Manuel Casado | Presidente de la Real Federación Motociclista Española (RFME) "Soy optimista de poder retomar la actividad en el segundo semestre"

  • La RFME no descarta acabar la temporada en 2021 y aboga por la celebración de los Grandes Premios del Mundial de MotoGP en España con la ayuda del Gobierno y de las administraciones locales y territoriales

Manuel Casado, presidente de la Federación Española de motociclismo. Manuel Casado, presidente de la Federación Española de motociclismo.

Manuel Casado, presidente de la Federación Española de motociclismo. / RFME

Manuel Casado, presidente de la Real Federación Motociclista Española (RFME) asegura que es "optimista para poder retomar la actividad motociclista en el segundo semestre del año, quizás no se puedan hacer todas las carreras de la temporada pero sí la gran mayoría, siempre y cuando no haya un retroceso importante de la pandemia".

El presidente de la RFME se mostró muy satisfecho del trabajo realizado por el equipo que dirige Irene Lozano, presidenta del Consejo Superior de Deportes, en esta crisis por el coronavirus y destacó su capacidad de "conseguir llegar a un pacto incluso con el fútbol en general, aunque aún queden algunos flecos por pulir en lo que a nuestro deporte se refiere, si bien en líneas generales creo que debemos sentirnos más que satisfechos".

"Sin ninguna duda estoy convencido de que en términos generales vamos a conseguir sacar adelante una buena temporada motociclista salvo que haya un paso atrás muy grande en el sentido de que aumenten las infecciones y muertes y de no ser así, estoy convencido de que se va a poder desarrollar una gran temporada dadas las circunstancias", afirma convencido Casado.

–Una vez aprobado el regreso paulatino a los entrenamientos con el plan de vuelta a la ‘nueva normalidad’ ¿se podrá volver a entrenar con moto?

–En principio sí. Se abre la posibilidad de práctica deportiva, los paseos, salir a dar una vuelta para todo el mundo, lo anunció el presidente del Gobierno el pasado martes, pero no sólo eso, este lunes entra en vigor la fase 0 de la desescalada, que es la que permite el entrenamiento para profesionales y federados, son cosas distintas pues una cosa es el deporte para todo lo que no sea profesional o federado y otra cosa es los entrenamientos para estos con vistas a su preparación para el regreso a la competición.

–¿Es una cuestión mucho más específica?

–Sí, claro. Las generales se conocen pero estamos pendientes de lo que diga la normativa pues todo esto es algo que se planteaba dentro de la información que se solicitó al gobierno para el regreso a la normalidad que salió desde el Palacio de la Moncloa para lo que se llama esta nueva normalidad.

–¿Están en condiciones tras el anuncio de este regreso a la normalidad de establecer unos nuevos calendarios de competición? ¿Se verán muy recortados de pruebas estos nuevos calendario?

–No se está en condiciones de saber cuándo se va a comenzar porque dependemos de la 'desescalada' pues en el plan que ha publicado Moncloa estos días atrás, la previsión es que se realice en cuatro fases y la última, teóricamente si todo va bien y la pandemia evoluciona favorablemente como hasta ahora, se terminará a finales de junio con lo que daría posibilidad de empezar con las competiciones, que esta figura también está contemplada en la 'desescalada' en julio o más o menos en esas fechas, pero lo irán determinando según vaya evolucionando la pandemia. Nosotros a nivel práctico, la RFME, sí que tenemos preparados unos calendarios de las distintas modalidades deportivas de nuestro ámbito con una previsión de inicio a primeros de julio que evidentemente va a disminuir el número de carreras en todas las modalidades deportivas, en unas más y en otras menos, pero pensamos que se van a poder completar los campeonatos, aunque sea con menos pruebas a lo largo del segundo semestre del año, aprovechando agosto, que suele ser un mes inhábil para nuestro deporte y si tenemos que terminar la temporada a final de diciembre, cuando normalmente a final de noviembre ya está concluida o incluso tuviésemos la necesidad de llegar a enero de 2021 para el campeonato 2020 también lo utilizaríamos, pero todo eso lo definiremos cuando salga la normativa definitiva de la última fase de regreso a la normalidad.

–¿Su intención entonces es la misma que la planteada en el Mundial de MotoGP de intentar realizar el mayor número posible de carreras?

–Exacto. Nuestra idea es esa y creo que lo vamos a conseguir con seguridad y, precisamente quienes lo tienes más complicado son los del Campeonato del Mundo de motociclismo por todo el asunto del trasiego de los viajes y la movilidad entre países pero yo creo que en Dorna, que son unos grandes profesionales, sacarán adelante el campeonato y están barajando distintas posibilidades, como se sabe, de concentrar las carreras en el menor número de países e incluso hacer más pruebas en el mismo escenario y fin de semana, pero yo creo que sí que se va a conseguir.

–El Campeonato del Mundo cuenta en la actualidad con cuatro carreras en España. ¿Cabe la posibilidad que por nuestra climatología y las facilidades logísticas hubiese aún más carreras en España este año?

–Bueno, esa posibilidad existe pero tendrían que darse algunas condiciones especiales o particulares ya que hay una serie de circuitos en los que ya se ha pasado la fecha o que se han pospuesto o anulado, como es el caso de Jerez o Montmeló, pero dependerá de la situación particular de los circuitos, que depende de administraciones locales y todo eso hay que encajarlo, pero veo buenas perspectivas pues con las fechas que se están manejando para el regreso a la normalidad se está abriendo también la posibilidad del regreso de la hostelería y alimentación para que se vaya abriendo poco a poco, que también es muy importante para el desarrollo de estas competiciones de tan alto nivel y para las comunidades autónomas y sus administraciones locales y por eso espero que todo ello dé un impulso para que se puedan celebrar.

–¿El impacto económico que las carreras suelen tener en España, e incluso en Italia, unido a la climatología y al hecho de que la logística de traslado de todo el campeonato fuese mucho más fácil también deberían ser factores a tener en cuenta?

–Sí, yo creo que esos factores son importantes para favorecer la organización de estas carreras; lo primero y lo más importante es parar la pandemia y proteger la salud de todo el mundo, de los deportistas, del público, pero también hay que pararse a pensar que esta pandemia está generando unos problemas económicos a nivel general y la 'sostenibilidad' económica de todo el país es fundamental para salir de la crisis y todas las zonas que se encuentran alrededor de la celebración de los grandes premios supone una inyección en vena de ingresos económicos y por eso yo creo que habría que mover desde esas administraciones locales, territoriales y también desde el gobierno la celebración de estos eventos, siempre cumpliendo con la normativa sanitaria, pero si ya se está abriendo la posibilidad de los espectáculos a futuro y tras la desescalada, con limitaciones de aforo y distancia social, que son los protocolos que tenemos que ir definiendo en cada modalidad deportiva y, de hecho, el borrador del protocolo para el desarrollo de nuestro deporte ya ha vuelto al CSD con el visto bueno y en futuras fechas se pasará a las federaciones para que podamos hacer nuestros protocolos específicos sobre la base del general, pero todo esto es lo que nos va a ir abriendo poco a poco la puerta para volver a una normalidad deportiva y por eso soy optimista de que en el segundo semestre del año vamos a avanzar mucho aunque no creo que podamos llegar al ciento por ciento de la actividad deportiva que teníamos prevista a primeros de marzo pero sí muy por encima del cincuenta por ciento.

–El motociclismo se podría decir que tiene ciertas ventajas al ser muy individual y contar ya con sus protecciones específicas en muchos casos...

–Sí. En lo estrictamente deportivo, en lo que se refiere a los pilotos normalmente no es un deporte de contacto, puede haberlo esporádicamente, pero se suele hacer al aire libre y por ello es más complicado que exista una alta concentración del virus, por explicarlo de alguna manera, y a ese nivel es perfecta, en donde nos estamos centrando en los previsibles protocolos de cada modalidad es en evitar el contacto entre los equipos, en el momento de las salidas, el ‘paddock’, lavabos, servicios, control de entrada y de temperatura, que es lo que nos está llevando más tiempo, además del aforo de público y número de personas que se puedan mover en el interior del espacio, movilidad y distanciamiento como factores más importantes para evitar el contagio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios