José Quevedo 'Bolita'. Guitarrista

“No es fácil mover a 12 músicos, pero es una delicia tocar con ellos”

  • El jerezano expone el próximo sábado en el Alcázar ‘Caótico Bolita Big Band’, el espectáculo que le valió el Giraldillo en la última Bienal de Sevilla

El guitarrista José Quevedo 'Bolita'. El guitarrista José Quevedo 'Bolita'.

El guitarrista José Quevedo 'Bolita'. / Félix Vázquez

La mente inquieta de José Quevedo ‘Bolita’ le ha llevado a estados y caminos poco habituales en el concepto flamenco. Sus ganas de explorar y salir de lo cotidiano permiten al guitarrista jerezano sumergirse en otros conceptos musicales, conceptos que como él mismo sugiere “tienen mucho que ver con el flamenco, aunque no lo parezca”. Así ha nacido ‘Caótico Bolita Big Band’, un espectáculo que, dentro del ciclo Noches de Bohemia, llega el próximo sábado al Alcázar.

–No suele ser habitual que se apueste por programar este tipo de espectáculos...

–Es cierto, por eso tengo que darle las gracias al Ayuntamiento, que me llamó para exponer este proyecto, y más si cabe en una tierra como es Jerez, tan complicada.

–Usted presentó este proyecto en la Bienal, lo retomó en el Festival y ahora lo culmina en el verano jerezano...

–Sí, la idea surgió para exponerla en la Bienal, y allí se hizo con todos los músicos. Porque en el Festival, aunque fue algo similar, no tuvo nada que ver al ser menos músicos. Ahora seremos trece músicos, contando conmigo, y eso supone una apuesta importante, más que nada porque estamos hablando de que son músicos de nivel internacional. Hay saxo, trompeta, trombón, contrabajo, percusión, palmas y cante. En una big band normal del jazz está el piano y la batería pero yo he cambiado esto por el cante y la percusión.

–¿Y ha cambiado mucho el enfoque que le ha querido dar?

–No ha cambiado, hay que tener en cuenta que este tipo de propuestas tiene que tener una estructura, no se puede salir ahí a improvisar.

–Supongo que cuando uno se mete en un proyecto de esta dificultad, que le otorguen el Giraldillo en Sevilla es una ventaja...

–Bueno, fue una satisfacción porque no es fácil que la Bienal te reconozca, por allí pasan los mejores. Para nosotros, el Giraldillo ha sido el fruto del trabajo, aunque si te digo la verdad cuando uno empieza un proyecto no es bueno pensar en dónde va a llegar. Hay que embarcarse y ya está, aunque sé que es complicado porque somos 13 personas y mover eso hoy en día es difícil. Lo bueno es que cuando subes al escenario y te pones a tocar, es una maravilla.

–Uno de los objetivos de Caótico era plasmar todo ese proceso musical en un disco en directo, ¿podrá o no podrá ser?

–Sí, en principio esa es la idea, lo que pasa es que por una razón u otra no hemos podido meterle mano hasta ahora. Mi intención es grabar en directo y que quede ahí, a ver si en cuanto pase todo el verano me pongo. Reconozco que soy una persona muy perfeccionista y a veces me cuesta empezar porque estoy todo el día maquinando, pero ya digo, mi ilusión es poder hacerlo.

–Para este concierto contará con la presencia de Miguel Poveda, todo un lujo..

.–Sí, Miguel es muy buena persona y cuando se enteró del concierto me dijo ‘¿qué pasa que vas a celebrar tus 30 años y no me vas a invitar?’ Yo le dije que no tenía dinero para pagarle (risas). Para mí, que haya querido estar conmigo el día 20 de julio es una alegría, ya no por su categoría como artista sino por lo que es Miguel para mí, que es un amigo. Él aportará su granito de arena y bueno, ojalá el público disfrute.

–¿Y habrá algo más?

–Bueno, eso lo guardo para ese día, aunque sí adelanto que habrá más sorpresas.

–Ya por último, ¿cómo se presenta el verano?

–Muy bien, no me puedo quejar. Ahora he terminado un trabajo como director musical para Marina Heredia, que se estrena esta semana en Granada. Se llama ‘Lorca y Granada en los Jardines del Generalife’ y estará desde el día 18 de julio hasta final de agosto. Luego, también tengo varios festivales a partir de agosto, la verdad es que no me puedo quejar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios