Pleno en el Ayuntamiento de Jerez La oposición se hace fuerte y tumba una cuantiosa modificación presupuestaria

  • El gobierno solo logra respaldo para financiar un nuevo plan de empleo y continuar con la desinfección en colegios

  • Se quedan sin presupuesto otras actuaciones por importe que ronda los 2,1 millones de euros

  • Ciudadanos y Adelante le reprochan la falta de consenso para acordar los cambios en el presupuesto y la alcaldesa vincula su voto en contra a la decisión de retirarle un asesor 

Un instante del pleno celebrado este jueves. Un instante del pleno celebrado este jueves.

Un instante del pleno celebrado este jueves. / Manuel Aranda

La oposición del Ayuntamiento volvió a hacer una demostración de fuerza frente al gobierno local en el pleno celebrado este jueves. El ejecutivo planteaba dos modificaciones presupuestarias de más de tres millones de euros que finalmente fueron tumbadas en su práctica totalidad. Solo pudo salvar el importe que necesita el Ayuntamiento para poder realizar las 45 contrataciones previstas en plan de empleo de Diputación para un periodo de seis meses y la partida destinada a continuar con la desinfección en los colegios públicos.

Los grupos que se opusieron al grueso de los cambios presupuestarios (PP, Ciudadanos y Adelante Jerez) coincidieron en los argumentos esgrimidos para justificar su negativa. Ganemos, aunque también le reprochó la falta de diálogo, optó por la abstención.

Para empezar, estos partidos temen que el gobierno no vaya a aprobar el presupuesto de este año y se limite a hacer modificaciones presupuestarias durante todo 2021 para atender las necesidades que no tengan crédito, extremo que negó el ejecutivo reiterando que se está a la espera de concretar con el Ministerio de Hacienda de nuevas líneas de ayuda para el Ayuntamiento.

Las tres formaciones incidieron también en la falta de consenso y de negociación para concretar las modificaciones presupuestarias que se llevaban a pleno. Manuel Méndez, de Ciudadanos, señaló: “Nos llega un plato cocinado; esto es lo que hay y hay que votarlo”. Ángel Cardiel, de Adelante Jerez, se pronunció en la misma línea: “Esto es como las lentejas, o las tomas o las dejas”. Raúl Ruiz-Berdejo, de IU, añadió: “No puedo compartir que renunciemos en febrero a tener un presupuesto”. Y Antonio Saldaña (PP) le recordó al ejecutivo que rechazó un plan de empleo de la Junta porque tenía que financiar una parte.

En cambio, el equipo de gobierno sostuvo que el voto en contra de estos grupos está sustentado en el enfado de algunos grupos de la oposición con el ejecutivo. Aunque no lo mencionó expresamente, la alcaldesa, Mamen Sánchez, hizo una referencia indirecta a su decisión de dejar a Ciudadanos y Adelante Jerez sin uno de sus asesores una vez que el Juzgado de lo Contencioso ha ordenado el cumplimiento de una sentencia que anula el reparto de cargos de confianza aprobado a principios de este mandato. La alcaldesa les espetó: “Yo sé por qué están cabreados y es muy fuerte que se monte este pitote”.

Teniendo en cuenta como transcurría el pleno, y viendo que la propuesta corría grave riesgo de no salir adelante, el gobierno planteó a los grupos como alternativa el voto por separado de las modificaciones propuestas propuestas (eran 14 aunque agrupadas en un mismo punto) para, al menos, salvar la correspondiente al plan de empleo de Diputación. En cambio, hubo grupos de la oposición que reclamaron que se celebrara un pleno extraordinario donde debatirlo de manera independiente, propuesta descartada por la delegada de Economía, Laura Álvarez, quien alegó que no daría tiempo a cumplir con los plazos administrativos que marca el plan dado que la sesión plenaria no podría celebrarse hasta, al menos, dentro de una semana.

Finalmente, Ciudadanos accedió a la votación por separado. Méndez la justificó señalando: “Nos va a costar hacerlo; hemos sido los tontos útiles, pero nuestro interés es trabajar por la ciudad, por eso accedemos a votarlo así”.

Esta decisión permitió que el ejecutivo obtuviera los votos necesarios para que pueda dotarse del crédito necesario a las 45 contrataciones por seis meses previstas con el programa de Diputación (el importe modificado ronda los 557.000 euros). También pudo salir adelante una propuesta de 338.000 euros para mantener las tareas de desinfección en colegios públicos.

En cambio, no salieron adelante otras modificaciones presupuestarias para que tuvieran crédito algunas inversiones anunciadas por el ejecutivo con la mejora de acerados y de equipamientos en algunos puntos de la ciudad o una ampliación de la partida para ayudas sociales, entre otras. El importe total de las modificaciones rechazadas ronda los 2,1 millones de euros.

El cambio presupuestario de mayor importe, que superaba el millón de euros, iba a ir destinado al arreglo de acerados y de equipamientos públicos en la zona sur, La Granja y Las Torres. Para poder financiar esta actuación, el ejecutivo tenía que dar de baja algunas partidas destinadas para reposiciones en centros docentes, actuaciones en el patrimonio municipal de suelo y actuaciones en la laguna de Torrox, entre otras. 

También se contemplaban otras partidas para renovar el seguro de los voluntarios de Protección Civil, la desinfección de los coches de la Policía Local, el suministro de manutención de alimentos a los animales del Zoobotánico o el arrendamiento de cajeros automáticos para el pago de impuestos municipales, entre otros. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios