Los índices bursátiles europeos registraron leves avances en la sesión de ayer, manteniendo el tono optimista ante la perspectiva de que los bancos centrales puedan comenzar a rebajar sus tipos en primavera. El EuroStoxx 50 subió un 0,5% y el Íbuez un 0,19, en tanto que el S&P 500 y el Nasdaq permanecían prácticamente planos al cierre de los mercados europeos.

Los datos económicos publicados a lo largo del día respaldan el escenario de una desaceleración gradual que moderaría las presiones inflacionistas. Las órdenes industriales cayeron más de lo esperado en Alemania, las ventas minoristas de la Eurozona crecieron apenas un 0,1% en octubre y los costes laborales unitarios en EEUU descendieron un 1,6% anualizado en el tercer trimestre, gracias a la notable mejora de la productividad.

Esto contribuyó a que prosiga la tendencia a la baja de las rentabilidades de los bonos gubernamentales. La del bono español a 10 años cae un punto básico hasta el 3,20% y el estadounidense al mismo plazo 6 pb hasta el 4,12%, continuando la estabilidad en las primas de riesgo soberanas y en los diferenciales corporativos.

Las cotizaciones del petróleo prolongaron sus caídas tras los vagos compromisos de la OPEP+ para recortar más las cuotas de producción. El barril de Brent se sitúa cerca de los 75 dólares, mientras que el oro retrocedió hasta 2.045 dólares la onza tras alcanzar esta semana su máximo histórico. El dólar estadounidense sigue recuperándose, cotizando de 1,08.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios