bebe. cantautora

"El 'reggaeton' no está reñido con la reivindicación"

  • Bebe regresó ayer a Sevilla para presentar en un concierto en el marco del ciclo 'Pop CAAC' la reedición de su disco de 2015 'Cambio de piel'

La cantautora extremeña Bebe lanza la reedición del álbum 'Cambio de piel'. La cantautora extremeña Bebe lanza la reedición del álbum 'Cambio de piel'.

La cantautora extremeña Bebe lanza la reedición del álbum 'Cambio de piel'. / luca Piergiovanni / efe

-algunos dicen que Bebe se ha pasado al reggaeton y ha dejado su lado más reivindicativo. ¿Acaso son incompatibles?

-No, para nada. Creo que todo lo que uno quiera puede ser compatible siempre y cuando lo haga. Una cosa no está reñida con la otra. No son incompatibles. El reggaeton es un género que puede hablar de muchas cosas. Además, en la vida unas veces tienes ganas de cantar y bailar y otras, de hacer cosas más reflexivas. Me guío en función de lo que mi corazón me va pidiendo. Cuantas más cosas hagamos, más interesante será; desde luego mucho más que estar siempre en un mismo lugar.

-Sus padres fueron los culpables de introducirla en el mundo de la música. ¿Le gustaría serlo con su hija?

-De alguna manera son maravillosamente culpables. Gracias a ellos yo soy lo que soy. Nos inculcaron la música a mí y a mis hermanos de una manera totalmente natural, que es como también lo está viviendo mi hija.

-¿La maternidad la ha cambiado como artista?

-Influye en todo lo que haces, claro. Mi hija es responsable de que haya mucha más alegría en mi último disco. El otro día íbamos con una amiguita suya que le preguntó: "¿Ah, pero tu madre no es tu cantante favorita?". Claro que no, cómo le va a gustar su madre todo el rato. ¡Qué horror, qué aburrida! Es verdad que le encanta La consulta, la canción que hemos hecho con Rasel y Xantos, porque es muy alegre y la bailamos juntas. Me hace mucha ilusión cuando me pide que se la ponga.

-Volvemos a escuchar su voz en la gran pantalla. Tiempo pequeño le valió el Goya a la mejor canción hace diez años y ahora ha incluido otra en la película Señor, dame paciencia.

-He tenido la divina suerte de cantar con los chicos de Bombai Solo si es contigo y la película llegó después. Es un regalo, una canción muy fresca. Hacer cosas que forman parte de mucha gente es un privilegio.

-En 2006 su carrera como actriz despegaba con La educación de las hadas o Caótica Ana. ¿Volvería a hacer cine?

-Me encantaría volver a actuar, pero si no puedo estar al cien por cien prefiero no hacerlo. Es un reto, pero también tengo claras cuáles son mis prioridades.

-Sus procesos creativos entre disco y disco son bastante largos. ¿Cómo los vive?

-Hago una vida normal y tranquila para que todo tenga un sentido. Para mí es muy importante mantener mi rutina, vivir cosas, reflexionar sobre ellas y poder escribirlas, con lo cual entras en una dinámica de trabajo bastante fuerte porque las cosas no llegan volando. Requiere tiempo. Entre el primer y el segundo disco estuve tres años de gira, hice dos pelis y me fui de viaje, durante el que escribía todo el tiempo, alimentándome de mucha música, reponiéndome. Realmente no estás parada nunca. El proceso creativo es largo y aparte tienes que vivir. Si no vives cosas, qué cuentas.

-Su última polémica en redes sociales saltó al desmarcarse del feminismo, cuando se dio a conocer con Malo, precisamente una canción que denunciaba la violencia de género.

-Me enseñaron a defender los derechos de la mujer desde que nací, es algo que tengo adquirido, no necesito llevar ninguna etiqueta. Me parece genial la gente que se las pone y es feminista. No tengo nada en contra pero yo no necesito definirme de eso modo. Hacemos mejor las cosas cuando hombres y mujeres somos un equipo, no cuando queremos estar unos por encima de otros. Las mujeres tenemos cosas maravillosas de las que los hombres deberían aprender. Pero a ellos les da miedo porque perderían eso que tienen los machos: la supremacía. Me parece fenomenal la moda que hay ahora, pero a veces hay que tener cuidado porque se pervierten los términos. Todo esto hay que enseñárselo a nuestros hijos desde pequeños como algo natural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios