Sanidad Jerez

Terapia oriental en el SAS

  • El centro de salud de Madre de Dios lleva a cabo el primer taller de Chi Kung dirigido a sus profesionales para combatir el estrés

La idea partió de Catalina Martínez, una enfermera con más de 30 años de experiencia en Atención Primaria, que trabaja en el centro de salud de Madre de Dios. Hace alrededor de cuatro años, junto con la trabajadora social y dentro de los objetivos del Servicio Andaluz de Salud (SAS) enfocados a la educación para la salud, se impartieron desde el centro cursos de relajación a unos grupos determinados de pacientes.

Fue un poco la semilla de esta iniciativa, según explica esta enfermera, porque "en esa búsqueda de formarnos para atender a los usuarios, me surgió a mi la necesidad personal de abordar la medicina tradicional china y dentro de ella, hay una disciplina que es el Chi Kung, que es en la que me he formado".

Esta milenaria terapia consiste en la práctica de una serie de movimientos y posiciones, que junto con el control de la respiración, propician la consecución de un estado de equilibrio físico, mental y emocional y por tanto, una mejora del estado de salud, según mantienen sus seguidores.

Cuando Catalina finalizó su formación decidió proponer a la dirección del centro de salud la puesta en marcha de un taller de Chi Kung dirigido a los profesionales, con el objetivo, según comenta, de combatir el estrés al que está sometido el personal. Ya con los correspondientes permisos el taller se impartió hace dos semanas para los profesionales de Enfermería y unos días después para el resto de la plantilla. "El problema que tenemos en este centro es la falta de espacio, ni tan siquiera tenemos un lugar en el que podamos interactuar los compañeros, y por eso se hizo primero con enfermeros, que además es un colectivo muy estresado y con una gran carga de trabajo porque estamos 24 horas en contacto con el paciente. La idea era ver qué conclusiones sacaba cada persona a nivel personal de la experiencia, si les servía para rebajar el estrés. A la semana siguiente se hizo con las demás categorías".

Esta enfermera argumenta que si precisamente una de las funciones del personal sanitario es favorecer y transmitir hábitos de vida saludable a la población que atienden, lo lógico es que este cuidado empiece por ellos mismos y que dispongan también de herramientas para trasladarlo a los pacientes.

Considera además que este tipo de talleres grupales son una buena manera de interrelacionarse entre los compañeros compartiendo una actividad, en este caso, poco usual en el ámbito laboral. "No sólo el Chi Kung, cualquier actividad grupal, en cualquier empresa, une a los compañeros, porque es cuando un poco las personas nos quitamos los caparazones y empiezas a conocerlas verdaderamente".

Defensora de los beneficios del Chi Kung, asegura que lo ideal sería que la experiencia pudiese tener una continuidad y que incluso pudiese llevarse a cabo con grupos de pacientes. "Los profesionales han quedado muy satisfechos con la iniciativa. Algunos habían oído hablar de esta disciplina pero también había cierta confusión con otras terapias orientales".

Admite que en un solo día es imposible aprender esta disciplina, que habitualmente en China se practica en espacios abiertos. "En la primera sesión se trata de mostrar un poco de forma somera de qué va, pero es indudable que exige una práctica casi diaria", agrega Catalina, quien se alegra de haber puesto al menos una semilla para posteriores iniciativas de este tipo en el SAS. "Esto que se ha hecho ha sido a título de conocimiento. Que mis compañeros vieran en qué consiste el Chi Kung, que además es una disciplina para todas las edades, que tiene muchos beneficios y ninguna contraindicación. Mi intención es que cada uno se quede con lo que más le guste o se sienta cómodo y lo practique en su casa y en el centro de salud sigamos haciéndolo con la frecuencia que me den permiso".

Hace una década el hospital de Jerez también fue el primero de Andalucía en abrir sus puertas al reiki, una técnica de canalización de energía por imposición de manos. De hecho durante varios meses personal sanitario recibió un curso de formación sobre esta terapia alternativa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios