XXIII Festival de Jerez

Nuevos espacios y más público español destacan en el balance del Festival de Jerez

  • El certamen alcanza un 90% de ocupación, un 95,5% en cursos y un 100% en las peñas 

  • La próxima edición se celebrará del 21 de febrero al 7 de marzo de 2020, con un 65% de espectáculos ya programados

Balance del Festival de Jerez Balance del Festival de Jerez

Balance del Festival de Jerez / Vanesa Lobo

“Los datos son muy positivos. Jerez es, durante unos días, la capital del flamenco”. La XXIII edición del Festival de Jerez, celebrado del 22 de febrero al 9 de marzo, presentó ayer su balance de boca de la alcaldesa Mamen Sánchez; Francisco Camas, teniente de alcaldesa y delegado de Dinamización Cultural; e Isamay Benavente, directora del certamen. 

Sánchez destacó “las altas cotas de calidad y prestigio” a las que llega el Festival, “un evento internacional, un icono de identificación de la ciudad, que se extiende a muchos rincones de Jerez”.

Un balance del que Isamay Benavente subrayó el impulso de espacios como Villavicencio, la recuperación de Villapanés y del ciclo al completo de ‘De peña en peña’ y la participación de más españoles en los cursos del Festival. “En las clases magistrales hemos tenido una afluencia masiva de público español. Es la primera vez que pasa esto en el Festival ya que hemos reforzado los cursos los fines de semana. Un tema que se mantendrá las próximas ediciones”, apuntó Benavente.

Hay que destacar que un 65% de los cursillistas que vienen son repetidores y más de un 20% lo han hecho en más de 10 ocasiones. 

La directora del Certamen destacó “el elevado nivel creativo y artístico” de los espectáculos que han compuesto el programa, que han sido “de primera línea, que se pueden ver en cualquier teatro del mundo y que van en líneas generales más hacia una estética más contemporánea, con producciones muy trabajadas”.

Otra imagen del balance del Festival ayer en el hall del Villamarta. Otra imagen del balance del Festival ayer en el hall del Villamarta.

Otra imagen del balance del Festival ayer en el hall del Villamarta. / V. L. (Jerez)

Tras manifestar que “el modelo de Festival está consolidado”, confesó que “cada año hay que trabajarlo como si fuera la primera vez” con el objetivo de “atraer y seducir al público”. Y propuso premiar, entre los galardones que ya se dan durante el Festival, la labor de iluminación de las propuestas.

En concreto, los datos hablan de un 90% de ocupación de espectáculos del Villamarta, 80% de otros ciclos, 95,5% en cursos y clases magistrales y 100% de las peñas. Recuperación de un ciclo este último del que Benavente dudó en un principio por la asistencia de público a las peñas más alejadas, “pero la realidad me ha demostrado que el horario del mediodía y combinarlo con la gastronomía local ha funcionado”. 

“La gran casa en la que se ha convertido el Festival para los artistas también se han notado en los lazos que se han establecido con otros proyectos y otros Festival. Y es que se desarrolló aquí la primera gran reunión de festivales flamencos”, recordó la directora del Villamarta, que apuntó que el certamen también ha concentrado un alto número de programadores. Asimismo, la contratación de artistas ha sido de 490, 154 los empleados directamente por el Festival.

El amplio respaldo obtenido por el XXIII Festival de Jerez pone de relieve la importancia de esta propuesta singular y su gran repercusión a nivel regional, nacional e internacional. Esta repercusión exterior se concreta en la presencia de 74 medios acreditados. En cuanto a la repercusión en estos, los impactos han sido de 780, una valoración publicitaria de 2,61 millones de euros y una audiencia de 122 millones de personas.

Respecto a los países participantes, Japón sigue liderando, seguido de EEUU y España. Los 40 países de procedencia del alumnado representan a la práctica totalidad de los continentes repartidos entre lugares tan remotos como Singapur, Austria, Argentina, Chile o Turquía.

La ocupación hotelera durante los 16 días de la muestra ha sido del 75 % y la Oficina Municipal de Turismo atendió a 2.524 personas, un 18% más que en la pasada edición. De estas 2.524 turistas, más de la mitad eran españoles procedentes de Andalucía, Madrid, Castilla y León y Cataluña, entre otras comunidades autónomas. Casi un 9 por ciento de los turistas atendidos eran franceses, el 8,5 por ciento ingleses y el 6,6 por ciento alemanes. “Festival y Jerez están muy entrelazados. Tal es la fuerza del flamenco y, por supuesto, de la cultura. Estamos ante un Festival que no sólo se siente, sino que se vive”, concluyó Sánchez.

El XXIII Festival de Jerez está patrocinado por el Instituto Andaluz del Flamenco y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a través del Inaem, la Fundación Cajasol, Bodega González-Byass, Cajasur y el Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Jerez-Xérés-Sherry, Manzanilla y Vinagre de Jerez. Además, cuenta con la colaboración de Diario de Jerez, Canal Sur Radio, Radio Jerez Cadena Ser, y la página web globalflamenco.com. A todos ellos la alcaldesa les expresó su agradecimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios