Ciudad

Un verano distinto en la zona Sur

  • Más de cien menores han participado en la escuela abierta, considerada como un éxito de intervención comunitaria El taller de pintamuros ha contribuido a la mejora de tres espacios

La escuela abierta de verano 2013: Verano Sur, que ha transcurrido del 1 al 31 de julio, ha recibido una evaluación positiva por parte de las instituciones que participan en el proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural (ICI): Ayuntamiento de Jerez, Obra Social 'la Caixa', y Centro de Acogida de Inmigrantes (Ceain); y de las entidades sociales colaboradoras Cáritas Diocesana Asidonia-Jerez, y Fundación Secretariado Gitano y la ONG 'Acércate a la vida'.

Los buenos resultados de asistencia obtenidos por esta intervención comunitaria han posibilitado la participación activa, incorporado una oferta educativa no formal, de ocio y tiempo libre, en las mismas condiciones que el resto de población, distinta a otras ediciones. Según el Ayuntamiento, la escuela de verano ha pasado de representar una actuación puntual "a convertirse en un elemento de continuidad del proceso de transformación social que se precisa en la zona, con unos objetivos claros, concretos y concisos".

Las actividades de la escuela de verano han supuesto un conjunto de nuevas oportunidades educativas y de ocio para los menores de la zona Sur y sus referentes parentales, circunstancia que se ha traducido en una participación sin precedentes, con la inscripción de 108 menores. "Es la primera vez que la escuela de verano responde al trabajo conjunto de lo público y privado, y es la primera vez que, tras la estimación por parte de las entidades participantes, se trabaja con los niños y las familias desde el ámbito educativo no formal", comenta Antonio Miguel Márquez, coordinador del Servicio de Atención de Día Infantil y Juvenil (SADIJ). Este nuevo enfoque fue apoyado y sugerido por el Ayuntamiento, los técnicos del proyecto ICI, los vecinos, el profesorado y los directores de los centros educativos de la zona durante las reuniones de trabajo previas.

El resultado ha sido una escuela de verano con una oferta de actividades que ha originado una gran demanda: más de 300 inscripciones. "Siempre se ha hablado de la apatía de estos vecinos, y eso no es cierto porque cuando se ha ofrecido una oferta buena de actividades para niños y adolescentes, los vecinos se han interesado. No se trata de tener actividades para entretener, sino de actividades que respondan a las peticiones realizadas por los propios menores del SADIJ, los adolescentes de la zona, padres, profesores, vecinos; actividades que conjugan lo lúdico con lo educativo, y que suponen un refuerzo escolar. Han sido actividades tipo en base a lo que se ha considerado interesante; por eso han tenido éxito", subraya Márquez.

La escuela de verano ha conseguido una asistencia diaria cercana al cien por cien no sólo con los más pequeños sino también con los adolescentes y desde el Ayuntamiento apuntan que después de más de diez años organizando actividades durante el verano, "este año el SADIJ se ha puesto más en valor que nunca". "Se ha demostrado que, gracias al trabajo de los técnicos, voluntarios y premonitores, el SADIJ no es un recurso sólo para familias que están en dificultad o riesgo social; es un recurso también para familias normalizadas que han visto que es un recurso donde se trabajan los valores y la educación no formal", apunta el coordinador. De cara al futuro se quiere aprovechar más este recurso para trabajar con adolescentes, en su orientación vocacional y en hábitos saludables.

La financiación del proyecto ICI por parte de la Obra Social la Caixa ha jugado un papel decisivo. Junto a ello, la aportación municipal del SADIJ, y de personal de otros servicios municipales, el trabajo de Ceain, además de la presencia de entidades colaboradoras como Cáritas, Secretariado Gitano, las asociaciones de vecinos y los centros educativos, la ONG 'Acércate a la vida', "ha permitido elaborar un gasto sostenible, una coordinación económica que no ha supuesto gastar más sino gestionar mejor. No se ha gastado por gastar", agrega el coordinador.

Una de las actividades que ha tenido una gran implicación de los jóvenes ha sido el taller de Pintamuros, que ha contribuido a mejorar el aspecto de tres espacios de la zona Sur, como son el centro del SADIJ, la parroquia San Rafael y Torresoto. El mayor sorprendido es el propio monitor que ha llevado a cabo esta actividad, el joven artista Manuel Santos Serrano. "Cuando me llamaron para la escuela de verano no sabía que se trataba de adolescentes y niños, algunos de cuatro años, y que tenía que intervenir, enseñar, que no venía sólo a pintar; pero me ha gustado y me he emocionado".

Santos comenta que los chavales no han faltado ni un día. "Han visto que su obra se queda en la pared y ahora se lo enseñan a sus amigos con orgullo. Recuerdo a un niño de cuatro años que pintaba apretando el bote con las dos manos; a decenas de vecinos mirando y ofreciendo a la vez agua y fruta mientras miraban con expectación; el pintamuro era un acontecimiento". En las paredes han quedado mensajes tan directos como: 'Bienvenido al mundo infantil'; 'El mejor medio para integrar a los niños es hacerlos felices'; 'Si quieres llegar a la vejez educa a la niñez', 'Yo soy de la zona Sur, un barrio que camina hacia adelante, paso a paso hacia el futuro', 'Y con la pobreza, tú qué haces'.

Como novedad la escuela de verano, que ha contado con educadores, monitores y premonitores, colaboradores y voluntarios, ha combinado los espacios cerrados con los abiertos, tanto públicos como privados. Para ello el Ayuntamiento ha puesto numerosas instalaciones municipales a disposición de la ciudadanía, para uso de estos menores: el polideportivo de la zona 'Vega Veguita', la Piscina Municipal, el Zoológico, el centro de día Infantil y Juvenil, el centro polivalente San Telmo; recursos a los que se han sumado instalaciones como la parroquia San Rafael, el centro de adultos Aljibe, el Centro Guadalinfo de Estancia Barrera, y locales de asociaciones de vecinos, de empresarios (Adecosur) y mujeres de la zona, además de las visitas y salidas en grupo al Zoológico , a la exposición Abu Simbel, Piscinas Jerez y playa de Camposoto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios