Cultura

Fallece Wes Craven, un maestro del terror

El reconocido cineasta estadounidense Wes Craven, un maestro del cine de terror, falleció este domingo a los 76 años en Los Angeles a consecuencia de un tumor cerebral, una muerte que deja huérfano al icónico Freddy Krueger, personaje que atormentó en sueños a una generación.

El anuncio de la desaparición del realizador fue confirmado durante la tarde del domingo en su cuenta oficial de Twitter con una fotografía en blanco y negro del artista en la que se podía leer su nombre, el año de su nacimiento (1939) y el de su defunción (2015). Durante más de 40 años de carrera, Craven dirigió más de una veintena de filmes entre los que destacaron dos sagas, 'A Nightmare on Elm Street' y 'Scream'. Natural de Cleveland, en Ohio, Craven estaba actualmente casado con su tercera esposa, Iya Labunka, productora y exvicepresidenta de los estudios Disney, con la que contrajo matrimonio en 2004. Tenía dos hijos, una hijastra y tres nietos.

Craven no lo tuvo fácil. Fue taxista antes de lograr meter la cabeza en una productora neoyorquina donde le dieron trabajo como editor de sonido y, lo que era más importante para él, la oportunidad de poder luchar por dedicarse a contar historias en la gran pantalla.

Se estrenó como director y guionista en 1972 con 'The last house on the left', aunque no volvió a dirigir hasta 'The Hills Have Eyes', otra historia de miedo que vio la luz en 1977 a la que siguió 'Deadly Blessing' (1981), 'Swamp Thing' (1982) e 'Invitation to Hell' (1984).

En 1984 le llegaría el turno también 'A Nightmare on Elm Street', título que terminaría marcando el género de terror durante las décadas posteriores. En ese filme el público conoció por primera vez a Freddy Krueger, un despiadado asesino de cara quemada y navajas en las manos que elimina a sus víctimas en sus sueños.

'Scream' fue su otra joya taquillera en la que un grupo de amigos aficionados al cine de terror comienzan a ser ejecutados por un misterioso asesino vestido con una túnica negra, capucha y una máscara calavérica con la boca abierta de par en par.

En su filmografía se incluyen títulos ajenos al género al que dedicó su vida, como el drama 'Music of the Heart' (1999), por el que Meryl Streep logró una nominación al Oscar, y la cinta de suspense 'Red Eye' (2005).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios