Política municipal | A menos de una semana de la constitución de la nueva corporación

La única incógnita de la investidura de Mamen Sánchez: ¿Tendrá 10 o 14 votos?

  • El PSOE se reunirá la próxima semana con Adelante y Ganemos para negociar algún tipo de acuerdo

  • Su objetivo pasa por garantizarse cierta estabilidad en estos cuatro años

  • Haya o no pacto, la proclamación de Mamen Sánchez como alcaldesa está garantizada

De izquierda a derecha, Kika González (Ganemos), Raúl Ruiz-Berdejo (Adelante) y Mamen Sánchez (PSOE). De izquierda a derecha, Kika González (Ganemos), Raúl Ruiz-Berdejo (Adelante) y Mamen Sánchez (PSOE).

De izquierda a derecha, Kika González (Ganemos), Raúl Ruiz-Berdejo (Adelante) y Mamen Sánchez (PSOE). / Miguel Ángel González

Salvo un acuerdo sorprendente y contranatural, el próximo sábado, en torno al mediodía, Mamen Sánchez será proclamada nuevamente alcaldesa de Jerez. Los resultados electorales del pasado día 26 y la Ley Electoral prácticamente le garantizan la investidura. Eso sí, en próximos días se despejará la única incógnita que hay en torno al pleno de constitución de la nueva corporación, el número de votos con el que Sánchez salga elegida.

La Ley electoral establece que, para alcanzar la Alcaldía, hay que obtener en esa sesión la mayoría absoluta —en el caso del plenario jerezano son necesarios 14 votos—. Si no los alcanza, se proclama al candidato de la lista más votada en las elecciones. La nueva corporación jerezana tras los resultados electorales del pasado 26 de abril está configurada así: PSOE, 10 ediles; PP, 9; Ciudadanos, 4; Adelante Jerez, 3; y Ganemos Jerez, 1.

Así, Mamen Sánchez no solo tiene seguros los 10 votos de su partido sino que también sabe que no hay otra formación que pueda alcanzar los ansiados 14 respaldos. Este hipotético supuesto solo podría darse con un impensable apoyo de Adelante Jerez o Ganemos Jerez a PP y Ciudadanos. Para que no hubiera lugar a dudas, tanto Ganemos como Adelante ya anunciaron hace días que la posibilidad de algún tipo de apoyo a la “derecha” ni se la plantean.

Un único encuentro con Adelante y Ganemos

Por ello, la duda está en saber si el PSOE llegará o no al sábado con algún tipo de acuerdo con las fuerzas que están a su izquierda. En esta semana ha habido un único encuentro, por separado, entre los socialistas y los responsables de Adelante y Ganemos. Eso sí, la delegación socialista se ha emplazado con la de Adelante Jerez a un nuevo encuentro a principios de la próxima semana —previsiblemente se celebrará mañana lunes—.

Las fuentes consultadas señalan que en este primer encuentro, aunque de una manera difusa, el PSOE le llegó a ofrecer a Adelante Jerez la posibilidad de entrar en el gobierno. Ahora bien, una voz autorizada apunta que la idea no es conformar un gobierno de 14 miembros sino “más reducido”. También planteó la posibilidad de cerrar un acuerdo similar al de 2015 con un gobierno en solitario pero con el compromiso de que ambas formaciones sean “socios preferentes” en la negociación de las principales decisiones.

No obstante, y a tenor de los datos recabados por este periódico, no se indagó en exceso en la fórmula sino que la reunión acabó derivando en los ‘debe’ del acuerdo suscrito en 2015 entre el PSOE e IU que permitió la investidura de Mamen Sánchez. Fuentes de Adelante Jerez reconocen que pesa la “desconfianza” hacia el PSOE al que le siguen reprochando los “incumplimientos” de aquellos compromisos.

Mientras, desde el PSOE aseguran que están abiertos a cualquier acuerdo ya sea con la entrada en el gobierno de estas formaciones como la de mantener la fórmula de “socios preferentes” durante todo el mandato con el habitual discurso de “mano tendida” que ha mantenido desde 2015. Los socialistas no ocultan que no les importaría seguir gobernando en minoría, especialmente tras la experiencia de haberlo hecho con seis ediles desde 2015 pues conformar ahora un ejecutivo de 10 personas supondría una importante descargar de trabajo. “Nos tendríamos que acostumbrar a trabajar con tantos”, señalaba irónicamente una voz autorizada de la delegación socialista.

Ahora bien, su objetivo ya no pasa tanto por obtener un apoyo el sábado sino por encontrar puntos de encuentro que le garanticen cierta estabilidad durante los próximos cuatro años, de ahí su predisposición a la negociación.

Enfrente tiene a dos formaciones que juegan con el seguro de que, decidan lo que decidan, ni se bloqueará la investidura de la socialista ni habrán provocado la conformación de un gobierno de derechas en Jerez. Además, no alcanzar un acuerdo en este momento también les garantiza mayor libertad en posteriores negociaciones durante el mandato, más si cabe cuando entienden que el grado de cumplimiento de los cuatro años ha dejado mucho que desear.

Mientras tanto, la tercera pata de esta negociación, Ganemos Jerez, ya anunció días atrás que hará una “apuesta por las políticas de izquierdas” y que está dispuesta a “afrontar un diálogo constructivo” con el PSOE. Su único edil le da apenas relevancia en el pleno de constitución pero será fundamental durante los próximos cuatro años. El reto de la agrupación de electores está en saber jugar esta baza que le queda.

Solo una llamada telefónica entre PSOE y Ciudadanos

Mamen Sánchez tiene previsto en próximos días completar la ronda de contactos institucionales con el resto de partidos para anunciar su intención de presentar su candidatura. En esta semana lo ha hecho con Adelante Jerez y Ganemos Jerez y en próximos días lo hará con PP y Ciudadanos.

Eso sí, y a pesar de que la aritmética le permite al PSOE sumar también con la formación naranja, a día de hoy esta posibilidad parece altamente improbable. Hasta el momento solo ha habido una llamada entre Sánchez y el portavoz de Ciudadanos, Carlos Pérez, aunque están a la espera de fijar un encuentro.

Un posible acercamiento entre los socialistas y los ‘naranjas’ se antoja complicado salvo que esta última, que tiene un escaso margen decisorio a nivel local puesto que están supeditados a las órdenes de su ejecutiva nacional, realice un giro copernicano a sus autoimpuestas líneas rojas. Oficialmente no se lo ha comunicado pero Carlos Pérez ya apuntó esta semana en alguna que otra declaración con los medios de comunicación, en sintonía con el discurso a nivel nacional, que cualquier apoyo a un gobierno socialista pasa por renegar de las políticas de Pedro Sánchez. El PSOE jerezano, en cambio, ni está dispuesto a asumir esa imposición ni tiene necesidad de ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios