Provincia de Cádiz

Ricardi, a punto de ser libre al fin

  • El fiscal del Tribunal Supremo acaba de emitir un informe en el que se muestra a favor de conceder la "libertad absoluta" al portuense, condenado por error por violación y encarcelado casi 13 años

"Yo no me siento libre aún", decía Rafael Ricardi Robles hace ya cerca de un año, cuando por fin fue excarcelado tras casi 13 años en prisión por una violación que no cometió. Y lo repetía en enero pasado, cuando por fin el Tribunal Supremo le comunicaba su decisión de aceptar la presentación del recurso para revisar su condena. Hoy, al menos, está ya a punto de poder sentirse libre de manera definitiva porque su caso acaba de dar un paso crucial.

El fiscal del Tribunal Supremo acaba de emitir un informe en el que se muestra a favor de que se le conceda la libertad absoluta. Porque Ricardi, pese a que ya desde julio pasado un informe del Instituto Nacional de Toxicología estableció que los restos biológicos de la violación atribuida al portuense correspondían a los dos jerezanos a los que apuntaba la Policía desde abril como únicos autores de la agresión sexual, sigue teniendo que ir dos veces al mes a firmar al ser aún un preso en tercer grado.

El artículo 959 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal establece que el recurso de revisión "se sustanciará oyendo por escrito una sola vez al fiscal y otra a los penados". Al penado en esta ocasión, al portuense, ya se le había 'oído' con la interposición del recurso por parte de su abogada, Antonia Alba. Faltaba ahora oír al fiscal, y se le acaba de escuchar a través del informe que ha presentado.

Un informe en el que, según ha podido saber este diario, el máximo responsable del Ministerio Público del Alto Tribunal añade una coletilla. Y es que, tras decantarse a favor de dar la libertad absoluta a Rafael Ricardi, el documento agrega "teniendo en cuenta que ya están siendo procesados los otros dos imputados".

Y es que, curiosamente, el fiscal del TS no ha dado a conocer su dictamen a favor de la libertad total para el condenado por error hasta que no se ha producido el procesamiento de Fernando P. y Juan B. , los dos jerezanos a los que la Policía considera, no sólo autores de la violación atribuida al portuense, sino de toda la oleada de agresiones sexuales que se registraron en municipios de la Bahía de Cádiz (El Puerto, Puerto Real y Jerez) entre 1995 y 2000.

Porque cabe recordar que ha sido este pasado lunes cuando ambos individuos comparecieron ante el titular del Juzgado de Instrucción Número 3 de El Puerto, Miguel Ángel López Marchena, para serles notificado su procesamiento por la violación que aún pena Ricardi.

Los dos negaron su participación en la salvaje agresión sexual que sufrió una joven en julio de 1995 en la urbanización de Valle Alto, en El Puerto. El juez ratificó la prisión para ambos (en realidad, para Juan, porque para Fernando ya lo había hecho semanas atrás). No en vano contra ambos hay pruebas más que solventes: el famoso informe de Toxicología de julio pasado que confirmaba que era el ADN de ambos el que estaba presente en restos biológicos hallados en la ropa y en la vagina de la víctima. Un informe que movió a la fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Cádiz, Ángeles Ayuso, a reclamar la excarcelación inmediata de Ricardi, quien por fin a finales del mes de julio del pasado año, abandonaba la prisión de Topas, en Salamanca.

Casi 13 años había estado en la cárcel. Y ahora, casi un año después, aún falta que el Supremo lo declare inocente. Y su fallo, dice la Ley, será "irrevocable".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios