Cultura

La Generalitat vuelve a recurrir y pide la devolución de los bienes trasladados a Sijena

  • El Gobierno aragones manifiesta su "sorpresa", "cabreo" e indignación con Méndez de Vigo por permitir la interposición

Una imagen de la llegada de los bienes a Sijena el pasado lunes. Una imagen de la llegada de los bienes a Sijena el pasado lunes.

Una imagen de la llegada de los bienes a Sijena el pasado lunes. / Efe

Comentarios 1

Los servicios jurídicos de la Generalitat de Cataluña han recurrido la orden del juez de Huesca que autorizó la entrada en el Museo de Lérida para recuperar los bienes del Monasterio de Sijena, en un escrito en el que piden retrotraer las actuaciones y la devolución de las piezas trasladadas.

En su recurso de reposición, el Gobierno catalán reclama la nulidad de la providencia dictada por el juez que autorizaba la entrada en la institución museística "incluso con la fuerza pública", ejecutada finalmente entre la madrugada y la mañana del pasado lunes.

El escrito de la Generalitat alega "indefensión" ya que, subraya, la Ley de Enjuiciamiento Civil prevé para los casos de entrada en un domicilio "sin consentimiento" que debe de ser en forma de auto judicial a fin de dar la posibilidad a la parte demandada de presentar alegaciones.

Además, consideran los servicios jurídicos que la medida acordada por el juez fue "injusta y desproporcionada" ya que, en su opinión, "nada justificaba dicha extraordinaria actuación fuera de los horarios habituales de intervención de los juzgados civiles".

El escrito, que firma el letrado de la Generalitat Xavier Muñoz, critica la utilización de la fuerza pública al entender que provocó como resultado una "imagen lamentable" para la parte demandada. Tras asegurar que ni la Generalitat ni el Museo de Lérida, ni sus funcionarios son "merecedores" del trato recibido, el recurso ve "incomprensible" la utilización de la fuerza pública.

"No existen antecedentes -agrega- que pudieran hacer suponer una actitud hostil de los responsables del museo que justificasen tal medida", por lo que las considera "totalmente desajustadas a los principios que rigen el cumplimiento de las resoluciones judiciales".

Señala también el escrito que el plan de intervención acordado "no respetó" el horario de los funcionarios a pesar de que el director del museo "se había ofrecido para abrir las instalaciones a primerísima hora de la mañana del día 11".

Por estas razones, los servicios jurídicos piden retrotraer las actuaciones antes de la ejecución de la sentencia y reclaman la devolución de las piezas, "por haber salido las mismas sin haberse respetado el procedimiento legalmente establecido".

Por su parte, tras conocer que el ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, ha permitido la interposición de este segundo recurso de reposición, la consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, ha manifestado que el Ejecutivo autonómico ha pasado "de la sorpresa, al cabreo y en este momento a la indignación".

Según ha indicado, desde el Ejecutivo autonómico han experimentado "sorpresa" porque el Gobierno central, que puso en marcha "mecanismos excepcionales para garantizar la legalidad en Cataluña, no cumpla de motu proprio una sentencia que desde el 15 de noviembre tiene la obligación de cumplir" de forma que "da lecciones, pero que no se las aplica cuando se refiere a Aragón".

Igualmente, han sentido "cabreo", cuando "horas antes" de poder ir el Gobierno de Aragón, con sus propios efectivos, al Museo de Lérida a recoger los bienes de Sijena, actuando de manera subsidiaria, "porque eso es lo que dice el juez en su providencia", se "intenta plantear un recurso para impedir que Aragón recupere su patrimonio, la legalidad y su dignidad".

Finalmente, ha mostrado su "indignación" ya que el ministro, "además de incumplir la legalidad, de reírse de los aragoneses, es cómplice de un expolio que la Generalitat lleva mucho tiempo ejerciendo sobre Aragón" al pretender "quitar las piezas que están aquí aduciendo a no sé qué falta de forma, dando lecciones de legalidad, cuando en la Generalitat llevan dos años y medio incumpliendo las sentencias".

Mayte Pérez ha calificado de "gravísima" la actitud del Gobierno central, "que nuevamente se ha plegado a los intereses partidistas del PP, se ha puesto de parte de su partido en esto, traicionando claramente y no defendiendo los intereses de Aragón, atacando la dignidad de los aragoneses".

La consejera ha anunciado que el Gobierno de Aragón "va a hacer lo que siempre ha hecho, defenderse, al ser el único que puede conseguir recuperar la legitimidad y la defensa de los derechos a través de la unidad y de la fortaleza ante provocaciones".

Pérez ha lamentado que el ministro lleve desde el 1 de diciembre "sin comunicarse" con ella, lo que, a su entender, es "otra muestra de deslealtad y desprecio". "Ni se ha dirigido a mí, ni por supuesto al presidente" de la Comunidad, el socialista Javier Lambán, "ante hechos que que merecían por lo menos haber charlado".

En este sentido, ha dicho que "lo que pasó el 11 de diciembre en Lérida, que fue responsabilidad exclusiva del Gobierno central por no haber cumplido la sentencia motu proprio", cuando se tuvo que desplegar un operativo para poder trasladar las piezas, que "hubiese merecido haber hablado con Aragón".

Sin embargo, desde el 1 de diciembre, Méndez de Vigo está "sin comunicarse con nosotros, seguramente les dará vergüenza porque están haciendo una defensa descarada de los intereses de Cataluña en perjuicio de los de Aragón".

Pérez ha esgrimido que si hasta ahora ha defendido que las acciones desarrolladas son fruto de la aplicación de una decisión judicial que nada tiene que ver con el artículo 155 de la Constitución, ni con la política, sino con "lo estrictamente jurídico", el Gobierno central, con estos recursos, "lo convierte en política" y "pone en evidencia el interés partidista que tiene". 

La consejera también se ha referido a la pieza que el pasado lunes no se encontró en el Museo de Lérida de las 44 que debían regresar a Aragón, que ahora ese centro cultural ha localizado, una pintura de la Inmaculada, a quien ha pedido que "traslade al juzgado que la ha encontrado" y "no mediatice, ni utilice políticamente" esta cuestión.

"Es al juzgado a quien tienen que dar explicaciones", y después el letrado del Gobierno de Aragón "tendrá que reclamar al juzgado esa pieza", una vez que la perito de la Comunidad aragonesa ya ha elaborado un informe diciendo que faltaba una obra, ha relatado la consejera.

Pérez ha aclarado que esto "no les eximirá de su responsabilidad porque esa pieza debería de estar en el museo y desconocemos el estado en el que se encuentra" por lo que "tendrán que dar las oportunas explicaciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios