Jerez

Tres recetas de pasteleros jerezanos para hacer torrijas en casa

  • Pastelería Jesús, La Holandesa y La Rosa de Oro endulzan el confinamiento por el coronavirus

Una mujer prepara torrijas en casa. Una mujer prepara torrijas en casa.

Una mujer prepara torrijas en casa. / Manuel Aranda

Semana Santa y las torrijas es un 'hermanamiento' que endulza siempre estos días. El estado de alarma por el coronavirus impide a muchos jerezanos acudir a su pastelería para hacerse con este dulce, y aunque algunos negocios siguen abiertos por vender productos de primera necesidad (pan), aquí les ofrecemos tres recetas de tres pastelerías jerezanas para animarse a hacer torrijas en tiempo de confinamiento. Buen provecho.

Receta de Pastelería Jesús

Prepare un plato u otro recipiente con el huevo batido y las bandejas donde se van a ir poniendo las rebanadas de pan. El pan puede ser el especial para torrijas o usar pan blanco si tiene en casa, preferiblemente de uno o dos días antes y cortado como un centímetro aproximadamente de ancho.

Por otro lado, un cazo con el vino. En Pastelería Jesús usan vino fino, "pero si no tienen en casa, pueden sustituirlo por un oloroso que también les saldrán buenísimas". Tome una brocha para impregnarla en vino y se pinta las rebanadas de pan por las dos caras, "sin excedernos, para que no tenga un sabor demasiado intenso".

Una vez pintadas las rebanadas, se espolvorea con un poco de harina por los dos lados. Se pintan o se pasan las rebanadas por el huevo batido y se fríen hasta que estén doradas por ambos lados. Se sacan y se dejan escurrir para que no queden muy aceitosas.

En un cazo, se pone a calentar a fuego medio la proporción de ¾ de miel, ½ de agua y ¼ de azúcar. Se  mezcla bien y cuando tenga la textura como el almíbar, se aparta del fuego y se deja enfriar.

Coloque las rebanadas en algún recipiente con fondo. Se pueden montar en varias tandas, dependiendo de la profundidad del recipiente pero sin pasar de 3. Cuando el líquido esté templado se vuelca en los recipientes donde están las rebanadas y se deja reposar. Pasadas varias horas, estarán listas para comer.

"Esperamos que con esta receta, les ayudemos a pasar un buen rato en familia y disfruten de ella", animan desde Pastelería Jesús.

Dulces artesanos de la Pastelería Jesús para la Semana Santa, en una imagen de archivo. Dulces artesanos de la Pastelería Jesús para la Semana Santa, en una imagen de archivo.

Dulces artesanos de la Pastelería Jesús para la Semana Santa, en una imagen de archivo. / Vanesa Lobo

Pastelería La Holandesa

Las torrijas que elaboran en La Holandesa (que también vende pan y por tanto es uno de los comercios que sigue abierto en horario de mañana) es con pan especial para torrijas cocido en leña

El pan se infusiona con canela, cáscara de limón y una rama de vainilla natural. Es importante infusionar las torrijas cuando la leche esté fría durante como mínimo 2 horas. Después, se pasa por huevo pasteurizado y se fríen en aceite muy caliente. Si se hacen con vino, La Holandesa utiliza crema de Jerez, que se le pone al pan antes de la leche.

Además de la tradicional, La Holandesa también hace torrijas de sabores: nutella, yema y nata, azúcar y canela, y Kinder.

La Rosa de Oro

El pastelero Daniel Jiménez aconseja cortar el pan (blanco, especial de torrijas o el conocido como pan de cundi) en rodajas de un dedo aproximadamente. Hay que preparar dos recipientes. En uno de ellos se bate un huevo y en el otro se pone vino fino. Coger cada trozo de pan y mojarlo en vino por las dos caras (muy poco) o 'pintarlo' con una brocha impregnada en el vino. 

Se espolvorean las rebanadas con un poco de harina, también por los dos lados, y se mojan en huevo o, de nuevo, se puede optar por pintarlas con la brocha.

En una sartén se pone el aceite -Jiménez aconseja el de girasol- y cuando esté caliente se van echando las torrijas hasta que se doren por ambos lados. Cuando estén doradas se sacan y se dejan escurrir para que no queden aceitosas.

En un recipiente se pone a calentar a fuego moderado tres medidas de miel (puede servir un vaso de agua), dos de agua (dos vasos) y una de azúcar (un vaso). Cuando todo se haya mezclado y quede como un almíbar se aparta del fuego y se deja enfriar. Cuando el líquido esté templado se ponen por encima de las torrijas y se dejan reposar en el líquido al menos seis horas antes de comerlas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios