Domingo de Resurrección

La lluvia impide cerrar la Semana Santa con la salida del Resucitado

  • Los pronósticos se cumplieron y el mal tiempo obligó a suspender ayer la salida de la hermandad de la Resurrección

Comentarios 1

Las hermandades finalmente no pudieron culminar una Semana Santa redonda con la salida de la totalidad de ellas al quedarse ayer en casa, por segundo año consecutivo, la hermandad de la Resurrección ante la evidencia del mal tiempo. Los pronósticos apuntaban a un domingo muy lluvioso, así que los cofrades de la hermandad con sede en la Catedral tenían el cuerpo hecho a que la primera salida procesional de la Virgen de la Luz tendría que esperar a 2015, año en el que se incorpora otra novedad, el estreno de la túnica de los hermanos.

La decisión de suspender la procesión se anunció poco antes de la hora de que habría tenido que sair desde el primer templo diocesano, antes de las diez de la mañana, procesión que habría culminado antes de la una de la tarde como prólogo de la pontifical de la Resurrección que presidió el obispo. El hermano mayor, Antonio Ruiz Herrero, comunicó la decisión con el lógico pesar de los hermanos.

Era este un año sumamente especial para la hermandad dado que se tomó la decisión de que por primera vez la titular mariana de la corporación, la Virgen de la Luz, formara parte del cortejo de la cofradía en las calles. Para ello, la imagen fue situada en el paso en el que hasta el pasado año procesionaba Cristo Resucitado, para el que se estrenaba en la hermandad el uso del antiguo paso de la hermandad de Pasión. El acompañamiento musical previsto estaba a cargo de la Agrupación Musical San Juan en el Señor y la banda de la hermandad del Nazareno de Rota en el de la Virgen. Los pasos estaban arreglados de claveles en un tono rojo oscuro y calas blancas en el del Resucitado, mientras que en el segundo, el de la Virgen de la Luz, predominaba el color rosa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios