Provincia de Cádiz

Un barco encalla frente a Gibraltar por el temporal

  • Los 31 tripulantes son rescatados por un helicóptero español

Nuevo incidente marítimo en la Bahía de Algeciras. El buque granelero Fedra, de bandera liberiana, encalló a última hora de la tarde de ayer junto a Punta Europa, en aguas de influencia de Gibraltar, debido al fuerte temporal de levante. El barco, de 35.000 toneladas de peso y 200 metros de eslora, perdió el ancla por la mañana y, tras estar durante horas a la deriva, chocó contra las rocas situadas entre el faro y la mezquita de la colonia británica, a escasos metros donde siguen descansando parte de los restos del chatarrero New Flame. El Ministerio de Fomento español envió a la zona una embarcación Salvamar, cuatro remolcadores y un helicóptero de Salvamento Marítimo, mientras que Gibraltar desplegó varias embarcaciones para tratar de rescatar a los 31 tripulantes del Fedra. Asimismo, una grúa se incorporó posteriormente a las labores. Según pudo saber este diario, a las doce de la noche, cinco personas habían sido ya rescatadas y habían sido trasladadas al hospital San Bernardo de la colonia para realizarles un examen médico. Al cierre de esta edición aún continuaban con las tareas; si bien, el resto de la tripulación se encontraba a salvo a bordo del buque de bandera de Liberia.

Además de este suceso marítimo, el fuerte temporal de viento que empezó a azotar al Campo de Gibraltar desde primeras horas de la mañana causó numerosos daños materiales en toda la comarca y dejó además dos heridas leves, ambos en Algeciras. En concreto, un hombre sufrió policontusiones tras desplomarse una palmera sobre el vehículo en el que se hallaba en la avenida Virgen del Carmen, mientras que una mujer fue llevada igualmente al hospital tras ser alcanzada por un contenedor al que el viento desplazó en la calle Ojo del Muelle.

El viento, además, causó la muerte de un caballo tras ser aplastado por una rama en una finca de Taria, mientras que en San Roque se produjo el hundimiento de una decena de embarcaciones y un vertido de fuel ligero sobre el atraque C del pantalaán de la refinería de Cepsa. El incidente, que provocó que parte del vertido cayera al mar, se produjo durante una operación de descarga desde el barco Mar Victoria.

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, por su parte, decidió cerrar el puerto, lo que ocasionó que más de 700 personas permanecieran en la estación marítimo a la espera de que se reanudara el tráfico marítimo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios