Ayuntamiento de Jerez

El gobierno renuncia a presentar un presupuesto hasta después de las elecciones

  • Argumenta que necesita "tiempo" para ejecutar las inversiones previstas

  • Hacienda exige un recorte de 1,5 millones en los gastos para este año

Santiago Galván y Mamen Sánchez. Santiago Galván y Mamen Sánchez.

Santiago Galván y Mamen Sánchez.

El gobierno local renuncia a elaborar el presupuesto municipal de este año y tirará lo que queda de mandato con el de 2018, que ahora mismo está prorrogado. Aunque sigue asegurando que lo tiene "acabado", sostiene que no lo elevará a pleno por lo que será la corporación municipal que salga de las elecciones municipales del próximo 26 de mayo la que tenga que elaborarlo y debatirlo. El argumento esgrimido por el ejecutivo es el retraso en la entrada en vigor del presupuesto vigente, que comenzó a aplicarse a mediados de julio del pasado año. 

Ya la regidora avanzó en una entrevista publicada a final del pasado año por este periódico que el ejecutivo estaba barajando la posibilidad de no presentar las previsiones. Entonces lo achacó a varios factores tales como el rechazo del pleno a subir las tarifas del agua, que obligará al Ayuntamiento a compensar económicamente a la empresa concesionaria del servicio, o la subida de sueldo a los empleados municipales fijada en los Presupuestos Generales del Estado.

Durante la presentación del avance de la liquidación del ejercicio 2018, tanto la alcaldesa como el delegado de Economía, Santiago Galván, incidieron en la necesidad de "tener más tiempo" para poder ejecutar las inversiones previstas en el presupuesto de este año. "El de 2018 es un presupuesto bueno e inversor; es justo que tengamos tiempo para poder ejecutarlo", sentenció Galván. 

Otro argumento esgrimido para justificar esta decisión fue que la alcaldesa aludió a la "enorme carga de trabajo" de los técnicos de la Delegación de Economía que ahora mismo está inmersa en cerrar la liquidación del pasado ejercicio y en terminar las cuentas generales de 2017, que se pretenden aprobar este mes. "Preferimos ir poco a poco que quitar margen de maniobra a los técnicos", dijo. 

Ni la alcaldesa ni el delegado de Economía se refirieron durante su intervención a uno de los requisitos fijados por el Ministerio de Hacienda para aprobar el presupuesto vigente de este año: el recorte de 1,5 millones en la previsión contable de este año. Ahora bien, en una conversación informal con periodistas tras la comparecencia de la pasada mañana, Galván sostuvo que uno de los argumentos que se presentarán ante el Ministerio para evitar esta reducción de gasto serán los resultados avanzados sobre la liquidación de 2018. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios