LANZAMIENTO

Kia espera que el nuevo XCeed se convierta en un superventas

  • La firma coreana amplía la gama del nuevo Ceed con la llegada de una nueva versión SUV, que se caracteriza por su diseño atractivo. Está a la venta desde 22.800 euros.

El nuevo Kia XCeed destaca por su diseño atractivo. El nuevo Kia XCeed destaca por su diseño atractivo.

El nuevo Kia XCeed destaca por su diseño atractivo.

Los Kia Ceed añaden un miembro más a su familia: el XCeed. El crossover llega con intención de ser un baluarte de la marca coreana, que, optimista, espera vender tres veces más unidades de este modelo que el número total de ventas de sus otros tres parientes (el Ceed, el Ceed Tourer y el Proceed) juntos.

"Solo conserva del Ceed, las puertas delanteras" explicó durante la presentación el director de Producción de Kia, Iannis Rousis, en lo que respecta al diseño. Y, en efecto, el coche por fuera está muy alejado del primer miembro de la familia.

La gama del coche ya lo avisa, pues mientras el Ceed es un ‘cinco puertas’, el XCeed presume de crossover. El XCeed gana en empaque e imagen agresiva, a la que contribuyen especialmente la parrilla de doble con detalles cromados y los embellecedores traseros que hacen las veces de escapes falsos.

Incluye detalles que se deberían implementar en todos los modelos del mismo estilo de aquí en adelante. Los faros 100% LED en todo el coche (por lo menos a partir de la versión Concept, la segunda más barata) o llantas de 16 pulgadas, entre ellos.

El capó, más largo que el del Ceed, y la leve caída  del maletero a partir del pilar C, que provocan una inclinación en el techo, le da al XCeed un aspecto más coupé y un aire dinámico a la parte trasera.

El techo tiene una línea caída al estilo de un coupé. El techo tiene una línea caída al estilo de un coupé.

El techo tiene una línea caída al estilo de un coupé.

Además, si lo comparamos con el primero de la familia, el Ceed, el XCeed ha pasado por el gimnasio. En lo que respecta a las medidas, ha ganado milímetros en todas las dimensiones del coche, a pesar de compartir la misma plataforma.

Con 4,395 metros totales, gana 85 mm de largo con respecto al Ceed (60 en la parte trasera y 25 en la delantera), 26 mm de ancho, 65 mm de altura en el capó y 48 mm de alto, además de ser 184 mm más alto con respecto al suelo.

Atractivo

Durante la prueba en suelo urbano, más de uno giró la cabeza a nuestro paso. Y más de los mismo cuando paramos el automóvil y nos preguntaron si el coche oscilaba en los 50.000 euros, precio por el que puedes adquirir en la misma marca un Stinger, que ronda los 300 CV. Por cierto, nada más lejos de la realidad con respecto al precio.

El XCeed, primer Kia con la instrumentación interior digital, oscila en precio desde los 22.800 euros (16.700 con descuentos) de la versión 1.0 T-GDi Concept (120 CV y manual de 6 velocidades) hasta los 34.750 (28.877 con descuento) de la versión 1.6 T-GDi Emotion (muy recomendable, por cierto).

Pero donde el XCeed gana es en la conducción. Por lo menos la versión que tuvimos ocasión de probar, la 1.6 T-GDi Emotion (antes mencionada), con 204 CV y caja de cambio automática de 7 velocidades, era más que suficiente para lo que puede ofrecer el XCeed.

El empuje llega algo tarde con respecto a la pisada del acelerador, debido a la caja de cambios, pero cuando llega el momento del turbo... el motor no se amilana, ni mucho menos. Consigue sin problema que pegues la espalda al respaldo.

La caja quizás goza de un cambio algo adelantado para un gasolina, pues a las 1600 revoluciones ya está metiendo la siguiente marcha (en vez de las 1800 que se podría esperar de una caja automática del estilo). Pero en el modo Sport la cosa cambia. Alarga mucho más las marchas y los 204 CV emiten un empuje que no dejan indiferente a nadie.

Del interior nos quedamos con su gran pantalla táctil. Del interior nos quedamos con su gran pantalla táctil.

Del interior nos quedamos con su gran pantalla táctil.

Conducción suave

La conducción, a su vez, es suave, el balanceo del coche goza de un equilibrio perfecto, nada pronunciado, y el agarre al asfalto no dio ningún problema, aunque algo contribuyeron los neumáticos de alta calidad.

Cabría mejorar, sin embargo, la dirección. Aunque no es demasiado dura, es muy poco intuitiva y hace difícil al conductor saber dónde se encuentran las ruedas del vehículo. Aunque, últimamente esto es tendencia en todos los coches recién salidos al mercado.

A su vez, la suspensión se hizo algo difícil en algún momento. Aunque el chasis soportó perfectamente el balanceo que nos ofrecían las sinuosas carreteras (y sus curvas) de monte de la región de Roquefort, Francia; la suspensión sufrió algo más en algún que otro badén pasado de altura.

A pesar de algunos detalles mejorables, el empaque del coche, así como unos precios bajos a cambio de una calidad nada desdeñable (tanto dentro del habitáculo como en el interior del capó, en las versiones altas) prometen del Kia XCeed uno de los baluartes de la marca surcoreana, tal y como espera la propia Kia.

Grandes expectativas

Las cifras que espera Kia son prometedoras. Siempre redondeando las cifras, ahora un 70% de las ventas de la familia Ceed corresponden al cinco puertas (de 700 a 800 coches al mes en términos absolutos), lo que deja el 30% restante repartido entre el Tourer (20%) y la gama 'shooting brake' del ProCeed (10%).

Sin embargo, las expectativas por parte de la marca son altamente optimistas. Desde Kia esperan que el XCeed triplique el volumen de ventas que juntarían sus otros tres parientes. Más de mil coches al mes.

Bien es cierto que, a pesar que la tendencia del mercado ha sido a la baja desde el mismo período del año pasado, Kia ha sabido mantener dentro del extraño círculo que ha seguido creciendo, un 1.6% en este caso.

La familia Ceed es, en parte, gran culpable de que la marca surcoreana siga creciendo en Europa por su décimo primer año consecutivo (aunque solo el 10% de las ventas correspondan al diésel).

Además,  partir de 2020, se espera implementar versiones híbridas PHEV en el Ceed Tourer y el XCeed. "No lo hemos hecho todavía porque no creemos tener la tecnología suficientemente refinada para los estándares que pide la Unión Europea", añadió Emilio Herrera, director de Operaciones de Kia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios