan todos los invitados; niños y mayores.

Pero, en suma, todo acaba siendo un gasto. Aunque a veces los regalos aminoren los gastos que los progenitores tendrán por la celebración de este día, según un estudio de la Unión de Consumidores de Andalucía (UCA/UCE) el coste medio es de unos 5.000 euros. Pero no se confíen, que éste puede ascender hasta incluso el doble. Por supuesto, la media está encarecida por todos los que pasan el millón de las antiguas pesetas durante la celebración; las hay más baratas.

Según el estudio realizado por la unión andaluza de consumidores, "las dificultades económicas que padecen muchas familias andaluzas, como consecuencia de la crisis y el elevado desempleo, motivan un mayor control de los gastos que conlleva esta celebración. Por eso muchos optan por alquilar naves vacías y hacer una especie de 'barbacoa' familiar'. El estudio destaca que "el banquete es la partida más cara". La propia Manuela comenta: "Últimamente, además, han bajado el precio de los locales de El Portal. Allí se están quedando vacías muchas naves y, para tenerlas cerradas, pues las alquilan para que las familias vayan allí a hacer este tipo de celebraciones".

De hecho, la comunión de la hija de Manuela se realizará en el local de una asociación a la que pertenece. "Yo me siento un poco rara, porque he invitado a 90 personas y las madres de las amigas de mi hija dicen que son entre 30 o 40", reconoce antes de comparar precio: "Al final con más invitados te sale más rentable. Porque si metes un cubierto de 30 euros por invitado...".

Pero el precio también depende de si el que hace la comunión es niño o niña. Eva ha tenido que costear recientemente la de sus dos hijos y explica una diferencia fundamental: "La niña fue más coqueta, quería presumir mucho con los complementos y demás. El niño, no. Le daba vergüenza todo y lo único que quería era irse a jugar con los amigos y el regalo". De ahí se puede deducir que las comuniones más baratas sean la de las niñas, al igual que las más caras. El precio de las comuniones masculinas también presenta oscilación, aunque no tanto. El precio mínimo de niño es de 4.060,89, mientras que el máximo alcanza los 7.5026,65. Casi mil euros de diferencia con el precio más abultado para ellas: 8.535,85. El mínimo femenino es el único que baja a los 3.966,64.

Con todo ello, la unión de consumidores recomienda elaborar "un presupuesto acorde con las posibilidades económicas familiares". Además, insta a los familiares a "no dejarse influir por los reclamos publicitarios" y "no recurrir a créditos rápidos" para poder disfrutar de sin problemas de la fiesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios