Jerez

El viñedo del jerez escapa de la caída provincial del precio de la tierra

  • El valor de la hectárea de labor en la provincia cede el último año un 3% frente a la subida del 1,4 registrada en Andalucía Los pastizales de Cádiz pierden el 5,7% y el secano se deja el 4,3%

La campiña de Jerez, como el conjunto del campo de la provincia, ocupa los puestos de cola en el precio que se paga en Andalucía por las tierras de labor, salvo raras excepciones, como la del viñedo, que sigue entre los más valorados tras su revalorización en el último año. Y es que mientras que en el conjunto del territorio andaluz, el año pasado se cerró con un ligero incremento del precio medio de las tierras, en concreto del 1,4%, con el que se confirma un cambio de tendencia tras muchos años de bajadas, que se remontan a 2007, la provincia mantuvo su caída, con una descenso del 3%.

El descenso provincial fue el mayor de toda Andalucía, seguido de cerca por la caída del 2,7% del valor de las tierras cordobesas. Sevilla y Huelva, por su parte, sufrieron bajadas mucho más moderadas, en concreto del 0,7 y el 0,3%, mientras que el resto de provincias despidieron el año con subidas que oscilan entre el 1,3% de Jaén y el 8,6% de Granada.

El precio medio de la hectárea tierra agrícola en Andalucía rozó el último año los 18.000 euros, casi 300 más que el valor al que cotizaba la campaña anterior.

En el caso de la provincia, donde prosigue la bajada de precios salvo en el viñedo de transformación de secano, el que se destina para la elaboración de los vinos de Jerez y de los de la Tierra de Cádiz, que tras la ligera subida del año pasado alcanzó un precio de 25.310 euros/hectárea, que lo sitúan en segundo lugar sólo por detrás de la hectárea de viñedo de Córdoba, valorada en 27.598 euros.

Las tornas cambian en el resto de los principales usos agrícolas y ganaderos de la tierra de la provincia, sobre todo en los pastizales, que al reciente varapalo de su 'degradación' de cara al reparto de las ayudas de la nueva Política Agrícola Común (PAC) suma un descenso de su valor del 6%, el mayor de toda Andalucía. Y aunque la caída de Málaga está muy próxima, con una pérdida del 5,7%, los pastizales malagueños son los más valorados del territorio andaluz, con un precio medio por hectárea de 5.860 euros, muy por encima de los poco más de 5.000 que se pagan en Córdoba por la misma superficie.

Las tierras de secano, que en la provincia y la campiña ocupan principalmente cultivos como los cereales, la remolacha o el algodón, también ven recortado su valor el último año en un 4,3%, el mismo porcentaje que baja el secano de Almería, sólo superado por la bajada del 6,5% registrado en el precio de estas tierras en Córdoba. El descenso provincial, y como no el cordobés, contrasta con la subida del 13,7% experimentada por el precio medio de las tierras de secano de Granada.

El regadío de la provincia, donde predominan las hortalizas y cultivos de primor, salvan el año con una bajada de escasa consideración, mientras que Huelva, Jaén y Málaga repiten prácticamente los precios de 2013 o los mejoran ligeramente. La provincia peor parada en este apartado es Almería, donde las tierras de regadío se hunden un 7,3%.

La provincia no figura reflejada en los precios de la tierra dedicados al cultivo de frutales de hueso en regadío, que se derrumban en Granada con un 6,1%, mientras en el resto de provincias caen levemente o se mantienen. El valor de la tierra de frutos secos de secano despunta en Jaén y Málaga (13,2 y 8% de subida) por el auge del cultivo del almendro.

Por último, el olivar de secano se aprecia casi un 17% en Granada, que alcanza así un precio medio de 36.723 euros, y un 9% en Málaga, donde cotiza a 28.250 euros. En el resto de provincias, los precios se mantienen más o menos estables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios