Jerez

Las pedanías tendrán más tiempo para decidir cómo gestionar el agua

  • Guadalcacín, Torrecera y Estella siguen negociando su adhesión al consorcio de la Sierra La Barca, partidaria en un principio de hacer el traspaso a Aqualia, aún no ha cerrado la operación

Guadalcacín, Torrecera y Estella tendrán más tiempo para decidir el modelo de gestión que quieren para el servicio de abastecimiento, saneamiento y depuración de aguas. El pliego de condiciones que reguló la concesión de esta explotación establece que las pedanías tienen tres meses desde que el Ayuntamiento jerezano firmó el traspaso del ciclo integral del agua a Aqualia-Aquajerez para comunicar si lo encomienda también a esta empresa o bien lo asumen directamente. Los tres núcleos, que desde el inicio del proceso ya advirtieron que no querían saber nada de Aqualia, aún siguen negociando diferentes alternativas. Fuentes municipales señalaron ayer que se ha aceptado esta petición de prórroga.

La primera de las vías es que estas pedanías se integren en el Consorcio de Aguas de la Sierra, una sociedad en la que están presentes 14 municipios serranos. Precisamente, mañana miércoles volverán a tener un nuevo encuentro con los responsables de este ente para seguir concretando los pormenores de su incorporación. Nieves Mendoza, alcaldesa de Guadalcacín, explicó ayer que una de las cuestiones pendientes es que las tres pedanías entren en el consorcio como miembros de pleno derecho, pero hay algún que otro inconveniente formal dado que no son municipios sino entidades locales autónomas (ELA). No obstante, la representante de Guadalcín apuntó que se está buscando una solución jurídica para solventar este problema.

Pero, a pesar de ello, tampoco se descarta otra de las posibilidades que hay sobre la mesa como que los tres núcleos conformen un consorcio independiente para gestionar el agua. De hecho, el alcalde de Torrecera, Manuel Bertolet, señaló que, a día de hoy, no hay nada cerrado porque se siguen analizando todas las posibilidades, incluso que cada consistorio gestionara de manera independiente el ciclo integral del agua. "Lo que estamos buscando es la fórmula más ventajosa para los ciudadanos", aseguró.

El resto de pedanías, salvo La Barca, ya ha firmado el traspaso a Aqualia. La entidad barqueña tenía previsto aprobar la encomienda de gestión a esta empresa en una junta vecinal que se celebró el pasado día 21. Sin embargo, el asunto quedó sobre la mesa por la ausencia de un edil del PSOE, según apuntó ayer el alcalde Alejandro López.

Pero, ahora, el primer edil indicó que se ha decidido dar más tiempo de margen para estudiar con más detalle la medida puesto que se siguen manteniendo contactos con Aguas de la Sierra. No obstante, López advirtió que la propuesta económica y técnica realizada por el ente serrano no es "tan buena" como aseguran otros alcaldes pedáneos. "Ofrecen rebajas en algunos conceptos pero es más cara en otros así que, al final, no es tan diferente como la de Aqualia", comentó. La Barca también se ha acogido a este tiempo extra autorizado por el Ayuntamiento.

Mientas, la Coordinadora en Defensa de la Gestión Pública del Agua, una plataforma ciudadana en contra de la privatización de la gestión de este servicio, emitió un comunicado donde expresó que varios colectivos sociales de esta pedanía están estudiando el proceso ya que están convencidos de que hay "otras alternativas de gestión" al traspaso que plantea el Ayuntamiento. En el escrito señaló: "A medida que ha ido pasando el tiempo, y con la experiencia negativa de los primeros meses de gestión sobre el agua en Jerez, los barqueños se muestran más recelosos y convencidos de que los efectos de una operación similar para su pueblo sería letal para su gente". Por ello, invocó a "la sensatez, cordura y buen hacer por su pueblo del alcalde y de los concejales del PP en la junta vecinal a que impidan que "el agua pase a manos privadas durante los próximos 25 años".

El colectivo afirmó, además, que "a cambio de unos 800.000 euros, que es la parte que les ha prometido la alcaldesa de Jerez, la empresa privada se haría de hasta un montante de seis millones de beneficios" mientras que consorciarse con Aguas de la Sierra "asegura una factura de salida de aproximadamente el 30% más baja que la que se paga en Jerez actualmente desde Aqualia". En cambio, el alcalde barqueño negó que la propuesta económica suponga este ahorro. Incluso, advirtió que hay ayuntamientos como Prado del Rey que se han marchado del consorcio alegando carencias en la explotación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios