Cultura

La polaca 'Ida' se impone en los Premios del Cine Europeo

  • Marion Cotillard y Thimoty Spall entraron en un palmarés que no tuvo ganadores españoles

La Academia Europea del Cine se rindió anoche a la belleza de Ida, un cuento demoledor contado en blanco y negro que hurga en la historia reciente de Polonia, al reconocerla como Mejor Película Europea de 2014. Su director y guionista, Pawel Pawlikosvski, que también ha sido elegido el mejor en ambos trabajos,venció a las opciones nada desdeñables de Turist, de Ruben Óstlund, Leviathan, de Andrei Zvyagintsev, Winter Sleep, de Nuri Bilge Ceylan y Nymphomaniac de Lars Von Trier. "Ha sido una noche fantástica, no sólo para mi sino para Polonia", dijo un exultante Pawlikowski ganador absoluto de la noche con cinco premios: película, director, guión, fotografía y el Premio del Público.

Ninguno de los candidatos españoles ha conseguido convencer a los académicos de la EFA para traerse a casa la estatuilla dorada que reproduce a una bella mujer sin nombre: la madrileña Marian Álvarez (La herida) perdió frente a la francesa Marion Cotillard por Dos días, una noche, de los hermanos Jean y Luc Dardenne, y el sevillano Paco León tuvo que ceder el título de mejor comedia al italiano Pierfrancesco Dilliberto por La mafia uccide solo D'estate. Y ni La herida, de Fernando Franco, ni 10.000 kilómetros, de Carlos Marqués-Marcet, lograron el premio de nuevos realizadores FIPRESCI, que obtuvo The Tribe, del ucranio Myroslav Slaeoshpytski. Tampoco el cortometraje español Pequeño bloque de cemento con pelo alborotado conteniendo el mar, de Jorge López Navarrete, consiguió el premio, que ganó The Chicken, de la joven realizadora alemana Una Gunjak.

Pero el momento más emocionante llegó cuando la cineasta Agnès Varda, creadora y musa de la nouvelle vague, recibió, con la sala puesta en pie y entre aplausos, su galardón a toda una vida dedicada al cine. "Esto es demasiado, sentaos", decía sin falsa humildad la veterana realizadora. "He sido muy afortunada. El cine lo ha significado todo para mí. Mi amor por el cine, por su forma de trascender y por las dificultades que me planteaba, fueron probablemente las cosas que me llevaron a esta vida. Desde el fondo de mi corazón, gracias", expresó.

La Academia Europea también consideró como mejor actor del año al británico Thimoty Spall por su papel en Mr. Turner, un personaje que ya le valió los premios de interpretación en los festivales de Cannes y Sevilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios