Análisis

Juan Alfonso Romero

El Ministerio de la Soledad

Nos levantamos a las cinco y media de la madrugada para pasear al perrito pero tenemos abandonados a nuestros mayores. En el mejor de los casos, en una residencia de ancianos. ¿Hemos llegado a una situación algo contradictoria? ¿Defendemos a los animales antes que a las personas? ¿Será cuestión de prioridades? Es curioso o mejor dicho alarmante que tengamos este gran déficit de cariño a los nuestros. Nos hemos deshumanizado en este sentido. En la sociedad actual en la que vivimos cualquiera tiene un perrito, un gatito, un animal de compañía (conste que no es una crítica a los que tienen mascotas sino a los que abandonan a los mayores). También están los de ‘tarifa plana’ que se llevan veinte horas al día en Facebook diciendo ‘generalidades’ por no decir ‘chorradas’ defendiendo el ‘sexo de los ángeles’ y compartiendo sin contrastar ‘fake news’. En una sociedad en la que tenemos más y mejores medios para comunicarnos estamos ‘haciendo agua’ en el trato, cuidado y atención a nuestros mayores. La soledad es un mal que afecta a todo el mundo. De hecho, en Reino Unido se ha convertido en un asunto de Estado. Han creado el Ministerio de la Soledad. Es un problema que no se centra sólo en un corte de edad, aunque realmente afecta en su mayor parte a las personas de más de 75 años. La situación afecta a 9 millones de personas, lo que supone casi un 14% de la población total de ese país.

En diferentes informes consultados podemos ver que la soledad es tan perjudicial para nuestra salud como el hecho de fumar 15 o 20 cigarrillos al día. La soledad elegida es una bendición pero la soledad impuesta produce un gran dolor.

En España y, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su encuesta continua de hogares, en 2017 había 49.100 personas más que en 2016 viviendo solas. Los hogares formados por una sola persona crecieron en 2017 un 1,1% con respecto a 2016 hasta alcanzar los 4,7 millones, lo que supone el 25,4% del total de los hogares españoles, aunque la población incluida en estos sólo representa el 10,2% del total.

De este modo y con un año de carencia de los informes consultados, podemos observar que vamos muy rápidos acercándonos a la necesidad de crear también en España otro Ministerio de la Soledad porque ya el ‘Ministerio de los Tiesos’ lo tenemos desde hace mucho tiempo, quizás no oficial pero sí oficioso. Mi propuesta, mi ilusión es que la única Soledad que nos una a todos sea exclusivamente un Viernes Santo la preciosa imagen de nuestra Señora que sale de la Iglesia de La Victoria y vaya usted condió.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios