Provincia de Cádiz

Irene García recuerda que fue el PSOE quien logró el acuerdo con EEUU

  • La dirigente socialista critica "las cortinas de humo, verdades a medias y anuncios improvisados" del PP con los astilleros

La secretaria general del PSOE de Cádiz, Irene García, criticó ayer las "cortinas de humo, verdades a medias y anuncios improvisados" del PP en relación a los los astilleros de la Bahía Cádiz y, por eso exigió "una apuesta seria y rigurosa" por las factorías gaditanas.

Para ello, la dirigente socialista animó al presidente de Navantia, José Luis Revuelta, a "empezar por él mismo" si quiere bajar sueldos, criticando además la estrategia "de medias verdades y de mentiras" que el PP viene desarrollando en torno a los astilleros de Navantia, "jugando con las esperanzas de los trabajadores".

García situó el anuncio de la reparación de buques del escudo antimisiles desplegado en la Base de Rota "en una aparente novedad que únicamente quería restar legitimidad a la manifestación en demanda de carga de trabajo convocada por los propios empleados de Navantia". Criticó que el presidente provincial del PP, Antonio Sanz, haya aparecido como "el gran conseguidor, como el autor de un aparente milagro", pero apuntó que "no podrá ocultar que el Gobierno del PP no ha sido el impulsor de ese acuerdo, sino que el mismo es consecuencia del esfuerzo, del trabajo y del compromiso con los astilleros que el PSOE sí mantuvo durante los años en los que gestionó el Ejecutivo de la nación". De hecho, en plena rueda de prensa, Irene García dio paso a un vídeo de una comparecencia de José Luis Rodríguez Zapatero, en su etapa de presidente del Gobierno, cuando anunció el acuerdo del escudo antimisiles en Rota.

Del mismo modo, García reiteró la exigencia para que Sanz centre sus esfuerzos en exigir a Mariano Rajoy el cumplimiento del acuerdo del Consejo de Ministros de 29 de julio de 2011 para la construcción de la segunda fase de los BAM, cinco nuevos buques con un presupuesto máximo de 740 millones de euros, "que debía traducirse en un inmenso balón de oxígeno para sus Navantia y sus trabajadores". La dirigente socialista le pidió a Sanz que "sume su voz" a la de los propios trabajadores y la del PSOE para exigir a la dirección de Navantia y de la SEPI, así como al Gobierno de la nación, que "frene inmediatamente cualquier intento de agresión a los empleados de los astilleros tras las amenazas vertidas recientemente por el presidente de esa compañía".

García, que recordó la propuesta que el pasado miércoles se aprobó a instancia del PSOE en el Pleno de la Diputación, se reafirmó en que los socialistas van a situarse "en primera línea de ese rechazo" y van a exigir a los responsables del PP que sean "coherentes con lo que votan".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios