María José Cano Hoyos| Gerente del área sanitaria “Si el hospital no necesitase tantas obras, este verano no se habrían cerrado camas”

  • Asumió el pasado marzo la gerencia del área sanitaria con el reto de reducir las elevadas listas de espera y de poner al hospital de Jerez “en el lugar que realmente se merece”

María José Cano, gerente del área sanitaria, en su despacho del hospital de Jerez. María José Cano, gerente del área sanitaria, en su despacho del hospital de Jerez.

María José Cano, gerente del área sanitaria, en su despacho del hospital de Jerez. / MIGUEL ÁNGEL GONZÄLEZ

Comentarios 0

Licenciada en Psicología y diplomada en Enfermería, trabaja para el Servicio Andaluz de Salud (SAS) desde 1990. En los últimos años ha alternado la labor sindical ocupando varios cargos en el sindicato CSIF, con la gestión como responsable de distintas unidades y áreas en el hospital de PuertoReal y en el Virgen Macarena. Asegura que no es gerente de estar sentada en un despacho.

¿Se ve todo de muy distinta manera estando a uno u otro lado?

–No hay tanta diferencia porque realmente no somos enemigos y no se puede ser tan parcelistas. Al final el objetivo de todos tiene que ser la mejor atención al paciente y evidentemente tener también al profesional motivado, porque si va a trabajar con ganas, la atención mejorará.

Este área sanitaria era desconocida para usted. ¿Cuáles han sido sus primeras impresiones y qué le preocupa más de lo que ha visto?

– Yo en todas las parcelas profesionales por las que he pasado intento no tener una idea preconcebida. Además si te dejas llevar por lo que te dicen muchas veces te puedes equivocar. Cuando me entrevista el gerente del SAS, Miguel Moreno, y me propone gestionar un área tan grande como el de Jerez para mi es un proyecto muy ilusionante pero sin perder de vista que al ser un área con dos distritos, con un hospital y una dispersión geográfica de la envergadura que tiene este área no era algo fácil, para nada. ¿Qué me encuentro? Pues hay muchísimas áreas de mejora, como en cualquier sitio al que te puedas incorporar, y en unas unidades más que en otras. Hay unidades de referencia en nuestra área, que funcionan estupendamente y hay que alabar además el trabajo excepcional que hacen esos profesionales. Luego tenemos otras áreas con margen de mejora y desde el equipo directivo tenemos que poner las herramientas para que puedan mejorar. Entre las áreas de mejora importantes está el tema de las listas de espera quirúrgicas y de las consultas. Las líneas que nos marca la Consejería es la de reducir esas listas de espera quirúrgicas y es donde se está poniendo ahora el énfasis. Eso no significa que se esté dejando de trabajar en las otras áreas.

"En algunas especialidades hemos pedido que vengan equipos de fuera para quitar lista de espera"

– Se refiere al conocido plan de choque.

– Creo que puede haber un poco de confusión. El plan de choque tiene diferentes patas y el objetivo es reducir las listas de espera quirúrgicas cumpliendo los plazos de los decretos de garantías. La primera pata es la mejora del rendimiento quirúrgico de los quirófanos con los recursos que tenemos. Lo primero que hicimos fue un estudio del rendimiento de todos los quirófanos por especialidades y en función de eso nos hemos ido reuniendo con todos los jefes de servicio de cada especialidad, viendo los datos que teníamos, los errores que a veces puede haber en los registros e intentar mejorar la coordinación para que los tiempos quirúrgicos sean los más rentables. En ese aspecto seguimos trabajando ahora mismo, y una vez que con los recursos que tenemos lleguemos al mejor rendimiento, la segunda parte del plan es lo que se llama la actividad extraordinaria, que es un actividad por un pago extraordinario. A finales de mayo empezamos con algunas de estas actividades de pago extraordinario, que son para los pacientes que llevan esperando más tiempo del que establecen los decretos. Con los profesionales que tenemos no podemos montar más actividad. La intención con este plan de choque es conseguir controlar esa lista que se había disparado y que con la actividad ordinaria tanto de mañana como de tarde no nos volvamos a encontrar con el problema que nos hemos encontrado.

– Con la lista de espera que hay, será una labor a largo plazo.

– Ahora mismo nos estamos centrando más en llegar al máximo en la actividad ordinaria, aunque en los meses de verano, con el problema de las vacaciones, evidentemente tendremos que reducir. No obstante, vamos a mantener la actividad quirúrgica con niveles más altos que en otros veranos. En julio, los quirófanos van a estar al 75%, en agosto, al 50% y en septiembre, se superará el 100% de la actividad ordinaria. En octubre volveríamos a la actividad ordinaria completa en horario de mañana y tarde y a partir de ahí, sí está claro que los rendimientos tienen que estar al 100%. Entonces tendríamos que entrar ya de lleno con la actividad extraordinaria pagada. Sí es cierto que nosotros no estamos excesivamente mal en comparación con otros centros y también es verdad que con este plan hemos conseguido reducir ya alrededor de un 9% la lista de espera.

"No es cerrar camas por ahorrar, el hospital es tan antiguo que el único periodo para hacer obras es el verano"

– ¿Hay muchos pacientes esperando una operación fuera de los plazos de demora que garantizan los decretos?

– Ahora mismo tenemos muy pocos pacientes fuera de plazo, varía por especialidades y en algunas especialidades hemos pedido que vengan equipos de fuera. Por ejemplo, en cirugía de mama tenemos un poco más de demora aunque ya se haya bajado. En los meses de abril, mayo y lo que llevamos de junio, se ha reducido mucho.

– El partido ahora en el Gobierno andaluz fue muy crítico en la oposición con los cierres de camas ¿Cómo justifica que este verano se cierren prácticamente el mismo número?

– Bueno, no se cierran 80 camas todo el tiempo. En la primera quincena de julio sólo son 28, porque en ese periodo sólo cierra Cardiología por las obras. Lo que ocurre en el hospital de Jerez es que el cierre de camas no es gratuito. No es cerrar camas por ahorrar. En este caso el hospital es tan antiguo y son necesarias tantas reformas que el único momento en el que se pueden acometer es en un periodo en el que no haya una alta frecuentación y el único periodo en el que hay menos problemas de camas es el verano. Para hacer una obra te tienes que ir a ese periodo. Cuando yo llegue al hospital, todo el mundo, incluso las asociaciones, pedían reformas, porque es muy antiguo. Hay unidades, como por ejemplo Medicina Interna que necesita una reforma integral y es lo que se va a hacer. Si no hubiese que acometer obras en este hospital, porque estuviera en buenas condiciones, te aseguro que no hubiésemos cerrado ni una sola cama este verano.

– ¿Quiere decir que no habría limitación de contrataciones de personal?

– Nosotros hemos aumentado este año las contrataciones un 14%. Evidentemente las hemos pedido en función a las necesidades que tenemos, pero si hubiésemos pedido la contratación necesaria para no cerrar camas, no creo que hubiese habido problemas. Ahora mismo no nos han puesto pegas para nada y nos han aprobado el presupuesto para el plan de vacaciones sin ningún problema.

"Lo ideal sería un hospital nuevo, porque la dispersión geográfica la tenemos en el propio centro"

– Los sindicatos no han sido muy críticos con el plan de vacaciones pero sí temen que no se pueda llevar a cabo porque no sea posible contratar a todos los profesionales previstos.

– Claro. En relación a hospitalización yo no creo que ahí vayamos a tener ningún problema y la cobertura será al 100%, pero, sin embargo, lo que sí me preocupa es la cobertura de la Atención Primaria, porque se sabe de sobra que tenemos problemas con los médicos de familia y sobre todo, con los pediatras. Menos mal que por lo menos desde la Consejería y desde el SAS se articularon medidas para intentar estabilizar a todos los profesionales y además intentar que todos los profesionales que terminaran no se nos fueran a otras comunidades, a la privada o incluso al extranjero, como estaba pasando. Ahora no hay nadie que tenga un contrato de menos de seis meses, además con la intención de continuar y esos contratos hacerlos luego anuales y hemos sacado tres convocatorias en las que se ha estabilizado a todo el mundo. Nos hemos coordinado a nivel de toda Andalucía para que si, por ejemplo, algún profesional que no es de aquí y quisiese irse a otra provincia pueda hacerlo y no lo perdamos. Todo ese proceso se ha hecho, la plantilla está mucho más estabilizada y aún así nosotros seguimos en búsqueda de médicos. También es verdad que como ha habido tantos años en los que realmente no se contrataba el 100% y los médicos se iban, tú ahora dices que no encuentras médicos y la ciudadanía no se lo cree. Piensa que no quieres contratar y esa no es la realidad. Yo espero que podamos conseguir el total de lo que hemos pedido o lo máximo posible.

El hospital de Jerez tiene un área de cobertura amplísima y sin embargo, el de Cádiz sigue siendo en muchos casos el de referencia. ¿Cree que hay una carencia de determinadas especialidades?

– Hay algunas áreas del hospital de Jerez que son muy desconocidas. Tenemos unidades que son de referencia, con la máxima eficiencia. Además yo no creo que tenga que haber un hospital de referencia como tal, debería de haber especialidades de referencia, donde realmente estén los mejores profesionales, al margen de que luego la atención se dé en cada centro. Te puedo asegurar que el hospital de Jerez tiene unidades muy potentes. Hace muy poco la unidad de Urología ha participado en la publicación mundial de los resultados de un ensayo clínico en la revista médica de mayor impacto mundial. Es verdad que el hospital de Jerez tiene que mejorar mucho en ese aspecto, pero sobre todo, que se visualice la excelencia de muchas de sus unidades y sus profesionales. Quizá cuando en una provincia se habla de un hospital de referencia, parece como que los otros quedan relegados a un segundo lugar cuando no es lógico. Así que estoy de acuerdo en que hay que poner el área de Jerez en el lugar que realmente se merece.

"Trabajamos en nuevos planes de visitas, que el paciente esté acompañado, pero sin esa filosofía de centro abierto"

– Hablaba antes de lo obsoletas que están muchas instalaciones del hospital, un centro, por cierto, que ha sido objeto de innumerables parcheos y ampliaciones anárquicas en los últimos años ¿No sería mejor un nuevo hospital que invertir en más obras?

– Lo ideal sería un hospital nuevo. Totalmente de acuerdo. Ahora son edificios a los que se han ido uniendo estructuras y yo creo que la dispersión geográfica la tenemos hasta en el hospital. Ahora mismo hay muchas necesidades de obras y hay que planificarlas poco a poco, porque no podemos cerrar el hospital.

– Con la anterior Administración quedó pendiente el segundo acelerador lineal para el servicio de Radioterapia.

Ese tema sigue en estudio y también tenemos pendiente el tercer TAC, y eso nos lleva a la obra en la zona del incendio de 2016. Es una obra prioritaria y de gran envergadura con un plazo de duración de un año. No la hemos podido incluir como primera actuación a hacer porque al no tener los Presupuestos aprobados lo único que podíamos acometer este año es lo que se pudiese hacer dentro del año natural.La obra de la zona del incendio afecta a los quirófanos, a la cirugía mayor ambulatoria, a la zona de reanimación de la cirugía mayor ambulatoria y al radiodiagnóstico, y ahí es donde iría el tercer TAC. Esperemos que una vez aprobados los Presupuestos se pueda iniciar la obra a principios de 2020.

– Existen también quejas de asociaciones vecinales por la falta de filtros a la hora de las visitas en las plantas de hospitalización.

– Estamos trabajando en el plan de visitas y también en mejorar la señalización de todo el hospital, conjuntamente con las asociaciones, porque a la ciudadanía hay que implicarla. En lo que es el plan de visitas, es que hubo un momento en que se decidió que los hospitales son centros abiertos, hasta el punto de que se ha podido perjudicar al propio enfermo, que se puede encontrar con una habitación llena de visitantes. También es verdad que esto, como todo, depende de la responsabilidad de cada persona, de venir a ver a un familiar, estar un ratito y ya está y que quien realmente se quede con el enfermo sea el familiar que es el cuidador. Por eso se está trabajando en nuevos planes de visitas y el objetivo es que el paciente esté lo mejor posible, acompañado de uno o dos familiares, pero no esa filosofía de puertas abiertas.

– Las Urgencias siguen siendo un punto negro en los hospitales.

–Sé que el área de Urgencias ha trabajado mucho en la organización del propio servicio y me dicen que ha mejorado mucho la situación, pero es verdad que es un problema a todos los niveles, por distintos motivos. También creo que debe haber una parte de concienciación a la ciudadanía de que hay determinadas cosas para las que no están las Urgencias. Hay que reorganizar mucho el trabajo, creo que el triaje también ha mejorado mucho, y a nivel de nuestro área estamos trabajando con la unidad para mejorar los circuitos internos, el traslado a planta del paciente una vez que se le da el ingreso, porque muchas veces son aspectos que se pueden mejorar; hay que agilizar los tiempos, que las altas se den más temprano, para que las camas se liberen antes. Son problemas que implican a muchas unidades y por eso se forman tapones. Tenemos que ser capaces de dar asistencia con mayor calidad al usuario, que es nuestra razón de ser y además nosotros también somos pacientes, debe haber empatía. Hay que ponerse en el lugar del otro.

"Hemos retomado el proyecto de Díez Mérito, el centro de salud de Madre de Dios no reúne condiciones"

– ¿Cuáles son las prioridades a nivel de infraestructuras sanitarias en el área?

–Se ha creado una comisión provincial para ver las necesidades de infraestructuras a diez años, y habrá que ver centro por centro, hospital por hospital. En algunos casos las necesidades pasan por no arreglar la infraestructura en sí, sino programar una nueva. Es un proyecto de 2020 a 2030, pero hay cosas a las que habrá que dar más prioridad que a otras.

– En Jerez el SAS tiene unas instalaciones cedidas desde hace años, las de las antiguas bodegas Díez Mérito, que se han dejado totalmente abandonadas.

–Me llamó mucho la atención cuando visité el centro de salud de Madre de Dios. En su momento cubriría las necesidades de la población pero hoy en día se ha quedado muy pequeño y además no reúne las condiciones para atender a la población de la mejor manera posible. Y luego me dicen que hay una cesión de terreno desde hace años para un nuevo centro de salud. Cuando el gerente del SAS vino a una visita al área le llevé a Madre de Dios porque creo que es bueno que se conozca dónde hay más necesidades. Él mostró interés y del tirón, reactivó todo. De hecho, hemos recuperado ese proyecto previo que había y el equipo directivo estamos evaluando qué estaba previsto que fuese allí y ver si las necesidades reales que tenemos encajan en ese proyecto que tiene ya varios años. Por parte del consejero de Salud ya comentó el interés por que ese centro se aborde a la mayor brevedad posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios