Cultura

Sin fronteras ni falsos argumentos

Apartir de que el arte abstracto tomara cartas de naturaleza, la creación artística se dividió en dos bandos que generaron - y lo siguen haciendo - filias y fobias a favor y en contra de la figuración y del arte no imitativo. La contienda se hizo duradera y encontrar resquicios para una paz que permitiera abrir perspectivas ha sido ingrata y compleja labor. Yo mantengo que los rescoldos siguen vivos y las banderas continúan en alto con pocos visos de acabar con tan crudas e irreconciliables posturas. Situaciones absurdas que, sin embargo, mantienen heridas abiertas; incluso, dentro de la propia profesión que, todavía, magnifican inamovibles posiciones. En las últimas décadas, un nuevo elemento entró en esa lisa de actitudes encontradas, la acción; es decir, la obra artística surge de un acto, de un concepto que se pone en marcha en las más variadas circunstancias, en procesos vivos y en acciones que superan lo que siempre se ha considerado como planteamientos canónicos.

El CAAC promueve la exposición ENTRE LA FIGURACIÓN Y LA ABSTRACCIÓN, LA ACCIÓN en la que se observan tres claros objetivos. En primer lugar presentar obras importantes de la Colección del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Con ello los fondos existentes en el CAAC están permanentemente vivos y adquieren un valor inmediato y de servicio para disfrute general. Una colección institucional como esta debe permanecer inmediata al pueblo, ser un vehículo de acercamiento a todos, que diluya las diferencias que se tienen con las complejidades de lo contemporáneo. Y una exposición como ésta es la fórmula idónea para romper fronteras. Las piezas en un almacén no son más que objetos inertes, ajenos a la realidad. En segundo lugar pone de manifiesto que la creación artística actual puede estar al margen de banderías estéticas e intereses que a poco conducen. En este sentido la exposición plantea que existen fórmulas para un arte total, sin interferencias, abierto a los planteamientos más generales, sin cortapisas y lleno del mayor y del mejor sentido. El arte no debe tener compartimentos estancos; debe ser sólo el modo de expresión que transporte el concepto creativo del artista, sea cual fuere su intención, su argumento y sus posiciones plásticas, estéticas y conceptuales. Por último, la muestra sitúa, en un mismo plano, a artistas de muy dispar naturaleza; creadores grandes pertenecientes a diferentes generaciones, a credos distintos y a espacios geográficos andaluces, españoles e internacionales.

ENTRE LA FIGURACIÓN Y LA ABSTRACCIÓN, LA ACCIÓN CAAC. Sevilla

La exposición se estructura en varios apartados que intentan diluir fronteras y aglutinar realidades artísticas que sumen y no diferencien. Así, en "Geometría", la racionalidad abstracta de PABLO PALAZUELO convive con esa personalísima figuración de LUIS GORDILLO. Por su parte, VALIE EXPORT lleva una idea sobre las relaciones inestables de lo masculino y lo femenino a una fotografía con líneas referenciales. El apartado "Repetición " nos introduce en los estamentos de la acción con obras que se articulan sobre experiencias en las que interviene el compromiso actuante del público. Obras de ISIDORO VALCÁRCEL, DORA GARCÍA, LOTTY ROSENFELD y AGUSTÍN PAREJO SCHOOL, el recordado colectivo malagueño. Por su parte, "Azul" nos introduce en los universos del genial YVES KLEIN y sus acciones en las que chicas desnudas, embadurnadas de pintura azul, pintaban con sus cuerpos desnudos a modo de pincel sobre los lienzos en blanco. Obras figurativas y abstractas de CURRO GONZÁLEZ y JOSÉ MANUEL BROTO, respectivamente, con fuerte presencia de este color, comparten escenario con la acción del colectivo feminista americano GUERRILLA GIRLS. "El Consumo" sirve para configurar obras de distinta naturaleza plástica y conceptual de JESÚS PALOMINO, MANOLO QUEJIDO y la fotografía de la argentina MARTA MINUJÍN. "El Feminismo " lo plantea, con todo tipo de formas y creencias artísticas, cinco artistas andaluzas de ineludible experiencia en las fórmulas relacionadas con los problemas de género. Son PILAR ALBARRACÍN, MARIAJOSÉ GALLARDO, CRISTINA LAMA, MARÍA CAÑAS y ÁNGELES AGRELA. Un curioso apartado tiene como idea principal "El dibujo ( y el pelo)". La obra de IGNACIO TOVAR sobre la melena de Rita Hayworth; las Capilografías - dibujos de mechones de pelo - de MAR GARCÍA RANEDO; las líneas discontinuas en las obras de JOAQUÍN YVARS y la inequívoca, personal e intransferible obra de LOUISE BOURGEOIS, configuran uno de los apartados más atractivos. Obras de tres grandes artistas internacionales forman el grupo llamado "Paisaje (domesticado). De BILL VIOLA nos encontramos, además de dos esculturas de amplio campo estructural, la videocreación "The Darker Side of Dawn" ( El lado oscuro del amanecer", protagonizada por la vida de un árbol. Junto a Viola, piezas de ADOLFO SCHLOSSER, con sus elementos extraídos de la naturaleza, y de REBECCA HORN, con ese interés por los animales. "Catástrofe" acoge obras del colectivo ruso CHTO DELAT, con imágenes impactantes de acontecimientos reales. La representación de lo ambiguo se observa en la serie de CARRIE MAE WEEMS, que comparte escena con obras de referencia suprematista de ELENA ASINS, donde el blanco y el negro marcan rutas de poderosos minimalismos. Figuración, abstracción y acción conviven, sin interferencias, en las obras de WOLFGANG TILLMANS, FERNANDO ZÓBEL, ANA MEDIETA y el genial GUILLERMO PÉREZ VILLATA; componiendo el grupo "Lo primigenio". Por último, "La Violencia" centra el interés artístico del gran LUCIO MUÑOZ, con aquellas obras informalistas que tantos caminos abrieron en la pintura española. Junto a él, obras de contundencia formal y conceptual de HERMANN NITSCH y del fotógrafo japonés DAIDO MORIYAMA.

Estamos ante una muy buena exposición que nos pone en las rutas absolutas de un Arte diáfano donde todo convive sin disfunciones espurias. Una exposición para introducirnos de lleno en el más puro arte contemporáneo, ese que se surte de estamentos variados y sin complejo alguno

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios