Provincia de Cádiz

Fomento inyecta 1,5 millones para frenar la tierra en Arcos

  • El ministro De la Serna califica de emergencia la obra de la Verbena

  • Afirma que las máquinas pueden estar trabajando en tres meses

"¡llevamos doce años de calvario, ministro!". Este lamento y algunos más oyó ayer el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en su visita a Arcos.

Acudió para ver con sus propios ojos lo que tanto ha escuchado, dijo, por boca de otros representantes públicos. Y no es más ni menos que la tierra se mueve en Arcos, que hay una ladera, la de la Verbena, en la que viven 280 familias y que se desplaza por los movimientos del terreno. Y que hace falta dinero, mucho dinero, para consolidar este emplazamiento y frenar las grietas que campan por aceras, casas y calles. Así que el ministro llegó al lugar comprometiendo su palabra para buscar una solución y puso encima de la mesa 1,5 millones de euros del Gobierno de España para "garantizar, lo primero, la seguridad de las familias".

El alcalde, Isidoro Gambín (PSOE), ve insuficiente esta aportación del Estado

Íñigo de la Serna comprobó, acompañado del delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz; del alcalde de la localidad, Isidoro Gambín, y otras autoridades autonómicas, provinciales y locales, la zona cero de la Verbena. Es donde dos edificios ruinosos están separados por una gran grieta que los desplaza de cuajo. Evidenció, a través de los testimonios de los vecinos, la odisea que llevan encima para buscar el apoyo de todas las instituciones para salvar sus casas, unas moradas que 22 de estos afectados pagan religiosamente y a día de hoy, viven en otro sitio porque son ruinosas.

"Es bastante inconcebible que se haya mirado hacia otro lado. Uno viene y ve lo que ocurre y llega a la conclusión de que esto no es una obra importante, no es una obra necesaria ni prioritaria. Estamos ante una obra de emergencia. El Gobierno de España da un paso adelante. Vamos a actuar y lo vamos hacer muy rápido", explicó el ministro ante vecinos, políticos y medios de comunicación. Así que Fomento tramitará por la vía de la emergencia estos trabajos en la Verbena, que darán continuidad a la primera fase que se ejecutó en 2012. De hecho, el proyecto de la Verbena se convertirá en el primer procedimiento de urgencia que firme el Ministerio de Fomento en lo que va de legislatura. "Mañana (por hoy) o el próximo lunes tendrá el alcalde de Arcos el convenio en la mano", dijo De la Serna.

Hay que recordar que Arcos arrastra este problema desde hace una década. En 2012, el Gobierno central, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Arcos (socorrido económicamente por la Diputación) rubricaron un acuerdo para intervenir en la zona, cuya inversión fue de 2,4 millones de euros. En aquella ocasión, la administración central aportó el 66% del total de esta cuantía, mientras que la autonómica puso el 21% y la Diputación un 11% del total.

Básicamente los trabajos de esta segunda fase se centrarán en seguir inyectando hormigón en las calles para fijar los edificios de esta urbanización afectada y contrarrestar los movimientos del terreno y realizar drenajes de agua de la zona.

El ministro de Fomento adelantó que tras el procedimiento de emergencia las máquinas podrían estar ya trabajando en la Verbena en el plazo de tres meses. "Soy consciente de la gravedad que está padeciendo el pueblo. Estoy comprometiendo mi palabra en nombre del Gobierno", apostilló. De la Serna aclaró que esta inversión de 1,5 millones es para ejecutar el proyecto geotécnico y garantizar la seguridad a las familias. En cuanto a la urbanización de la zona, dejó entrever que el resto de administraciones tendrán que sentarse para coordinar acciones.

Hay que recordar que todas las administraciones se han comprometido para salvar la Verbena. Encima de la mesa hay un estudio de intervención realizado por la Junta para seguir con los trabajos de consolidación de los terrenos, cuyo montante asciende a casi cinco millones de euros. Así que tras el anuncio del ministro, el Ayuntamiento, la Junta de Andalucía y la Diputación mostraron ayer mismo su sorpresa porque daban por hecho que el Gobierno volvería asumir la mayor cuantía de este presupuesto como ocurrió en 2012, aunque ese compromiso no se ha materializado en ningún papel.

El alcalde de Arcos, Isidoro Gambín, dijo tener, aún con el ministro presente en Arcos, un "sentimiento agridulce" porque "no es suficiente" la cuantía que aporta el Estado. El regidor, que viajó precisamente hace una semana a Madrid para negociar la cuantía, añadió: "Creo que 1,5 millones de euros es un tercio del proyecto, que está presupuestado en cinco millones. Es muy poco dinero, no llega ni al 50% de lo que hace falta. Entonces, ¿cuánto van a tener que poner la Junta y la Diputación? ¿Más del 50?", criticó. Gambín dijo que esta aportación tan esperada de Fomento "no es justa". "No es que quiera politizar con este tema, pero tengo que defender los intereses de mis ciudadanos y considero insuficiente la cantidad", concluyó el regidor arcense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios