Provincia de Cádiz

La Villa de Grazalema lleva diez meses cerrada y sin rastro de la reforma prevista

  • La Junta recuperó en enero la gestión del negocio de Tugasa y anunció que lo reabriría en 2011 convertido en un cuatro estrellas

La Villa Turística de Grazalema, uno de los alojamientos más visitados de la Sierra de Cádiz, permanece cerrada desde enero a la espera de un proyecto de reforma integral que, diez meses después, no ha comenzado. Una valla impide el acceso al establecimiento propiedad de la Junta de Andalucía, situado a apenas 500 metros del centro del municipio, y un cartel anuncia que está 'cerrado por reformas' aunque no hay ni rastro de actividad.

La Villa Turística cerró sus puertas en enero, justo el día en el que la Administración regional recuperó la gestión del negocio que hasta entonces estaba en manos de Tugasa, la red hotelera de la Diputación de Cádiz. La Consejería de Turismo anunció su intención de incluir la Villa de Grazalema en la red de Villas Turísticas de Andalucía, un proyecto ideado en 2006 y que ha empezado a funcionar este mismo año con el objetivo de integrar a las diez villas de la región para configurar una oferta de interior diferenciada y de calidad.

En la iniciativa participan la empresa Hotelux, Turismo Andaluz -Junta de Andalucía- y varias cajas andaluzas. Hasta ahora, se ofertan cinco establecimiento, entre los cuales no está la Villa de Cádiz, pendiente de una reforma que empieza a acumular serios retrasos.

Cuando recuperó la concesión, la Consejería de Turismo anunció un plan de mejora de las 24 habitaciones y las 38 villas que forman el complejo de Grazalema, instalaciones en un pésimo estado de conservación. La Villa incrementaría su categoría de las tres a las cuatro estrellas en una operación que fue tasada en torno a los cinco millones de euros en un informe elaborado por la Junta hace varios años.

La Administración cerró el establecimiento el mismo enero tras llegar a un acuerdo con los representantes de la treintena de trabajadores del hotel (afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo). La obra debería comenzar en el primer semestre y estar terminada a mediados de 2011, pero los plazos son ya de muy difícil cumplimiento.

La alcaldesa de Grazalema, María José Lara (PSOE), apuntó ayer que ha solicitado una reunión a la Consejería de Turismo para abordar el tema. "Es una infraestructura muy importante para el municipio de la que necesitamos que esté cuanto antes disponible. Además, siempre ha sido muy rentable", apuntó.

La Villa Turística de Grazalema fue contruida por la Diputación de Cádiz. En 1992, la institución cedió la titularidad del edificio a la Junta para que ampliara sus instalaciones con la construcción de las 38 villas junto al hotel principal. Pese al cambio de propidad, Diputación siguió gestionando el complejo bajo la firma de Tugasa.

El hotel es uno de los más conocidos y visitados de la comarca. En 2009, las ventas de la Villa Turística ascendieron a 551.000 euros, de los que 175.000 correspondieron al servicio de restauración y 376.000, a de alojamiento, según los datos publicados por Diputación. La cifra representa alrededor del 20% del volumen de negocio de la red hotelera Tugasa, que desde este año debe cuadrar sus cuentas sin su emblema grazalemeño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios