Jerez

La gasolina fluctúa en la ciudad casi 10 céntimos en lo que va de año

  • El combustible más barato se compró en torno al 15 de enero y el más caro, el 1 de julio

El consumo de combustibles en la ciudad no levanta cabeza. Según apuntó a este medio el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Estaciones de Servicio, Ángel Zamorano, "el alto paro está provocando que el consumo disminuya, que el coche se coja lo justo y que la actividad económica se haya visto resentida por razones obvias".

Otro factor clave está siendo que el transporte de mercancías -directamente vinculado al sector de la construcción durante los años del 'boom' inmobiliario- haya visto reducidas sus cifras. Los precios, igualmente, tampoco están ayudando a que el consumo de gasolinas y gasoil remonte el vuelo. Siguen siendo muy caros.

Según ha podido saber este medio, la gasolina de 95 octanos, que es la más utilizada por los conductores de turismos y motocicletas, ha tenido una fluctuación de precios que ha oscilado entre los 1,396 euros por litro (el más barato) y los 1,489 euros (el más caro). Se trata de casi 0,1 euros, es decir diez céntimos, 0,093 euros para ser más exactos, 15,47 pesetas, la anterior moneda nacional.

Dichos precios se dieron en las siguientes fechas. Desde que comenzara el año en curso, la fecha en la que fue más barato repostar gasolina de 95 octanos fue en el entorno del pasado 15 de enero, mientras que el más caro se dio el pasado 1 de julio, cuando alcanzó el precio señalado con anterioridad. La segunda fecha con el precio más barato fue pasado 15 de marzo, con 1,419 euros el litro.

En lo que se refiere a la gasolina de 98 octanos, las fechas coinciden plenamente con las de la gasolina de 95: el momento más barato de las mismas se disfrutó justamente en los primeros compases de la siempre temida 'cuesta de enero' y el más caro a comienzos de julio. Los precios en cuestión fueron 1,512 y 1,609 euros respectivamente. La diferencia es prácticamente de diez céntimos (0,097 euros) para ser más exactos.

En lo que se refiere al gasoil, el combustible de los motores diésel y utilizado por la mayor parte de los conductores profesionales, la tónica es radicalmente diferente. La diferencia no fue tan excesiva y los momentos en que se produjeron picos y valles distintos. Los precios más baratos y más caros del año en curso estuvieron separados por apenas cinco semanas de diferencia. Así, el gasoil más económico estuvo a disposición de los conductores en el entorno del pasado 1 de agosto y el más caro sobre el pasado día 8 de septiembre. Los precios en cuestión fueron 1,325 y 1,379. Como se puede comprobar, la diferencia de 5,4 céntimos de euro, la menor de entre todos los combustibles.

Un dato especialmente importante en lo que se refiere al impacto de la crisis económica entre los empresarios de las estaciones de servicio es que las más afectadas continúan siendo aquellas que se ubican en las carreteras, esas vías por las que era muy habitual ver camiones en plena faena y que ahora apenas los ven repostar. Muchas de ellas se han visto abocadas a echar el cierre o a despedir personal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios