Análisis

Domingo Díaz

Los límites del humor

Hay quien se enfada con el humor; muchos se lo toman en serio. Ayer vi en Facebook un vídeo del humorista David Broncano y comparto su opinión: el humor no debe tener límites. ¿Por qué tienes que enfadarte si se meten con un colectivo al que perteneces? Estaríamos todos cabreados constantemente. El humor es bueno incluso cuando te toca de cerca. Ejemplo: nadie puede hacer bromas con la religión porque es "mi creencia". ¿Y qué? Si yo creo en la divinidad de los calamares, ¿no se pueden hacer bromas sobre los calamares? El otro día en internet me reía con una publicación que decía: "El 'tumbaito' no hará estación de penitencia porque tiene ganas de levantarse". La publicación fue retirada de la web porque los creadores habían recibido muchos comentarios en contra e incluso amenazas. Me parece una falta de respeto de los que amenazan, claro. El humor es una buena escopeta, pero aceptarlo es el mejor chaleco antibalas. A mí "se me han caído los pelos de tanto reírme", que diría la canción.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios