Provincia de Cádiz

Muere una anciana tras inhalar humo al quemársele la comida

  • La mujer, de 94 años, vivía sola en Alcalá del Valle · Fue atendida en el centro de salud y falleció antes de poder ser trasladada en un helicóptero al hospital

Una anciana falleció al mediodía de ayer en Alcalá del Valle tras haber inhalado humo al quemársele la olla de comida que ella misma se estaba preparando en su domicilio. La víctima se llamaba Antonia Rivera Gavilán y tenía 94 años.

Los hechos sucedieron sobre las once y media de la mañana. Al parecer, la anciana se dejó en el fuego una olla con comida, que prendió en llamas, y como consecuencia de ello, se llenó la cocina y la casa de humos.

La mujer, que vivía sola en una vivienda emplazada en la calle Pío XII y estaba soltera, inhaló humo, que pudo ser la causa de su muerte. Los mismos vecinos y algunos familiares fueron los que dieron la voz de alarma y sacaron a la accidentada hasta la calle. Tras lo ocurrido se personaron los servicios sanitarios del pueblo, que la trasladaron aún con vida hasta el centro de salud.

Una vez allí, nada pudieron hacer por ella, que moría una hora más tarde al parecer por intoxicación del humo. Hasta el municipio había sido enviado un helicóptero para trasladarla a un centro hospitalario, cuya tripulación se tuvo que dar la vuelta ya que ya había fallecido.

Desde la Policía Local, varios de cuyos agentes se personaron en la casa, informaron a este diario que no hizo falta la intervención de los Bomberos, ya que ni la cocina ni el resto de inmueble se vieron afectados por el fuego. Únicamente fue preciso proceder a ventilar la casa al estar las estancias llenas de humo. A primera hora de la tarde, la gente del pueblo comenzó a velar sus restos en su propia casa.

En Sanlúcar, de otro lado, un hombre resultó afectado por inhalación de humo al registrarse un incendio en una casa, en el número 1 de la calle Noria, mientras dormía la madrugada de ayer. El fuego se desató a las cinco de la mañana en un salón de la planta superior del inmueble, de dos pisos, en el que se encontraba durmiendo el herido. Las llamas, según informaron desde el Consorcio de Bomberos, cuyos efectivos extinguieron el incendio, se propagaron a mobiliario y aparatos eléctricos, mientras las altas temperaturas alcanzaron el techo y parte de las vigas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios