Análisis

Marifé de Paz Secretaria del Centro de Jerez de la ACdP

El cambio de nombre del CEIP José María Pemán

El Centro de Jerez de la Asociación Católica de Propagandistas quiere mostrar su desacuerdo a la decisión tomada por el CEIP José María Pemán de cambiar de nombre, tras la solicitud presentada a la Consejería de Educación de la plataforma por la memoria democrática de Jerez, apelando a la ley de memoria histórica. Memoria que parece siempre inclinarse del mismo lado y que no ha dado opción a los padres de alumnos del colegio que no querían cambiarlo.

José María Pemán es conocido mundialmente por sus poemas, ensayos, novelas y artículos. Participó activamente en política durante el reinado de Alfonso XIII, la II Republica y el franquismo, ocupando diversos puestos relacionados con la cultura: director de la Real Academia de la Lengua Española, Presidente de la Asamblea Cervantina de la Lengua Española, miembro de la Real Academia de Jurisprudencia, Presidente del Ateneo de Cádiz, Secretario del Centro de Cádiz de la Asociación Católica de Propagandistas. Fue condecorado por el Rey Juan Carlos I en 1981 con el Gran Collar de la Orden del Toisón de Oro. Entre otras distinciones figuran la Gran Cruz de Carlos III, la Orden Civil de Alfonso X El Sabio, la Orden del Sol de Perú y la Orden del Mérito de Ecuador. La Universidad de Sevilla lo nombró en 1974 doctor honoris causa de la Facultad de Filosofía en Cádiz. Desde 1952 presidió el Consejo de la Real y Benemérita Institución de los Caballeros Hospitalarios de San Juan Bautista de Cádiz y formó parte de la presidencia del Consejo Privado de Don Juan, padre del Rey Juan Carlos I.

Hijo de su tiempo, vivió los años de la guerra civil y el franquismo y aun considerándose monarquico, católico y liberal se adaptó al nuevo régimen, aunque muy pronto se fue distanciando progresivamente y adoptando una posición cada vez más crítica contra las decisiones de Franco.

Insigne gaditano, según Francisco Umbral es "el mejor articulista de la historia del periodismo español por encima de Larra y Cavia". Amigo de Manuel Machado y Rafael Alberti, al que ayudó a volver a España. Admirado por periodistas y escritores, incluso por el propio alcalde de Cádiz de Podemos, quien no piensa cambiar el nombre al Teatro Pemán.

La memoria histórica ha de ser objetiva y no usarla en beneficio propio. Ha pasado ya casi medio siglo del Régimen de Franco que gran parte de la población no vivió y ocho décadas de la guerra civil y parece que no quieren dejar cicatrizar las heridas.

Nuestro ilustre dramaturgo no sólo bien merece dar nombre a un colegio y que su busto presida el hall del Teatro Villamarta, sino un reconocimiento al gran escritor de aguda prosa y humor fino andaluz, que como muy bien dice Antonio Burgos, refundó literariamente Cádiz.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios