Siniestralidad laboral

"Era consciente del riesgo que corría Marcos en la azucarera; mi prioridad es que se haga justicia"

  • La pareja de la víctima del último accidente mortal en la fábrica baraja emprender acciones penales para que se depuren responsabilidades

  • El dictamen de la Inspección de Trabajo le da ánimos en su lucha por evitar nuevos accidentes: "Los trabajadores de la azucarera se siguen jugando la vida porque no se ha hecho nada"

Concentración en las puertas de la azucarera de familiares y allegados de Marcos Morales, el trabajador fallecido en accidente en diciembre, Concentración en las puertas de la azucarera de familiares y allegados de Marcos Morales, el trabajador fallecido en accidente en diciembre,

Concentración en las puertas de la azucarera de familiares y allegados de Marcos Morales, el trabajador fallecido en accidente en diciembre, / Vanesa Lobo

La vida de Noelia Gallardo dio un vuelco el pasado 30 de diciembre tras la muerte de su pareja Marcos Morales, víctima del trágico accidente acaecido en la azucarera de El Portal al desplomarse la cinta transportadora móvil de azúcar que manipulaba para reparar una avería.    

El dictamen de la Inspección de Trabajo, que propone sancionar a la compañía Azucarera por una infracción grave del Estatuto de Trabajadores y la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, le da fuerzas para seguir adelante con su propósito, "mi prioridad ahora", es que se haga justicia y evitar más accidentes laborales con resultado de muerte.

"El día a día es muy difícil, esto sólo lo sabe la persona que lo vive, pero tengo que seguir luchando porque se lo debo a Marcos y a todos los trabajadores para que sus familias no tengan que pasar por lo mismo", explica Gallardo, que tras tener conocimiento de la resolución de Trabajo baraja emprender acciones legales, en este caso penales.

"El día a día es muy difícil, pero tengo que seguir luchando por Marcos y por todos sus compañeros"

La ex pareja del fallecido, que en todo momento ha contado con el apoyo "fundamental y en todos los sentidos" de UGT, sindicato que interpuso la denuncia ante la pasividad del comité de empresa, anuncia que está dispuesta a llegar hasta el final para que se depuren responsabilidades. 

"Nadie puede reponerme de esta tragedia, pero si no luchamos para que se tomen medidas, Marcos no va a ser el último trabajador que muere en el silo de la fábrica, donde en los últimos veinte años han muerto tres personas, por algo será, y es que ni entonces ni ahora existen medidas", indica, al tiempo que subraya que "es muy duro, pero sé que no va a ser el último y yo no tengo manera ya de rehacer mi vida, pero sí puedo ayudar a otros compañeros de Marcos que se están jugando la vida ahí para que no pasen por lo mismo".

Sobre el informe de la Inspección de Trabajo, Gallardo coincide con UGT en que "es demoledor; no hay por donde cogerlo". "La resolución califica la infracción de grave, pero es muy grave porque es inviable que una empresa del nombre y la importancia de Azucarera incumpla el Estatuto de Trabajadores y la Ley de Riesgos Laborales. Tenemos que valorar qué hacer, pero llegaremos hasta donde haya que llegar para depurar responsabilidades".

"En el silo de la azucarera han muerto tres trabajadores en 20 años, por algo será; si no se toman medidas habrá más muertes"

La que fue novia de Marcos durante 16 años se muestra muy crítica con la actitud del comité de empresa, con el que no ha mantenido ningún contacto. "El comité negó en su momento que hubiera problemas de seguridad cuando era muy obvio -el presidente del comité llegó a afirmar tras el siniestro que "Azucarera es una empresa modélica en prevención de riesgos laborales"- y ni siquiera denunciaron el accidente, con eso lo digo todo". 

Por contra, Gallardo solo tiene palabras de elogio para UGT y el secretario provincial de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA-UGT), Antonio Montoro. "Menos mal que decidieron intervenir y apoyarnos", explica, no sin recordar que "de no ser por Montoro, que se plantó en la fábrica al día siguiente para exigir que pararan la producción, habrían seguido como si nada. Qué menos que en señal de duelo y por respeto tras el fallecimiento de un trabajador se pare la producción"

"Los trabajadores siguen igual de expuestos ahora con la campaña en pleno apogeo; Ir a trabajar no tiene que significar jugarse la vida"

La ex novia no da crédito a que "una fábrica de tanto nombre carezca de medidas extras de seguridad". "La vida de una persona es sagrada, no hay nada que la reemplace, por lo que es increíble que la cinta fuera manipulada por una empresa externa; había calzos sin homologar y nadie tenía conocimiento de su existencia; tampoco había un sistema de trabajo, ni jefe al que dirigirse, ni nada de nada", lamenta Gallardo, quien asegura que "yo era consciente del riesgo que corría Marcos porque llevaba ya casi cinco años trabajando en la azucarera y eso era un peligro continuo". 

A su juicio, esta situación persiste a día de hoy, "con la campaña en pleno apogeo y la fábrica trabajando al 200% en turnos de 24 horas con personas que están igual de expuestas; los trabajadores de a pie se están jugando la vida en los turnos de mañana, tarde y noche porque la empresa no ha hecho nada y esto no se puede permitir", enfatiza y apostilla que "ir a trabajar no tiene que significar jugarse la vida".

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios